El 66% de los trabajadores españoles tiene confianza en mantener su empleo, como mínimo, hasta 2017. Este dato supone la segunda cifra más alta desde 2014, sólo superada por el primer trimestre de 2016, cuando esta tasa alcanzó el 68%, según un informe de Randstad.

En este caso, el descenso de dos puntos porcentuales en las expectativas de los empleados puede estar relacionado con el momento de incertidumbre económica que vive nuestro país en los últimos meses.

A pesar del ligero descenso registrado durante el segundo trimestre del año, las expectativas de los empleados españoles han experimentado una evolución positiva en los últimos tres años. En este sentido, cabe destacar que en el segundo trimestre de 2014 el porcentaje de confianza en mantener el empleo se situaba en el 57%. Un año más tarde, se encontraba en el 63%; y en 2016 ha ascendido hasta el 66%.

El estudio llevado a cabo por Randstad, además, tiene en cuenta otros parámetros, como la edad o el nivel formativo alcanzado por el profesional, que influyen de manera directa en sus expectativas para el futuro. De esta manera, Randstad detecta que a mayor nivel formativo de los trabajadores, mayor confianza en mantener su empleo.

Algo similar ocurre cuando se atiende a la edad de los profesionales ocupados. En este sentido, el informe de Randstad revela que los trabajadores más optimistas con mantener su empleo hasta 2017 son los más veteranos, ya que así lo afirman tres de cuatro encuestados mayores de 45 años (74%). Entre los menores de 45 años, este porcentaje desciende hasta el 63%.

El último de los factores que tiene en cuenta Randstad se centra en la confianza en función del país del trabajador. De los estados analizados, Austria, Alemania y Bélgica cuentan con las tasas más elevadas en Europa, con niveles muy similares a los registrados hace un año, todos ellos entre el 80% y el 78%. Les siguen, por encima de la media europea -que se sitúa en el 71%-, Noruega y Francia, ambas en el 76%.

España, Italia y Grecia, los tres principales países del Mediterráneo, son los tres que se sitúan en los últimos puestos del ranking de países analizados. Las elevadas tasas de desempleo registradas desde finales de la década pasada han mermado la confianza de los profesionales. Sin embargo, se aprecia un cambio de tendencia en estos tres países, ya que todos ellos han visto cómo aumentaban los índices de confianza en el último año.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − tres =