El Día del Libro, donde se conmemora el nacimiento de Miguel de Cervantes y que el destino y la historia quisieran que también coincidiera con el de William Shakespeare, da hoy una tregua a la semana de detenciones, imputaciones, declaraciones y otros desatinos de los políticos de este país.

Así, las principales vías de todos los pueblos y ciudades de España amanecerán hoy con la imagen de los libreros preparados para participar en la exposición comercial que, si como parece el tiempo acompaña, llenará las calles de millones de lectores.

Sin embargo, la realidad vuelve a darnos en la cara, el 39,4% de los españoles no abrió ni un libro en 2016, según el CIS (Centro de Investigación Sociológica). Por esa, y más razones, la Federación de Gremios de Editores (FGEE) ha presentado el informe La lectura en España 2017, que actualiza alegrías y miserias del sector. Sobre esta base, reforzada por cifras y opiniones de expertos, los editores pretenden renovar la petición al Gobierno para que ponga en marcha un Plan de Fomento de la Lectura como el que plantean desde 2015.

El 35% de los españoles pasa un año entero sin leer un libro

Se trata del tercer informe con ambición de abarcarlo todo que la federación encarga. El primero llegó en 2002, el segundo en 2008. De ahí que la fotografía empezara a desgastarse e hiciera falta sacar una imagen nueva. “Hay varias diferencias respecto a 2008, y no todas para bien”, explica José Antonio Millán, coordinador del texto, que estará disponible online para cualquier interesado. Por ejemplo, las librerías se redujeron hasta 3.650 en 2013 (casi 700 menos que el año anterior) y en una década ha cerrado el 25% de los puntos de venta de prensa: de los 30.000 de 2006, en 2016 quedaban 22.300. Porque “es un error asociar la lectura solo con las novelas”, destaca Millán.

Actos

En Madrid, por ejemplo, la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad, se convirtió ya anoche en centro neurálgico de los actos conmemorativos de la Noche de los Libros. Este evento cultural, que llega este año a su duodécima edición, contará con más de 600 actividades y 500 autores y creadores en una amplia programación de charlas, lecturas, debates, conferencias, talleres, intervenciones artísticas, conciertos y exposiciones -con gran atención a lo que ocurra en la calle- que hará disfrutar a todos los lectores y amantes de la cultura.

El director de la Oficina de Cultura y Turismo, Jaime de los Santos, ha asistido al inicio de los actos en la Puerta del Sol. La programación se ha iniciado en la Real Casa de Correos con la conversación entre el reciente Premio Cervantes, Eduardo Mendoza, y el comunicador Luis Piedrahita.

Por su parte,  los barceloneses todavía conservan la costumbre de regalar una rosa a su amada o a amigas, compañeras y familiares durante la tradicional Diada de Sant Jordi. Se celebra cada 23 de abril en toda Cataluña, pero es más multitudinaria y multicolor en Barcelona y, especialmente, en la Rambla.

El famoso paseo que conduce hasta el Puerto se llena de paradas de libros y de flores desde primera hora de la mañana. Enseguida, una multitud de personas se reúnen para pasear y cumplir con la tradición: ellos regalan una rosa a ellas y ellas les regalan un libro a cambio. Para los libreros y editores, es el día del año que más libros se venden y, para los lectores, es una ocasión única de estar muy cerca de sus autores preferidos, puesto que los escritores firman sus obras a pie de calle.

La Diada de Sant Jordi rezuma sentimiento e historia, ya que entronca con la leyenda del caballero Sant Jordi que mató al dragón para salvar a la princesa. Y es que, este día, romanticismo y cultura forman un sólo sentimiento.

Y así desde Bilbao a Sevilla, de Alicante a Salamanca, y de norte sur y de este a oeste, pequeñas villas o grandes ciudades, ofrecerán los clásicos, los betseller y cuanto pueda hacer feliz a los lectores.

La Unión Internacional de Editores propuso en 1995 establecer un Día Mundial del Libro, con el objetivo de fomentar la lectura, y homenajear a tres grandes de la literatura: Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, que fallecieron o fueron enterrados el 23 de abril de 1616.

En más de 100 países del mundo se celebran eventos literarios y festivos y los libros salen a la calle. Como cada año, Bilbao, como el resto de ciudades y villas de nuestro país, se suma también a la celebración. El alcalde de la capital vizcaina, Juan Mari Aburto, representantes del mundo del libro y autores como Toti Martinez de Lezea, Jon Arretxe, Pedro Ugarte o Inma Roiz visitarán en El Arenal el tradicional recinto, organizado cada año por la Asociación de Libreros y Libreras de Bizkaia, y en el que los bilbainos y bilbainas podrán adquirir libros clásicos y de novedades en los numerosos estands.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLos navajazos socialistas, la principal herencia del sanchismo
Artículo siguienteLos muertos que vos matáis, gozan de buena salud
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + cinco =