La velocidad de conexión es la que determina el tiempo de espera para cargar o descargar información o archivos multimedia de la red. A medida que la velocidad es mayor, la navegación es más rápida y por ende los resultados obtenidos son más óptimos.

Conocer la velocidad real de la conexión a internet, puede ayudarnos a implementar estrategias para mejorar su rendimiento. Para verificar si este rendimiento del plan de internet es el deseado, podrás utilizar un práctico y sencillo test de velocidad. Esta excelente herramienta permitirá conocer en tiempo récord cómo funciona la conexión a internet.

A través de la red es posible comprobar la velocidad real de conexión

Para poder comprobar la velocidad de conexión, no deberás llevar extraños a tu piso o casa, ni dejar tu equipo en algún servicio técnico, pues a través de la red podrás conseguir proveedores que ofrecen la posibilidad de realizar esta tarea de forma rápida y sencilla. En TestVelocidad.es, además de ofrecer información sobre el funcionamiento de las pruebas, también permiten a los usuarios comprobar la velocidad de conexión desde su sitio online.

Además, para realizar la prueba, no es necesario aplicar conocimientos especializados, pues su aplicación e interpretación es sencilla, solo bastará con ejecutar el test desde algún sitio online, y en veinte o treinta segundos, tendrás los resultados.

En el momento de realizar el test, debes saber que la velocidad de conexión se ve afectada por muchos elementos, como por ejemplo la cantidad de saturación, que se encuentra determinada por el número de dispositivos conectados a la misma red.

Cómo funcionan los test de prueba

El proceso se desarrolla siguiendo una secuencia de fases, que permiten evaluar el tiempo de carga y descarga, así como el comportamiento de la conexión durante ciertos periodos de tiempo.

A continuación especificamos las fases de los test de prueba:

Fase de prueba de descarga: para dar inicio a esta fase, se ejecutará la descarga de un archivo de prueba que posee un tamaño aproximado de 100Kb. Este archivo deberá descargarse en menos de 5 segundos, para que se pueda interpretar como exitoso el proceso.

Fase de prueba de subida: durante la fase, el test de velocidad procede a realizar la carga simultánea de múltiples paquetes al equipo y registra la cantidad de bytes que fueron cargados durante cada segundo. Después, en base a los datos del registro, la prueba proporciona información sobre la velocidad de subida, expresada en Megabits por segundo.

Fase de ping o latencia: con la finalidad de medir la velocidad con la que el servidor recibe datos, el test envía paquetes de datos al servidor utilizando la conexión de internet del interesado y el servidor responde enviando los paquetes al equipo emisor.

El objetivo de este proceso es medir el tiempo que tarda en establecer conexión la red local y un equipo remoto, los resultados son expresados en milisegundos. Cuanto más bajo sean los resultados del dato, mucho mejor.

Fase de prueba de estabilidad: para conseguir evaluar la estabilidad con la que funciona la conexión durante un lapso determinado de tiempo, el test realiza la comparación de varias descargas de archivos similares en momentos diferentes.

Cómo interpretar los resultados del test

Para una correcta interpretación de los resultados del test, es importante conocer algunos conceptos básicos para entender la información que este nos está proporcionando.

Dentro de los conceptos que debes conocer esta, la velocidad de bajada que informa sobre la celeridad con que la conexión realiza la descarga de contenidos y la velocidad de subida, que indica el tiempo que requiere el equipo para cargar contenidos a la web. Ambas variables expresan sus resultados tanto en Mbps (megabit por segundo) como en Kbps (kilobits por segundo), dependiendo del test que sea utilizado.

Cómo potenciar el rendimiento de la conexión a internet

Es posible que los resultados del test de velocidad indiquen un desempeño deficiente, bien sea porque el plan contratado no cumple con lo prometido o porque existen barreras que restringen el rendimiento de la conexión. Si en tu caso, las barreras son el problema, te recomendamos:

Disminuir la distancia que existe entre el módem y el ordenador: es importante que entre el ordenador y el módem, exista una separación corta, pues a medida que esta es mayor, las posibilidades de interferencia aumentan.

Ubicar el módem en una posición correcta: el modem siempre debe estar ubicado en posición horizontal.

Instalar el módem en lugares abiertos: en el momento de la instalación del router, debes considerar no ubicarlo en cajones o armarios, ya que son barreras que actúan como restricciones para la conexión.

No colocar el módem cerca de equipos electrónicos: entre el módem y otros dispositivos electrónicos, debe existir una distancia mínima, a fin de conseguir menos interferencias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =