Han sido largas horas de debate en el Consejo de Ministros extraordinario en la tarde del miércoles, convocado por Mariano Rajoy, para abordar la crisis del Prat. Finalmente, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en comparecencia ante los medios, ha indicado que el Gobierno ha activado el laudo arbitral con carácter vinculante, que establezca un acuerdo salarial para las partes implicadas en el conflicto laboral que se mantiene en el aeropuerto de El-Prat. En un plazo de 24 horas, Eulen y los trabajadores, -en huelga indefinida-, deberán designar un árbitro imparcial. Sí no llegaran a un acuerdo, el Ejecutivo designará un árbitro independiente y de prestigio, para resolver este conflicto. Las protestas y rechazo a esta medida del Ejecutivo, por parte de los vigilantes y sindicatos han sido inmediata, anunciando que seguirán “luchando por sus derechos laborales”.

La decisión de arbitraje deberá resolver en un plazo máximo de diez días el conflicto. “La intención es acelerar los plazos para acabar con los conflictos”, ha subrayado el ministro, “no caben huelgas, es un acuerdo excepcional por medidas de seguridad, en este caso del aeropuerto de Barcelona, con condiciones muy concretas, al ser el segundo aeropuerto más importante de España”.

Nos han llegado propuestas de grandes sindicatos, que nos ha trasladado UGT y CCOO, y desde el Gobierno aceptamos la creación de una mesa de trabajo para analizar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores de seguridad, y sentarnos en unos días a dialogar”, ha recalcado De la Serna. “El laudo de arbitraje es un procedimiento legal y con antecedentes en España. Se ha puesto en marcha para poner fin al conflicto, y que las partes asuman acuerdos vinculantes para seguir avanzando”, representa la postura del Ejecutivo.

“El Gobierno entra en el proceso del Prat una vez que fracasa el proceso de mediación de la Generalitat, que tenía la competencia para mediar, por ello el Gobieno no hubiera podido entrar antes, pero ha intervenido desde el minuto uno”, ha señalado el ministro, recordando que “las acciones desplegadas con la intervención de la Guardia Civil, tras 24 horas de huelga indefinida en El-Prat, se tomaron porque se estaba causando un problema para los ciudadanos, la economía y el turismo”.

Los profesionales de seguridad reclaman que el Gobierno adopte un modelo único de contratación, y se cambie el modelo actual para impedir las bajas temerarias. Los huelguistas han anunciado que “llegarán hasta el final, y no renunciarán en sus derechos”.

En los Aeropuertos de Valencia y Alicante, los trabajadores de Prosegur han anunciado que “irán a la huelga porque no quieren el arbitraje del Gobierno”.

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra ha subrayado que el conflicto del Prat “es un problema laboral causado por la reforma laboral del Gobierno, que ha llevado a la explotación a los trabajadores”.

La reacción del sindicato CCOO es de “rechazo” al anuncio del laudo obligatorio para acabar con el conflicto de El Prat, “porque atenta contra el derecho de huelga y de negociación colectiva”. Este sindicato considera que lo se pretende resolver con “medidas autoritarias”, es consecuencia de la precarización del empleo externalizado, y de los efectos perversos de la reforma laboral. Además, CCOO destaca que “la decisión del Gobierno ataca el ejercicio efectivo de derechos como el de Huelga y la propia Negociación Colectiva”.

 

La huelga convocada por los sindicatos de Aena 

Los huelguistas del Prat adoptan el lema “Ni un paso atrás”,   mientras los sindicatos de Aena convocan 25 días de huelga en todos los aeropuertos españoles a partir del 15 de septiembre. Alrededor de 8.200 trabajadores de Aena, -gestor privado-, con la firma pública Enaire, son llamados a la huelga por las condiciones laborales que soportan. También se reivindica contratar a 700 personas que cubran las bajas de Aena (450) y Enaire (250). Aena cuenta con un 49% mientras que la entidad pública Eaire posee el 51%.

Los sindicatos queremos que se repartan los beneficios con los trabajadores que la empresa Aena ingresa anualmente”, ha declarado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez en el programa Más vale tarde. “Nadie pude pensar que los trabajadores de este país se conforman con salarios de 700 euros, cuando Aena reporta beneficios de más de 1.000 millones anuales”, ha subrayado Álvarez, que reivindica que “estos beneficios tiene que repercutir en los trabajadores”.

“El 21 de agosto tenemos una negociación, y esperamos que Aena deje de mirar para otro lado, pues su postura es un sinsentido”, sostiene el secretario de UGT, que reconoce el conflicto de El-Prat, “visualizamos el conflicto de los trabajadores de seguridad en el aeropuerto, pero también los trabajadores de hostelería tienen unas condiciones que Aena no cumple”, y dijo que “no se pueden mantener trabajadores de manera low cost en los aeropuertos, cuando hay ingresos muy elevados por el turismo, y se pueden conseguir condiciones laborales dignas”. UGT A Coruña ha confirmado paros de los trabajadores en los aeropuertos de Galicia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 1 =