Yamaha ha sumado su victoria número 500 de manos de Maverick Viñales, quien ha mantenido un duelo a muerte con Valentino Rossi en la lucha por la victoria y el mundial durante la quinta prueba del campeonato celebrada en Le Mans y que como en cada batalla, ha tenido un ganador, Maverick Viñales y un perdedor, Valentino Rossi.

Como si de la última cita mundialista se tratase, el trazado francés ha sido testigo del hambre y la ambición sin pensar en la conformidad y en lo importante de puntuar. Las estadísticas de MotoGP reflejan que el piloto campeón del mundial será aquel que menos errores cometa durante toda la temporada. Y eso parece no haberlo tenido en cuenta un Rossi que pudiendo haber terminado segundo en carrera y en el Mundial, con una ventaja para Maverick de apenas 3 puntos, ha culminado con una caída en la última vuelta y tercero del campeonato -62 puntos- a 23 puntos del líder, Viñales -con 85 puntos- y a seis del segundo, Dani Pedrosa -con 68-. Y todo ello, sin olvidar que por detrás llegan Márquez (58), Zarco (55) y Dovizioso (54).

La carrera arrancaba con un sensacional Zarco colocándose en la primera posición al poco tiempo de apagarse el semáforo y seguido por Viñales, Rossi y Márquez. El francés estaba dispuesto a luchar con la victoria, pero la alegría solamente le duró 5 vueltas. A partir de ese momento, Viñales se asentaría en una primera posición que sólo Valentino parecía dispuesto a disputarle y con el añadido del liderato del mundial en juego. Un mundial del que Dani Pedrosa ha sabido sacar mejor provecho tras los abandonos de Márquez y Rossi.

La gran salida de Pedrosa, partía 13º y en la primera vuelta se posicionó 8º, junto a los tiempos que registraba giro tras giro, le sirvió para posicionarse quinto en la décima vuelta y a rueda de su compañero Márquez; quién no se encontraba lo suficientemente a gusto a lomos de su Honda pues, a falta de 10 vueltas para el final, perdió el tren delantero de su moto y dijo adiós a la carrera y quizá también al Mundial -donde se sitúa 4º a 27 puntos del líder-. Lo cierto es que el de Cervera ha sumando el segundo cero de la temporada y el segundo abandono consecutivo en el circuito de Le Mans.

Esta caída sirvió de aviso a un Dani que, desde ese instante, decidió levantar el pie del acelerador y prefirió no desgastar sus gomas y tomar la carrera con algo más de prudencia; pues su remontada ya estaba más que asegurada con una cuarta posición que le servía para arrebatarle a Márquez su tercera posición en el Mundial. Algo semejante sucedió con Jorge Lorenzo que saliendo 16º terminó 6º.

Pero el espectáculo todavía no había comenzando. Cuando todo parecía visto para sentencia apareció Valentino (1:32.535) para arrebatarle el récord de la vuelta rápida en pista a Pedrosa, quien había anotado un 1:32.633.

‘Il Dottore’ tenía en mente a su joven compañero Viñales, pero antes debía deshacerse de un sensacional Johann Zarco, que cualquiera diría que está debutando en la categoría reina del motociclismo. Con la segunda posición asegurada, el italiano se fue directo a por Maverick. Así, con más ambición que cabeza, Rossi se pegó a la rueda de su compañero de equipo a falta de tan sólo 4 vueltas para el final.

Un giro más tarde, la euforia se desató en las gradas de Le Mans con un adelantamiento made in Valentino: adelantamiento al límite, por el interior y en el que Viñales tuvo que levantar el pie para no chocar con su compañero y rival por el título. Los dos querían la victoria que les garantizara el liderato del mundial. Así que, Viñales no desistió en su empeño y fue a por el ‘Doctor’.

En un primer intento, el español se fue largo y perdió su cercanía con Rossi en la última vuelta. Sin embargo, cuando las gradas ya celebraban la primera victoria de la temporada para Valentino, que parecía haber abierto un pequeño hueco con respecto a su rival, un descuido inusual del italiano fue aprovechado por Viñales que volvía a posicionarse líder de la carrera. Lejos de conformarse con el segundo cajón del podio, Rossi quería la victoria y el liderato. Pero a escasos metros para cruzar la línea de meta, el nueve veces campeón del mundo terminó por los suelos.

Finalmente, el espectáculo ofrecido por el 46 resultó ser inútil para sus intereses, los cuales tiró por tierra: abandono y tercero del mundial. Un golpe muy duro para Valentino Rossi y otra ventaja más para Dani Pedrosa, que le posiciona segundo en la lucha por el título, a 17 puntos de Viñales.

Clasificación de la carrera de MotoGP: 1º Maverick Viñales; 2º Johann Zarco; 3º Dani Pedrosa. Los demás españoles terminaron: 6º Jorge Lorenzo; 11º Tito Rabat y 12º Pol Espargaró. Abandonaron: Álvaro Bautista, tras sufrir una caída en la primera vuelta; Héctor Barberá, por una caída en la tercera vuelta; Marc Márquez y Aleix Espargaró, a falta de 11 y 5 vueltas para el final respectivamente.

Clasificación de la carrera de Moto2: 1º Frnaco Morbidelli; 2º Francesco Bagnaia; 3º Thomas Luthi. El resto de españoles finalizaron: 4º Álex Márquez; 9º Xavi Vierge; 13º Ricky Cardús; 15º Axel Pons y 25º Edgar Pons. Abandonos españoles: Jorge Navarro, a 18 vueltas del final e Isaac Viñales, a falta de 1 vuelta para el final.

Clasificación de la carrera de Moto3: 1º Joan Mir; 2º Aron Canet; 3º Fabio Di Giannantonio. El resto de españoles concluyeron: 4º Marcos Ramírez; 5º Juanfran Guevara y 20ª María Herrera. Abandonaron: Albert Arenas y Jorge Martín, a 13 y 6 vueltas del final respectivamente.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + dos =