Fernando López Miras nuevo presidente de Murcia.

La abstención de Ciudadanos ha bastando para que la Asamblea Regional murciana haya elegido a Fernando López Miras, candidato del PP, como nuevo presidente de Murcia.

Fernando López Miras candidato del PP, necesitaba la mayoría simple de los 45 diputados para ser elegido en segunda vuelta, presidente de Murcia. La abstención de los parlamentarios de Ciudadanos ha bastado para ser elegido con apenas sus 22 diputados populares.

El anterior presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, dimitido el pasado 4 de abril imputado en el caso Auditorio e involucrado en el caso Púnica.

 En un breve discurso el ya presidente dijo: ha reclamado el apoyo de la Cámara para continuar con las reformas del anterior presidente, imputado. “No soy más que nadie, pero no voy a permitir que ningún murciano sea menos que otro español“, reivindicando “un mejor sistema de financiación autonómica” e “infraestructuras históricas como el AVE o el aeropuerto”. Un aeropuerto que se prevé deficitario, y que sustituiría al de San Javier.

También ha prometido “bajar impuestos”, “recuperar el Mar Menor”, “regenerar la Bahía de Portmán” y “blindar el trasvase Tajo-Segura”.

Después de asegurar que su gobierno trabajará por “la transparencia y participación ciudadana”, ha ofrecido su “mano tendida pero firme” a la oposición.

El portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez: nos hemos abstenido para dar “gobernabilidad y estabilidad” a la Región. De López Miras ha dicho “Tiene que ser un folio en blanco escrito con valentía y no convertirse en el amanuense del expresidente murciano”. “Veremos si escribe correcto o con los renglones torcidos, y si es protagonista o un actor secundario”.

El portavoz socialista y secretario regional del PSOE, Rafael González Tovar, “la elección de López Miras es un grave error que no solucionará la crisis institucional que vive la Región desde hace tres mes. Hay cambiar el rumbo con un Gobierno alternativo”. “Sera un presidente marioneta manejado por Pedro Antonio Sánchez y sustentado con los hilos de los cuatro diputados de Ciudadanos.

El portavoz de Podemos, Óscar Urralburu, “más que una investidura, este acto es una obstrucción a la justicia, ya que con el nuevo Gobierno se consolidará el apoyo a los casos de corrupción”. Para Urralburu “la trama Gürtel ha llegado ya a la región”.

Pedro Antonio Sánchez dimitió por el caso Auditorio.

Los trabajos tendrían un coste de 4.600 euros al mes, incluía los honorarios de un periodista, la creación de un portal que daría cobertura a los trabajos de reputación personal, así como herramientas de posicionamiento en internet: estrategia SEO y linkbuilding (generación de enlaces para aumentar el posicionamiento en buscadores), creación de identidad digital, dinamización del contenido en blogs y páginas webs existentes. El contrato duraría 7 meses, de noviembre a mayo de 2015.

Según las investigaciones Pedro Antonio Sánchez presidente de Murcia concertó con la red corrupta un acuerdo para limpiar su reputación en las redes sociales digitales con trabajos de reputación privada que iba a encubrir con servicios de formación para la Consejería de Educación, de la que estaba al frente en esos momentos. Las cuentas públicas, asumirían la factura que el juez Velasco calcula en 32.000 euros.

Estos trabajos se los encargo al empresario Alejandro De Pedro, experto en reputación digital, imputado por siete delitos y considerado un conseguidor de la trama Púnica.

El propósito de Sánchez era contrarrestar las noticias judiciales negativas y allanar el camino para su candidatura a las elecciones autonómicas de mayo de 2015, que finalmente ganó.


Más Información:

Dimite el presidente de Murcia

El PSOE en solitario registra en Murcia una moción de censura

Inminente dimisión del presidente de Murcia

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − catorce =