En la tarde del miércoles asistimos al enésimo episodio de servilismo y pleitesía de nuestra fallida democracia a la corrupta dictadura del Banco Santander. El miércoles compareció en el Congreso de los Diputados, en el que reside nuestro sistema representativo, don Rodrigo Echenique Gordillo, actual vicepresidente del Banco Santander y presidente del Popular, en la comisión de investigación de la crisis financiera.

El lenguaje corporal del Sr. Echenique durante su comparecencia mostraba a una especie de trilero, tahúr fullero de cualquier “ciudad sin Ley” del salvaje oeste, bien pudiera ser la Ciudad Financiera del Santander.

El Sr. Echenique mantuvo su mano izquierda durante toda su comparecencia bajo la mesa. En el lenguaje corporal se interpreta como no ser una persona de fiar, que oculta o tiene intenciones ocultas o muestra de inseguridad.

Pero la fiabilidad del Sr. Echenique ya deberían conocerla o deducirla los diputados que comparecieron en la comisión, pues lo mínimo que puede exigirse a un parlamentario es preparar una comparecencia investigando en primer lugar quién es el compareciente al que tiene que interrogar.

Y en este caso, Echenique tiene una conocida “hoja de servicios” al frente del Santander y como guardián de los secretos de la familia Botín que deberían conocer los diputados. Rodrigo Echenique fue consejero delegado del banco desde 1988 a 1994 y miembro de su comisión ejecutiva hasta la fecha, por lo que ha intervenido o cuanto menos ha tenido conocimiento de operaciones presuntamente delictivas, ilícitas o merecedoras de reproche social que vamos a resumir:

(1) las cesiones de crédito, causa judicial en la que se le acusaba de delito fiscal, con fraude para el Erario Público de más de 80 millones de euros, y falsedad documental al haber facilitado documentación falsa a la Hacienda Pública. De este caso salió bien parado, no porque no se hubiera cometido el fraude fiscal, sino por la famosa e ignominiosa “doctrina Botín” que todos los españoles deberíamos conocer y saber que en el Tribunal Supremo concito el voto particular contrario a la misma de nada más y nada menos que cinco Excmos. magistrados que no estaban conformes con la misma lo que deja en evidencia su procedencia.

(2) las sociedades off shore en paraísos fiscales y ocultación de 2.000 millones de euros de la familia Botín en el HSBC de Ginebra (Suiza) al Fisco; de las que debía tener conocimiento por sus cargos en el Santander y su condición de mano derecha de don Emilio Botín (qepd) y albacea testamentario de sus últimas voluntades.

(3) la comercialización de más de 3.000 millones de dólares por el Santander de fondos de Bernard Madoff a través de Optimal, gestora suiza del banco, pese a disponer de diversos informes de los propios directores jurídicos y de riesgos denunciando que se trataba de una estafa piramidal. De ello debía tener conocimiento Echenique como miembro del comité ejecutivo en el que se trató el tema Madoff y máxime cuanto el mismo se reunió con Bernie en Nueva York poco antes de que saltara el escándalo.

(4) las multimillonarias indemnizaciones de Amusátegui y Corcostegui, que desde 2001 hasta la fecha han costado al banco más de 250 millones de euros y que en su día se puso en tela de juicio su dudosa legalidad o moralidad y repugnaron socialmente, máxime cuando dichas “gratificaciones” se concedieron a los Sres. Amusátegui y Corcóstegui, según algunos, por su traición al Central Hispano para que dejaran vía libre a Emilio Botín en el manejo del BSCH. Estos hechos los ha conocido y consentido el Sr. Echenique en su condición de miembro de la comisión ejecutiva y del consejo de administración del banco.

(5) la suspensión de pagos de Inversión Hogar que se produjo en el año 1991 provocada por el Santander mientras Echenique era consejero delegado. Y, directamente relacionad con lo anterior, la venta de la finca de Mijas, que se produjo en el año 1996 siendo Rodrigo Echenique miembro del comité ejecutivo del banco que autorizó la venta de 480.000 m2 de finca urbanizable en plena Costa del Sol por 450.759€ (menos de 1€/m2) cuando su valor supera los 50 millones de euros. Venta que se produjo, un día antes de la expropiación de la tercera parte de la finca, a una sociedad testaferra, Vertientes de Calahonda, tras la que se ocultan “presuntamente” los miembros del comité ejecutivo del Santander. Entidad testaferra de la que formaba parte, Heinz Batliner, conocido banquero de Liechtenstein (VP Bank), que junto con su hermano Herbert, abogado y fiduciario con la mayor colección de pintura privada de Europa, han protagonizado escándalos de blanqueo de capitales de narcotraficantes como Pablo Escobar, mafiosos y dictadores como Mobutu o Ferdinand Marcos. Testaferros que han sido investigados por el servicio secreto alemán, la DEA, la Asamblea Nacional francesa, etc. Hechos que fueron denunciados el verano de 2017 a la CNMV, al Banco de España y a la Secretaria General del Tesoro, sin que ninguno de dichos supervisores y reguladores hayan llevado a cabo ninguna actuación siquiera de investigación hasta la fecha.

(6) otras operaciones de dudosa legalidad o moralidad que ha conocido y consentido el Sr. Echenique como: la compra de los terrenos de la Ciudad Financiera del Santander, la “ciudad sin ley” como es conocida, operación en la que se acusó al Santander de comprar los terrenos a precios de rústicos conociendo que los mismos serían después recalificados por el Ayuntamiento para la construcción de la sede del Santander; la entrega de Banesto al Santander con una oferta sin firmar y posterior regalo del 1% del capital de Banesto a Alfredo Saenz y otros; y tantos otros escándalos del Santander de los que también ha tenido conocimiento en su condición de miembro del comité ejecutivo y vocal del consejo de administración.

Estos hechos son del dominio público y los hemos denunciado en Diario 16 y otros periodistas como Jesús Cacho, Eduardo Segovia y Agustín Marco, por lo que estaban al alcance de los diputados antes de la bochornosa comparecencia del Sr. Echenique en la comisión de investigación.

Estos antecedentes no fueron tenidos en cuenta por los inanes diputados para tratar de poner en un aprieto al compareciente. Diputados de Ciudadanos o Podemos que se llenan la boca engañando a sus votantes con la falsedad de que persiguen la corrupción, y cuando tienen enfrente la corrupción personificada se callan como corderitos.

Empecemos por el espectáculo del diputado de Ciudadanos don Francisco de la Torre Díaz que tuvo la “brillante idea” de acudir a la comparecencia con sus preguntas anotadas en un cuaderno del Banco Santander y que a la finalización de la comparecencia estuvo departiendo amistosamente con don Jaime Pérez Renovales, secretario general y del consejo del Santander, que acudió a la cita escoltando a Rodrigo Echenique junto a don Manuel Cendoya Méndez de Vigo, director general de comunicación del banco. El diputado de la Torre tendría en su poder la información de la denuncia presentada en el Banco de España sobre la ilícita venta de la finca de Mijas, que podría ser constitutiva de delito de administración desleal con fraude de 50 millones de euros a los accionistas, desde el mes de octubre de 2017. Ninguna pregunta al respecto e intrascendentes preguntas sobre el caso Popular. Previsible en el representante del partido que tildan de ser el brazo político del IBEX 35.

Seguimos con el otro nuevo partido “salvapatrias” junto a Ciudadanos; nos referimos a Podemos y su diputado don Alberto Montero Soler. El Sr. Montero también disponía de la documentación sobre la venta de la finca de Mijas desde enero de 2018, y tampoco tuvo a bien formular ninguna pregunta al Sr. Echenique sobre los hechos pese a que su grupo parlamentario se “llena la boca” engañando a sus votantes diciéndoles que luchan contra la corrupción. Nada más alejado de la realidad, ayer tuvieron a la corrupción enfrente y no hicieron nada.

El Grupo socialista también disponía de la documentación de la “estafa” de la finca de Mijas, pero su diputado don Javier Lasarte Iribarren no hizo mención alguna al respecto. Resulta curioso que el Sr. Lasarte interpelase al exministro don Cristobal Montoro en el mes de abril pasado en el Congreso de los diputados preguntándole por el fraude fiscal y los corruptos, pero teniendo en frente al Sr. Echenique imputado por uno de los mayores escándalos fiscales de España como el de las cesiones de crédito, y conocedor de la ocultación de los 2.000 millones de euros de la familia Botín escondidos en el HSBC, la BNP Paribas y el propio Banco Santander, no le preguntase por el asunto.

Del Grupo Popular y su diputado, don Juan Manuel Juncal Rodríguez, más de lo mismo. Tal vez tenga que ver en la laxa actuación del Partido Popular el que, según se ha publicado recientemente, doña Soraya Sáenz de Santamaría tiene una oferta del Santander en el que ya mandó como cabeza de puente a Jaime Pérez Renovales actual Secretario General del banco, que fue subsecretario de la presidencia a la sombra de Soraya, y cuando, al parecer, recientemente el Santander ha fichado a María González Pico exjefa de gabinete de Soraya.

Por último, tenemos que mencionar al diputado de Esquerra Republicana de Cataluña, don Joan Capdevila y Esteve, único que se salva de la quema, que por respeto a los 305.000 accionistas del Popular le formuló al Sr. Echenique una batería de preguntas comprometidas facilitadas por la Asociación de afectados del Banco Popular recogidas por Diario 16, que el compareciente, como era previsible, no tuvo a bien contestar en su inmensa mayoría.

Rodrigo Echenique en su exposición contestó lo que le vino en gana conforme a lo que traía ya preparado, que no vamos a analizar por cuanto Diario16 ya ha publicado artículos al respecto más detallados que éste y porque no es el motivo del mismo. De esta manera, sin contestar a las preguntas de los diputados se acabó la comparecencia con las prisas de los diputados que desaprovecharon la oportunidad de interrogar a uno de los responsables de la corrupción del sistema financiero español consentido por los supervisores patrios y europeos.

Con estos políticos y estos banqueros, a los que, como demostraron ayer, les importa muy poco la corrupción sistémica y la situación de 305.000 afectados del Popular que se han quedado sin sus ahorros, no se regenera España, que seguirá siendo una democracia fallida y se quedará en una simple plutocracia corrupta; máxime si se sigue permitiendo las puertas giratorias ejemplificadas en el Banco Santander con hemos expresado párrafos más arriba con Jaime Pérez Renovales, y el posible nombramiento de Sáenz de Santamaría en el Santander.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. No se puede decir más calro. Menudo panorama. España es una mierda. ERC ya tiene mi voto, han demostrado más dignidad en todas las comisiones de investigación que cualquier otro partido. Pena que no soy catalan ni vivo en Cataluña, pero estoy dispuesto a que llamen Cataluña a toda españa y gobiernen ellos.

    • YO OPINO LO MISMO , DESDE PAIS VASCO. LA PENA ES QUE NO SE SI SE PUEDE VOTAR A ERC DEEDE EUSKADI.ES PAÑA ES UN PAIS DE CORRUPTOS PERO A TODOS LOS NIVELES . LA CORRUPCION ESTA GENERALIZADA. CADA UNO ROBA LO QUE PUEDE , EL PEQUEÑO 50 EL GRANDE 500000000. PERO CADA UNO LO QUE PUEDE , EN ESPAÑA HAY CORRUCION , HASTA EN LA COMPRA DE BOLIGRAFOS DEL AYUNTAMIENTO. CONOZCO UN CASO DE UN AYUNTAMIENTO , QUE HATA EN LA COMPRA DEL PAPEL HIGIENICO , HABIA MORDIDAS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + siete =