Todo indica que la militancia socialista se está organizando;  el movimiento que en las bases del PSOE comenzó el mismo fin de semana que en el Comité Federal se provocó la dimisión del Secretario General, Pedro Sánchez.

Ese movimiento que clama democracia interna en toda España, en lugar de apagarse, como consecuencia de la nula acogida que ha tenido y tiene por parte de la Gestora,  cada vez suena más alto.

Casi a diario, leemos que, por provincias o comunidades, los militantes socialistas se están organizando, y lo que en un principio podía parecerse al ejército de Pancho Villa, todo indica que cada día que pasa la organización, comunicación y trabajo de las bases pueden ser una variable a tener en cuenta si queremos tener la fórmula correcta para analizar el futuro del PSOE.

Una variable que los que hoy dirigen la Gestora en Madrid no tuvieron en cuenta; el hartazgo de miles de personas que en sus respectivas agrupaciones empezaban a ver lo poco que era tenido en cuenta su voto; que sólo eran llamados para trabajar y obedecer; ello, unido a  la generalización de las  tecnologías de la información y la comunicación,  que han favorecido de una manera inestimable la conexión entre los socialistas de toda España, ha provocado que, salvo excepciones nada honrosas, se esté pidiendo de forma masiva la celebración inmediata de unas elecciones primarias y un Congreso para el PSOE.

En política las formas son imprescindibles y, utilizadas por quienes, con más o menos legitimidad, dependiendo de con quien hablemos, están gestionando el partido, no fueron ni las correctas, ni las reglamentarias, ni las justas (de Justicia).

Esto último, lo injusto, es lo que no parece que estén dispuestos a aceptar con resignación los que militan en el PSOE; por primera vez, en la larga historia del partido, se había elegido a un Secretario General con el voto directo del militante, un Secretario General que además, consultó a sus bases un posible pacto de gobierno; un Secretario General que por fin entendía lo importante que era contar con la militancia no sólo para el trabajo físico, sino también para decidir lo mejor para nuestro país; en definitiva, un Secretario General que confiaba, como no podía ser de otra manera,  en el criterio de quien le eligió para ser su representante.

Por todo lo anterior, si yo fuera la Gestora, empezaría a pensar cómo arreglar este problema; buscaría de inmediato un interlocutor entre la militancia diseñando en común  el futuro del partido socialista, con un calendario claramente definido, y  pediría perdón, al menos mostraría un ápice de arrepentimiento, por haber vuelto la espalda a la militancia socialista.

La aritmética en Democracia es definitiva, y la  única forma de que el PSOE no tienda a la desaparición, es contar con quien trabaja, con quien con una carga ideológica y de responsabilidad, tira del socialismo en la calle y, como están demostrando saben organizarse y quieren recuperar la dignidad que perdieron cuando, aunque indirectamente, por primera vez en su vida y sin previo aviso ni consulta, su voto fue entregado a la derecha.

Otra salida para la Gestora, si son realistas, no hay.  De momento tienen el poder orgánico, pero cada día que pasa las bases se alinean en un mismo sentido, hacia la recuperación de su voz y la democracia interna.

El tiempo juega en contra de los que mandan en Ferraz.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. La pregunta es: ¿Tiene algún sentido el PSOE en la actualidad?
    En mi modesta opinión debería dejar paso a otras formaciones políticas jóvenes. Al igual que las personas, lo viejo debe desaparecer y dejar que lo joven tome con fuerza la iniciativa.
    Vemos con tristeza y pesar como se está convirtiendo en una fútil comparsa del PP.
    Hay que poner punto y final a esta penosa degradación de lo que fue el PSOE. Y la señora Díaz se encargará, con su soberbia y trapacería, de darle la puntilla.
    Un cordial saludo, señora Maldonado.

  2. Yo le voy a contestar a Anselmo. ¿Acaso te refieres a Podemos? el partido que hace 36 horas mediante una moción de censura en Bullas (Murcia) ha entregado el gobierno al PP, o en otros 15 ayuntamientos, o en Asturias, ¿Partido Nuevo?, uhmm ¿De verdad que el tal Iglesias con su comunismo desfasado, cuya obsesión es ser el partido más votado de la izquierda?, tu amigo si que eres antiguo. La única alternativa a la derecha casposa es el PSOE y punto. Años atrás ya sufrimos a otro comunista que entregó España a Aznar causante de la mayor crisis y corrupción que ha sufrido nuestro país. Los experimientos con gaseosa. España necesita un partido social, de izquierdas, libre, justo y solidario, en otras palabras, el PSOE que las bases están luchando por imponer en la sociedad del siglo XXI, vosotros los carcas como el tal iglesias, como esperpento está muy bien pero no para las cosas serias que nos afentan a todos.

    • Pues no, no me refería a Podemos ni de lejos. Parece que tenía usted ganas de hablar de Pablo Iglesias y me ha cogido como excusa y de paso insultarme sin que yo haya dicho nada de eso que menciona. Lo que me ha quedado más claro todavía es que el PSOE está perdido si sus defensores o simpatizantes son como usted: de la vieja escuela de la ofensa, la amenaza, y del ordeno y mando.
      Sr. Martínez, el PSOE no es la única alternativa al PP, es su segundo de a bordo; o acaso no está viendo cómo está apoyando sus iniciativas (techo de gasto, etc.). Infórmese un poco más en lugar de despreciar de esa manera las opiniones de otras personas.
      Déle un saludo a Susana, que ya viene pisando fuerte.

    • Flavio, totalmente de acuerdo. Hoy sin ese “gran líder” que se denomina el macho Alfa, Rajoy estaría en la oposición y con el partido dividido. Votando NO, junto al PP, siguió los consejos de Anguita esperando el sorpaso…..y lo que finalmente se dará será el tortazo. Pero mientras tanto le ha regalado unos cuantos años de gobierno a la derecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − 10 =