Esperada rueda de prensa del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, este jueves en Francfort. Había dudas sobre el sesgo de la senda a seguir habida cuenta de que la Reserva Federal probablemente comience una ligera senda de subida de tipos. Pero se cumplió el guión: Draghi mantendrá el programa de compra de deuda para el 2017. Es verdad que a partir de abril bajará de 80.000 a 60.000 millones de euros. Pero se mantiene. Que no decaiga la fiesta…

¿Existe riesgo inflacionista? No. ¿Hay problemas en el crecimiento de la economía europea? Tampoco. ¿Entonces? “Incertidumbre política”. ¿Comorr?, ¿cuál incertidumbre?, ¿se refiere al ‘impasse’ italiano?, ¿o quizás a la posibilidad de que Le Pen gane las presidenciales francesas?, ¿o al auge de la llamada extrema derecha alemana?

Tras el pinchazo de la extrema derecha austríaca y el nombramiento de Fillón como candidato del centro-derecha francés parecía que la situación estaba más tranquila. Pero Draghi no lo percibe igual, para alegría de los bancos.

¿Cuándo y cómo se pagará la fiesta? Nadie lo sabe. O más bien, todo el mundo sabe que es impagable. ¿Entonces? El último que apague la luz. Lo explica mejor ese intelectual llamado González Pons: “La austeridad quedó atrás; lo que necesita Europa es estabilidad”. Se lo traduzco: ‘hemos renunciado a hacer los deberes; no sabemos lo que durará, pero hasta entonces, doctor, haga el favor de inyectarnos un poco de morfina’.

¡Alegría y pan de Madagascar! El euro cada se deprecia cada día. Pero el proceso es tan lento que las ranas no saben que están siendo cocinadas…


El anzuelo del pescador

  • Pérez de los Cobos a Estrasburgo. El gobierno se lo prometió hace tiempo, pero la interinidad no permitió la sustitución de Luis López Guerra, ese juez español nombrado por Zapatero y digerido por Rajoy. Ahora Cobo se cobrará los servicios prestados.
  • Puigdemont dialoga. La voluntad negociadora del presidente de la Generalitat es directamente proporcional a su capacidad gestora. Revienta la voluntad de diálogo de Soraya convocando una cumbre independentista el próximo 23, un día antes del discurso del Rey.
  • Rajoy y los populismos. Pide en el Wall Street Journal que los partidos tradicionales “se defiendan con la misma energía” que los populistas a los que no augura futuro. ¿Leyó el CIS? No hay menor de 45 años que vote PP o PSOE. La brecha generacional alcanzó la política.
  • Guindos y la City. El ministro de Economía trabaja para atraer la City a Madrid. No es imposible. Les ha ofrecido un marco fiscal muy ventajoso. Ya sólo queda mejorar la seguridad jurídica y un sistema judicial ágil. Detallitos…
  • Director General de la Guardia Civil, en servicios especiales. El director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado Merino, ha logrado que el CGPJ considere su puesto político como “servicios especiales”. ¿Y la separación de poderes? ¡Toma puertas giratorias!
  • El Supremo condena al Congreso. Considera que existe “sombra de arbitrariedad” en la contratación de los guías. Interesante: la Justicia puede controlar al Legislativo en lo que no es propiamente legislar.
  • ‘Ni Sú ni Sá’. Según elconfidencialdigital.com, Valencia está trabajando en una tercera vía: ni Susana ni Sánchez. Por cierto: ¿quién paga la vuelta a España de Sánchez? Las delegaciones locales del PSOE, ese pollo sin cabeza.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 4 =