Desde hace tiempo que mi capacidad de asombro está siendo sorprendida, cercenada, traspasada en todos sus frentes y en todas sus medidas.

Siempre creí que el dueño de una compañía eran sus accionistas y que ellos eran los que marcaban la política de la empresa, elegían sus administradores y ponían y quitaban a sus directivos según sus propios criterios. Error, groso error. Desde la aparición de doña Ana Patricia Botín en el mundo de los negocios esto no es sino una falacia, una teoría, una auténtica mentira. Desde el momento que usted tome un crédito de cualquier tipo con su institución, ELLA y solo ella dirá que o quiénes son los que deben mandar en sus compañías.

Si usted, por cualquier circunstancia, no es de su agrado será víctima de sus maquinaciones y expulsado de su propia empresa sin contemplaciones y culpándole de todos aquellos males que sus subordinados de confianza consideren oportunos.

Lo vimos asombrados en Abengoa, donde, explicado por su ex presidente Felipe Benjumea, mediante engaños y sin pudor consiguió sustituirlo por alguien de su confianza para luego no hacer nada de lo prometido, acometer una reestructuración laboral salvaje y poner en manos de terceros la compañía una vez que ésta había sido debidamente ultrajada laboral y económicamente según los criterios de su verdugo empresarial Javier García-Carranza para que fondos buitres pudieran entrar y manejarla según su particular y especulativo entender.

La sorpresa fue a más cuando con singular cara dura se hizo por un euro con uno de los primeros bancos españoles: el Banco Popular.

Usando la misma técnica descrita por Felipe Benjumea en Abengoa, con la diferencia de matices por la actividad, introdujo en el consejo del banco la semilla de la discordia a través de una consejera para después con parecidas falsas promesas de prosperidad y usando todos los medios para descrédito de su histórico presidente Ángel Ron sustituirlo por su acólito Emilio Saracho. Una vez consumado el cambio, manipulaciones contables, de valoración, de situación estructural del banco y contando con la hipocresía de las autoridades monetarias se presenta como salvadora de una crisis que ella misma había provocado. Y compra el Banco Popular por un euro. Favor infinito a sus accionistas, bonistas y acreedores del banco y, si me apuras, a todos los españoles. Sólo con la venta de parte de sus activos inmobiliarios consigue 5.000 millones de euros y toma su sede por 0 € y cuyo valor no actualizado es de 300 millones.

Este favor a todos está ahora haciéndonoslo en Duro Felguera. Trata mediante intoxicación pública echar a la calle a su presidente que representa a la mayor parte del capital y que con su dinero ha defendido y trabajado por esta compañía y sus trabajadores durante muchos años. Intenta poner a su lacayo Miguel Zorita al frente, cuyos antecedentes, según nos explican, dan clara visión de dónde acabará esta centenaria compañía: fondos buitres que desmantelaran lo que es hoy, una fuente de trabajo, para convertirla en dinero especulativo y más paro para el país y para el Principado de Asturias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. Y la justicia encima haciéndole el caldo gordo a esta avariciosa, no parando de forma cautelar el expolio del Popular, mi gran deseo es verla padeciendo un cáncer terminal

  2. Una de las jefas de las nuevas dictaduras privadas. Manejan comprando polìticuchos con puestos en los consejos. Con la ayuda de europa y la excusa de la crisis, de la que ellos solo sacan beneficio, crean un oligopolio/monopolio bancario donde tener sujeto a todos. No les importa arruinar comarcas enteras o a millones de personas en el mundo, solo ir engordando sus obscenas cuentas. Solo queda la presunción de imparcialidad de la justicia. Cuando compren esto al 100% ya tendremos instaurada la dictadura del capital en plenitud. Despuès de eso y de aplastar a tanta gente deberìan de saber que es lo que viene, algo muy malo para todos, pero menos malo para los que no tendràn nada que perder, se llama revoluciòn y esta gente pese a sus aviones privados no suele salir bien parada, como es normal.

  3. Veamos. El sr Del Valle, se gastó 87mn en unas autoopa, pagando más el 20% de lo que valían las acciones cuando lo propuso, y Ali mismo,tiempo pidió 50mn de créditos. se encontró una empresa no 500mn de caja y 112mn de beneficios. Desde el 11 al 15 se repartió el grupo arrojó 67 mn. , con l resto diemigresoobtenidos por dividendos suero con mucho la participación que tomó Duro fqelguera. Se compró una empresa núcleo que nos hacostado más de 70mn y sigue perdiendo. Se compró otra empresa ausenco por 12mn, pagando el 50% por encima del precio de mercado. Nos deben 87m; , por una obra en INdia donde se ponía no máquinas producidas por nosotros y se montaban. No se cobró, un duro En más del año que duro la obra se estuvo mandando maquinaria sin cobrarlo!siel menor bconol del,riego. Se constató una obra en Argentina en peos argentinos sin cubrirse en res. En fin que estamos donde estamos por la inepta gestiodel she, Del Valle, que ha seguido que una empresa, con 160 años en 5 años llevarla la insolvencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + uno =