El caso del jugador atlético Lucas Hernández es el último de una larga serie de deportistas de élite que cometieron delitos de diferente índole y que han sido exculpados por la sociedad o por los medios de comunicación deportivos. Estos deportistas han estado implicados en delitos fiscales, estafas, violencia de género, delitos contra la seguridad vial o abusos sexuales, por citar algunos, unos delitos por los que la misma sociedad que les exculpa ha condenado a personajes, por ejemplo, de la política o del mundo del espectáculo.

Lucas Fernández ha sido el último de los futbolistas implicados en denuncias por violencia de género o por agresión a su pareja. Finalmente fue puesto en libertad con cargos y con una orden de alejamiento mutua. No obstante, el fútbol español conoce otros casos. El más sonado es el del delantero del Real Betis Balompié Rubén Castro, el máximo goleador de la historia del club en Primera División. El jugador canario va a ser juzgado por siete delitos de maltrato y uno de agresión sexual a su ex pareja. Algunos de los actos violentos del futbolista fueron patadas en el estómago, agarrones en el cuello y golpes en la cara.

Rafael Van der Vaart, que también jugó en España (Real Madrid y Betis), reconoció asimismo públicamente haber agredido en su esposa, Sylvie Meis. El centrocampista chileno Gary Medel fue denunciado por su ex pareja por maltrato físico y psicológico mientras jugaba en el Sevilla FC. El jugador alemán del Levante UD Christian Lell fue detenido por violencia de género acusado de agredir a su ex pareja. También ex jugadores agredieron a compañeras. En España, Juanele, ex jugador del Sporting de Gijón y del Tenerife, fue condenado a un año de cárcel por golpear a su ex mujer con un bate de béisbol. En el ámbito internacional, Diego Armando Maradona fue acusado de malos tratos por Rocío Oliva y por su ex mujer Claudia Villafañe. Incluso hay un vídeo donde se puede ver cómo “el Pelusa” propina un golpe a la primera. De estas denuncias no se libran de los árbitros, ya que el colegiado Alfonso Pino Zamorano fue investigado por presuntos malos tratos a su hija menor de edad.

 

Delitos sexuales

También hay casos de delitos sexuales. El delantero canario Braulio Nóbrega fue condenado por dos faltas de vejaciones, un delito de lesiones y dos de abuso sexual. Fue detenido durante un entrenamiento de su club de entonces, el Real Zaragoza. Braulio fue denunciado por una mujer a la que agredió en la calle y le incitó que se acercar a su vehículo mientras él se masturbaba. La otra denuncia fue por manosear los pechos a otra mujer.

El caso más reciente lo encarnan los jugadores de la Sociedad Deportiva Éibar Antonio Luna y Sergi Enrich, quienes grabaron sin consentimiento un encuentro sexual con una joven, por más que en el vídeo se ve cómo la mujer les indica que no graben con un claro “Para. Eso no”. Durante el verano de 2016 se hizo pública la presunta implicación en el caso Torbe del jugador del Manchester United David de Gea y el jugador del Athletic de Bilbao Iker Muniain tras la declaración de una testigo protegida. La implicación de los futbolistas está archivada.

 

Fraude fiscal

Pero los delitos de los futbolistas y deportistas de élite no se quedan en lo sexual o en las relaciones con las mujeres. Los delitos fiscales se empiezan a perfilar como habituales. El caso más sonado fue el del argentino del FC Barcelona Lionel Messi tras ser condenado a 21 meses de cárcel por fraude fiscal. En total, “la Pulga” defraudó 4,1 millones de euros en tres años. Su compañero de selección y de club, Javier Mascherano, también fue condenado a 1 año de prisión por el mismo delito.

El brasileño del Barça Neymar se enfrenta en la actualidad a una acusación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional por corrupción en los negocios relacionados con los contratos formalizados con el FC Barcelona para su fichaje. La Fiscalía solicita para él una pena de dos años de cárcel. El jugador del Sevilla FC y del Real Madrid Davor Suker realizó ingeniería financiera para evadir a Hacienda el IRPF correspondiente a sus derechos de imagen.

La Audiencia Nacional reclamó a Luis Figo 2,4 millones de euros impagados a Hacienda durante sus años como jugador del Barça. 3,5 millones de euros se le reclamaron al jugador camerunés Samuel Eto’o correspondientes al IRPF de su ficha con el FC Barcelona y por los ingresos recibidos de la marca deportiva Puma. En el último mes hemos tenido noticias de investigaciones sobre otros jugadores como Xabi Alonso, Luca Modric, Cristiano Ronaldo, Fabio Coentrao, Pepe o el entrenador Jose Mourinho. En el caso de la estrella del Real Madrid se ha llegado a hablar de una desviación impositiva de más de 150 millones.

Los anteriores son algunos ejemplos, pero hay más. Entre otros, delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes o con delitos contra la seguridad vial.

la ciudadanía les indulta de esos comportamientos por el mero hecho de ser sus ídolos

 

“Era una puta”

Lo que más sorprende es la actitud de la ciudadanía ante los desmanes de estos deportistas de élite. Da la sensación de que se les indulta de esos comportamientos por el mero hecho de ser sus ídolos. Incluso se les jalea, como en el caso de Rubén Castro, en el que incluso desde la grada del Benito Villamarín se le jaleó por haber maltratado a su ex pareja con cánticos como “Rubén Castro, alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien”. Algo parecido pudimos comprobar con el caso de Luna y Enrich, quienes fueron vitoreados por la calle por los aficionados destacando su “hombría”.

Lo mismo ocurre con la defensa que hacen los clubes y la ciudadanía respecto a los jugadores o deportistas denunciados o condenados por evasión fiscal. La expresión “si yo pudiera hubiera hecho lo mismo” es algo que se escucha con frecuencia cuando sale algún nuevo caso. Quizás lo más ignominioso fue la campaña impulsada por el propio FC Barcelona para apoyar a su estrella después de haber sido condenado a 21 meses de cárcel. Desde la política catalana incluso se llegó a afirmar que la condena a Messi era un ataque a Cataluña.

incluso se llegó a afirmar que la condena a Messi era un ataque a Cataluña

Pero Messi no es una excepción. El Real Madrid hizo público un comunicado de apoyo a Cristiano Ronaldo cuando salieron a la luz las informaciones sobre el posible desvío de dinero a paraísos fiscales o durante el caso en el que el delantero francés Karim Benzema fue detenido y puesto a disposición judicial por un presunto delito de extorsión.

¿Cabe imaginar la reacción de la ciudadanía si todo lo expuesto lo hubieran realizado políticos, artistas u otros personajes públicos? Indignación, minutos de radio y televisión, páginas y páginas en la prensa. Todos unos chorizos, todos unos machistas, todos unos maltratadores, todos unos cerdos. Sin embargo, los futbolistas/deportistas parecen tener bula tanto por parte de los ciudadanos, sean o no aficionados, como por los medios de comunicación deportivos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. “El país donde la sociedad indulta a futbolistas y deportistas de élite” ……. Triste pero cierto. Eso también pone de manifiesto el mediocre nivel ético de esta sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =