El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy la expulsión de la carrera Fiscal a Emilio Valerio. Antes de ser nombrado teniente fiscal de Madrid en 2008, Valero fue fiscal de Medioambiente en la Comunidad de Madrid durante 13 años. En esa época, fue imputado por revelación de secretos.

La expulsión de Valerio de la Fiscalía, es el resultado de un expediente sancionador que concluyó en diciembre con una falta muy grave por el ejercicio de actividades incompatibles con su puesto. En concreto, la participación en varias sociedades.

Valero no recurrió esta decisión en el plazo establecido y la sanción de apartamiento del servicio se ha declarado firme en vía administrativa, lo que lleva a la orden de hoy en la que se le expulsa de la carrera fiscal.

En concreto, según el Estatuto del Ministerio Fiscal, el puesto es incompatible con “las funciones de director, gerente, administrador, consejero, socio colectivo o cualquier otra que implique intervención directa, administrativa o económica en sociedades o empresas mercantiles, públicas o privadas de cualquier género”.

Valero consta como administrador en varias empresas dedicadas al vino y la cerveza. De hecho, en una información de 2012 se le puede ver, junto a su padre y un hermano, brindar por la apertura de una nueva fábrica de cervezas en Navarra, con ayuda pública incluida. También podemos verle posando entre los barriles de sus bodegas.

En julio, cuando se le abrió expediente, ya fue separado de su cargo de forma provisional. Emilio Valero alegó entonces que se trata de empresas familiares y que tenía un “consentimiento verbal” para ejercer estas labores. La norma no establece ninguna excepción en las incompatibilidades para este tipo de casos.

Emilio Valerio puede recurrir esta orden de expulsión ante la Audiencia Nacional o ante el propio Ministerio de Justicia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =