El caso de la agresión machista del jugador del Atlético Madrid Lucas Hernández a su actual pareja se suma a una extensa lista de otros futbolistas de primer nivel que también han sido acusados en este país por malos tratos sobre sus parejas. La respuesta a estos casos por el entorno de los futbolistas sigue siendo el mutismo absoluto, la pasividad pasmosa y la condescendencia generalizada. Apenas alguna que otra muestra de condena o escasos pasos al frente para repudiar sin dudarlo estas agresiones. A lo sumo defender la presunción de inocencia del presunto agresor.

Ha sido el caso de Javier Tebas, presidente de La Liga de Fútbol Profesional, que se escuda en la cautela para no condenar inmediatamente los hechos. “Hay que ver las circunstancias, los hechos. Siempre digo que hay que respetar la presunción de inocencia. Esto pasó de madrugada y estamos por la mañana y casi queremos una condena. Ya no hay que ser cautos, si no ser normales, esperar lo que diga el juez, lo que hay y lo que ha pasado. Hay que profundizar, ver la situación. Si ha ido una ambulancia y las lesiones son graves, es un tema muy preocupante”. Estas han sido sus primeras declaraciones tras conocer los hechos. Y añade: “No me gustaría tener trabajando a mi alrededor a alguien que haya podido cometer una atrocidad de ese tipo, si ha sido así”, en declaraciones a Telemadrid.

Lucas-Hernandez

Pese a todo, el máximo responsable de la Liga de fútbol asegura que se trata de un “terreno” en el que están “supersensibilizados”. Teba cree que “no cabe ninguna excusa para no trabajar y apoyar en la lucha contra esta cuestión. Todos los días nos encontramos con violencia de género y un país no puede encontrarse con esto”.

El delantero bético Rubén Castro lleva 8 goles en Liga y pronto será juzgado acusado de 8 delitos

También el entrenador colchonero, Diego Simeone, mostró el mismo exceso de cautela con el caso tras conocer la noticia: “En realidad no tengo ninguna información oficial de lo que ha pasado y me parece apresurado dar alguna opinión de algo que en realidad no tengo información. Hemos leído escuchado las informaciones no oficiales y estamos en esa situación, mucho más de esto no podemos comentar”.

El futbolista del Atlético Madrid Lucas Hernández ha sido detenido este viernes de madrugada acusado de un delito de violencia de género, después de agredir a su novia en el domicilio que comparten en la urbanización Molino de la Hoz en Las Rozas. El futbolista la emprendió presuntamente a golpes después de llegar de madrugada a su casa en estado de embriaguez. Tal fue la paliza que la joven recibió que tuvo que ser atendida en un centro hospitalario.

Pese a todo, la pareja aún no había denunciado al jugador atlético, de 20 años y nacionalidad francesa. Pertenece al Atlético desde la categoría alevín y debutó en el primer equipo en diciembre de 2014. Es internacional sub 21 con la selección francesa.

La versión que el detenido ha dado a las fuerzas de seguridad en una primera declaración es completamente diferente y lo achaca a una caída accidental de su pareja las graves heridas que presentaba la joven.

Foto: La Sexta.
Foto: La Sexta.

El futbolista ha asegurado que tras cenar con varios compañeros del equipo regresó tarde a casa y su pareja se lo reprochó y golpeó el vehículo del jugador. Cuando intentó apartarla ella cayó al suelo, según el detenido.

El agresor fue arrestado por la policía local de Las Rozas a las 2:30 horas e inmediatamente trasladado a dependencias de la Guardia Civil, donde ha permanecido toda la noche hasta pasar a disposición del titular del juzgado número 7 de primera instancia de Majadahonda. El jefe de seguridad del Atlético de Madrid, Ricardo Sánchez, acompaña al joven futbolista.

Esta condescendencia mediática mostrada con el jugador atlético es la misma que actualmente recibe por ejemplo el futbolista del Real Betis Rubén Castro, que en ningún momento ha sido apartado de su puesto por el club y sigue jugando semana tras semana pese a tener que sentarse en el banquillo de los acusados próximamente en un juicio en el que se enfrenta a una acusación de siete delitos de malos tratos y uno de agresión sexual a su ex pareja. Incluso la Audiencia Provincial de Sevilla decidió en su momento amplió los cargos contra Castro atribuyéndole nuevas agresiones a su ex pareja no contempladas en un primer momento.

El decisivo delantero bético, que actualmente lleva ocho goles en la Liga de Primera División, se enfrenta a una petición de condena de entre cuatro y ocho años, peticiones respectivas de la Fiscalía de Sevilla y la acusación particular, que ejerce su ex pareja.

Otro caso muy mediático se produjo el pasado verano. La revista Interviú adelantó que los jugadores españoles internacionales Muniain y De Gea fueron declarados inocentes en el denominado ‘caso Torbe’ y ni siquiera tuvieron que acudir a declarar ante el juez después de constatarse “Iker Muniain y otro futbolista no agredieron sexualmente ni amenazaron a una joven prostituta en un hotel de lujo de Madrid”. Por su parte, el portero de la selección española David de Gea “no favoreció la prostitución”, como denunció la testigo protegida del caso. Tanto los investigadores policiales como la fiscal y el juez del denominado caso Torbe concluyeron que el encuentro sexual, en el que De Gea no participó, fue voluntario.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 19 =