La Audiencia Provincial de Baleares ha convocado a los condenados Diego Torres e Iñaki Urdangarin a la vista que tendrá lugar el próximo jueves 23 de febrero para decidir si ordena alguna medida cautelar antes de que la sentencia dictada por el alto tribunal sea firme. Los jueces castigaron a Torres a ocho años y medio de prisión y a Urdangarín a seis años y tres meses de cárcel.

Tal y como anunció este periódico, Anticorrupción reclamó la celebración de la vista con el fin de decidir sobre la situación de los dos condenados en el marco del caso Noos .

El acto, que tendrá lugar a puerta cerrada, permitirá que las partes reclamen la medida cautelar que estimen oportuno, que iría desde la prisión provisional hasta que la sentencia sea firme a la personación en el juzgado cada semana o cada mes o la retirada del pasaporte.

Sin embargo no parece que el fiscal Pedro Horrach este por la labor de buscar un castigo ejemplarizante para los acusados. Ya lo intentó en la instrucción del caso, intentando salvar de la quema a la infanta Cristina, provocando un enfrentamiento con el juez Castro, instructor del caso. Ahora pretende hacer lo mismo con su marido. No sabemos si también con Pedro Torres. Al menos, eso se desprende, tras su declaraciones al programa Espejo Público de Antena 3 Televisión, en las que ya adelantó la trampa que utilizará para que Iñaki Urdangarin no entre en prisión hasta que la sentencia sea firme. El fiscal solicitará prisión “preventiva con fianza, con lo que depositando la cantidad estipulada excluiría el ingreso” de Urdangarín y Torres en la cárcel.

Alguien debería recordarle al Fiscal que su misión, en tanto que Ministerio Público, es la de velar por el cumplimento de la ley, y no solo la de representar a la acusación en los Tribunales. Y si puede haber riesgo de fuga en unos condenados como Correa, Crespo o “El Bigotes”, existe mayor riesgo, si cabe, en alguien cuya residencia esta fijada fuera de España.

La solicitud iría en contra del criterio general que tiene establecido la Fiscalía, que reclama esta medida para penas superiores a cinco años de cárcel aunque no exista condena confirmada por el Tribunal Supremo. El mismo caso de Correa, Crespo y ”El bigotes”, antes mencionados, pero aquí si se pidió el ingreso en prisión por un supuesto riesgo de fuga. Esperemos que como en el caso del presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, el Fiscal General del Estado, también muestre su disconformidad con esta decisión del Fiscal Horrach, sería un gesto “ecuánime” de José Manuel Maza.

El alto tribunal consideró a Urdangarín culpable de los delitos de prevaricación en concurso con falsedad en documento público y malversación de caudales, fraude a la administración, tráfico de influencias y dos ilícitos penales contra la Hacienda Pública. A Torres, por su parte, le declara autor de prevaricación en concurso con falsedad documental, fraude a la administración, tráfico de influencias, delito contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − Diez =