Para el PP la huelga del 8 de Marzo es “insolidaria y elitista” –y varias ministras ya se han posicionado en contra de este gesto feminista en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora– como Cospedal o la propia Tejerina que propone un paro a la japonesa.

Huelga con el firme propósito de demostrar que si se paran las mujeres se para el mundo

El PSOE, por su parte, propone dos horas de huelga en este día de la mujer, mientras Podemos, a través de su portavoz en el Congreso, Irene Montero, adelanta que todas las mujeres de Unidos Podemos se están organizando para hacer huelga el día 8 de marzo, para protestar por la igualdad de géneros y la brecha salarial.

Ciudadanos vuelve a mostrarse más ambiguo en este tema, pero no beligerante como los populares, aunque no apoya el paro del 8M.

 

En qué consiste la huelga

Hace un año, miles de mujeres de todo el mundo llamaban a hacer un paro simbólico de media hora en los puestos de trabajo el día 8 de marzo. Desde el 9 de marzo de 2017, varios colectivos feministas preparan una huelga de 24 horas para el próximo Día de la Mujer. Las convocantes defienden que “no es una huelga cualquiera”: llaman a hacer una huelga laboral, pero también una huelga de cuidados, de consumo y estudiantil.

Con el firme propósito de demostrar que, si se paran las mujeres se para el mundo, se trabaja desde hace un año por la huelga del 8M.

Las feministas defienden que las mujeres juegan un papel fundamental en todos estos ámbitos —especialmente en el de los cuidados— y por tanto, si ellas “paran, se para el mundo”.

La convocatoria la hacen distintos colectivos feministas en España. La organización ha dependido principalmente de la Comisión 8 de Marzo, que se ha encargado de realizar asambleas durante todo el año y de recoger las líneas principales de la movilización. Las convocantes prefieren denominarlo “huelga” en vez de paro y llaman a participar a todas las mujeres: estudiantes, amas de casa, trabajadoras de distintos servicios…

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¿Hacen falta nuevos pactos de la Moncloa?
Artículo siguienteETA vota su disolución
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × tres =