Hoy es el Día de Europa. Si estás todo el día en Twitter, verás el HT pululando por ahí con muchos artículos relacionados con el tema. Lo más habitual será que esos artículos te hablen de las bondades y las maldades de pertenecer a la Unión Europea. Todo dependerá de quién lo escriba. Personalmente, tal como está montada, no me hace mucha gracia. La idea no es mala, pero no creo que se haya ejecutado correctamente. Basar la unión de varios países en la parte económica principalmente, ha dejado muy cojo un proyecto que podría ser muy beneficioso; pero bueno, de eso ya te hablarán en otros artículos.

Por mi parte, te voy a dejar aquí un post que escribí para mi blog MussolClub.com, donde trato de explicar cómo funciona el Parlamento Europeo, algo que parece que no nos afecta porque está muy lejos, pero que es fundamental para muchas de las cosas que nos suceden día a día. Al final del artículo encontraras un enlace al vídeo de la entrevista que tuve la oportunidad de hacerle a la Eurodiputada de la coalición “La Izquierda Plural” Marina Albiol. Ella nos contó, de forma más personal, cuál es el trabajo que realizan en el Europarlamento.


¿Qué es el Parlamento Europeo?

Vamos a ver un pequeño resumen de qué es el Parlamento Europeo, pero no lo vamos a desarrollar todo en éste post, porque es una institución de la que no solemos saber mucho y es mejor ir poco a poco.

Al Parlamento Europeo también se lo conoce como Europarlamento, Eurocámara o Cámara Europea. Ahí está representada directamente la ciudadanía de la Unión Europea. Se encarga de la función legislativa (prepara y vota las leyes europeas), junto con la Comisión Europea y el Consejo de la Unión Europea (que ya explicaremos en otros artículos).

De todas las instituciones europeas, es la única elegida directamente por la ciudadanía. Es decir, es la única en la que votamos, cada cinco años, quién nos representa.  Con 751 diputados y diputadas, es el segundo mayor parlamento democrático del mundo (tras el de la India) y uno de los órganos legisladores más poderosos del mundo.

Aunque se empezó a elegir por sufragio universal, directo y secreto cada cinco años en 1979, la participación en las elecciones europeas ha ido cayendo y ha estado por debajo del 50% desde 1999. Teniendo en cuenta que hay países, como Luxemburgo, Grecia o Bélgica, donde el voto es obligatorio, es un dato bastante preocupante.

El Parlamento Europeo, está considerado la “primera institución” de la Unión Europea y quien lo preside tiene preferencia protocolaria sobre todas las demás autoridades a nivel europeo.

Comparte con el Consejo la competencia legislativa y presupuestaria, y tiene el control sobre el presupuesto de la Unión Europea. La Comisión Europea es el órgano ejecutivo de la Unión y es responsable ante el Parlamento, que elije a su presidente, e incluso puede destituir a la Comisión como órgano presentando una moción de censura.

Desde su fundación en 1952, sus competencias han sido ampliadas varias veces, sobre todo a través del Tratado de Maastricht en 1992 y por el Tratado de Lisboa en 2007 pero, de esto, hablaremos otro día.

El Parlamento Europeo tiene dos sedes, una en Estrasburgo (Francia) y otra en Bruselas (Bélgica). En Estrasburgo está la sede oficial y se realizan doce sesiones plenarias de cuatro días al año. En Bruselas, se celebran las reuniones de los comités, los grupos políticos y las sesiones plenarias complementarias. El tema administrativo tiene sede en Luxemburgo, que es donde está la Secretaría General del Parlamento Europeo.

Funciones:

El Parlamento Europeo tiene, básicamente, tres cosas que hacer: examinar y adoptar la legislación europea, aprobar el presupuesto de la UE y controlar el funcionamiento de las otras instituciones.

Además, tiene que dar el visto bueno a acuerdos internacionales importantes como la adhesión de nuevos Estados a la UE o acuerdos de asociación y comercio entre la UE y otros países, como el TTIP, el CETA o el TiSA.

Representantes:

Son elegidas en cada Estado miembro por separado. Tienen derecho de voto todas las personas de la Unión mayores de 18 años, que pueden elegir si quieren votar en su país de residencia o en el de origen (si está dentro de la UE).

Hasta ahora, el sistema electoral todavía lo decide cada Estado
(por eso hay algunos donde es obligatorio votar y otros donde no lo es), aunque antes de las elecciones de 2004 todos los Estados tuvieron que aplicar una directiva para que todos los sistemas sean un poco más homogéneos. Por ejemplo, ahora todos los Estados aplican sistemas de representatividad proporcional, no mayoritaria. Sin embargo, la Unión Europea respeta los criterios de sufragio pasivo de los Estados miembros: otro ejemplo, en Francia hay que tener 25 años o más para poder presentarse a unas Elecciones Europeas, pero en España, sólo se necesita tener 18 años.

Cada Estado miembro tiene asignado un número fijo de escaños, 96 como máximo y 6 como mínimo. España tiene 54. Los escaños se suelen repartir en proporción a la población de cada país. Es un sistema parecido al de España.

Organización y estructura interna:

Los órganos directivos del Parlamento Europeo son: la Presidencia, la Mesa y la Conferencia de Presidentes. También tiene unos órganos de apoyo (Secretaría General) y unos órganos de trabajo (Comisiones parlamentarias y Delegaciones).

Estos órganos los trataremos en próximos artículos porque son un poco complejos y sería un poco pesado de leer ahora.

Gracias por leernos. No olvides suscribirte para recibir más artículos y compartirnos en tus redes sociales. No seas egoísta 😉

 


Puedes ver la entrevista a Marina Albiol haciendo click aquí. Espero que te resulte interesante (a pesar de algún problemilla técnico que tuvimos).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 5 =