Presumimos los periodistas de estar bien informado, aunque sólo sea porque vivimos en vivo, y en directo en muchas ocasiones, lo que después contamos a la sociedad desde nuestra particular visión de las cosas –o la visión del medio que nos paga- que también ocurre. Pero hoy, tras lo vivido en la tarde noche de ayer, sólo tengo desconcierto. En mi vida he visto a un catalán, Carles Puigdemont, parecerse más a un gallego, tipo Mariano Rajoy. Y se lo digo yo oiga, que tengo un padre gallego de los de libro. Sé de lo que hablo.

No sé si Puigdemont fue ayer un buen estratega o un impresentable. Pero qué decir, del resto de los actores políticos de la sesión!!! Casi me quedo con la CUP, que al menos sabemos que están enfadadísimos, lo que me hace pensar que, para las tesis Constitucionalistas y contra la independencia, lo del president de ayer de la Generalitat no fue tan malo, ¿o sí?.

Que muero porque no muero. Que estábamos todos en vilo. Con unos nervios que para qué, tampoco sé si justificados o no, y mi pobre madre pasándolo fatal por si se rompía España.

Y romper, lo que se dice romper, no se ha roto nada. Bueno sí, me rompí una uña de tanto darle a las teclitas del móvil y del ordenador sin orden ni concierto, porque lo de ayer fue un no parar.

Romper, no se ha roto nada. ¿O sí?

Que si no se ha declarado la independencia, que si ahora se reúnen los independentistas y firmar un acuerdo de independencia, que si no es exactamente eso, porque el acuerdo es privado y no tiene validez institucional,. Y entonces, anuncian que comparece la vicepresidenta del Gobierno de España, y todas y todos pensando que ahora Soraya Sainz de Santamaría –una de las listas de este show- nos lo aclara todo. Y va, y sale, y no sólo no aclara nada de nada, sino que probablemente es una de las peores comparecencias de su vida.

Y de repente, que el socialista Ábalos también quiere hablar, pasadas las 11.30 de la noche. Porque si lo hace Soraya, pues él también. Total, para no decir nada interesante, ni nuevo. Ni el uno ni la otra.

Y que dicen que Albert Rivera está enfadado porque Sánchez está con Rajoy en Moncloa, pero él no, y porque el de Ciudadanos pensaba que iba a comparecer anoche Rajoy y, al final, ha dejado el marrón a su vicepresidenta.

Y el equipo de Diario16 ya no puede más, y los tertulianos de radio y televisión –que están igual que nosotros pero tiene que parecer que lo tienen claro- hablan y hablan y procuro escucharles y al final me rindo. ¿Se independiza Cataluña?…Pues igual sí, o no.

Al final creo, tras releer todo lo que ayer publicó Diario16, que el catalán ha ganado tiempo, que el gallego no piensa quemarse y pretende que sea el mundo empresarial y económico quien le ponga la soga al cuello al independentismo. Y así Rajoy , sin despeinarse, sale airoso de una situación que ha gestionado de la peor manera posible.

Vamos, que la pela es la pela. Pues nada, yo como nos pidió Borrell, sigo dándole al cava. Va por los periodistas que se están dejando la piel para informar sobre los movimientos mediocres de unos políticos que ayer dieron un show que fue la peor versión de los Monty Python. ¡Qué cruz!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSoraya Sáenz de Santamaría: “Puigdemont no puede imponer una mediación sobre un acto ilegal”
Artículo siguienteProblemas habituales de fumador novato

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

10 Comentarios

  1. Pues, no es por hacerme el listo, pero Carles Puigdemont sabía los rumores de que le podían detener en cualquier momento si se pasaba de la ralla, por eso retrocedió y dio largas

  2. Pues yo sigo sin saber lo que ha pasado exactamente. SAlvo que se ríen de nosotros a la cara y que Rajoy a verlas venir por si, vuelve a tener suerte, y se mueren solos de éxito los independentistas

  3. No entiendo lo que ha pasado. Terrible cada segundo que vi por televisión. Traté de seguiremos en Diario16 lo que pude. ¡Vaya palizón!

  4. son unos impresentables, los unos y los otros, mientras cada día pasan cosas realmente importantes y de las que ellos prefieren que no sepamos.

  5. Me fui a la cama pensando que estaba ya muy mayor y no entendia nada. Pero hoy veo que no lo ha entendido nadie . uffff menos mal. Asi que ya tenemos unos días para entretenernos con las opiniones de unos y de otros.Espero que todo acabe bien. Pero los pobres catalanes ni una cosa ni otra les va a salir bien. Por lo pronto si se van las empresas, se quedan algo más pobres. Ojala no repercuta en los puestos de trabajo.

  6. Aquí nadie entendió nada y seguimos sin entender. Porque lo del art 155 se activa, pero no se aplica. Que nos dejen descansar este puente o nos acabamos independizando todos

  7. Esto se debe de parar ya que si si que si no lo único que pasa es que la economia de este pais se esta estancando y lo que perdemos somos los ciudadanos de apie desde que esta todo esto y el día de la huelga cuanto se perdio

  8. Me queda claro que hay que seguir bebiendo cava..bien…!!!
    Ah! Y seguro que los Monty Python le fichan,….jeje

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − tres =