María Carmen Prieto, ex diputada andaluza de Ciudadanos, ahora en el grupo de No adscritos.

Ciudadanos lleva más de una década consolidada como fuerza política en Cataluña, pero su implantación meteórica en el resto del territorio nacional, sobre todo en los últimos años, está teniendo un efecto bumerán de insospechadas consecuencias para la formación naranja. Buen ejemplo de ello es lo que está ocurriendo en la provincia malagueña.

El primer aviso de que algo está ocurriendo con la formación naranja en Málaga lo dio recientemente la diputada autonómica María Carmen Prieto, que a finales del pasado marzo anunció que abandona el Grupo Ciudadanos del Parlamento andaluz y pasaba a ser diputada no adscrita. La ‘espantá’ de esta diputada ha puesto al límite del precipicio el acuerdo de gobierno que el PSOE de Susana Díaz mantiene con Ciudadanos para la gobernabilidad de la comunidad andaluza. La ya ex diputada de la formación naranja ha asegurado que su marcha del partido se ha debido a “la persecución y la marginación” a la que la ha sometido el partido.

Las últimas elecciones municipales del 24 de mayo de 2015 arrojaron un resultado que Ciudadanos consideró positivos al ser la primera vez que optaba a puestos de representación local y provincial. De los 18 municipios de la provincia malagueña a los que optaba para conseguir representación, Ciudadanos logró concejales en 14 de ellos. Además de los representantes en la capital malagueña, obtuvo ediles en los municipios de Alcaucín, Alhaurín de la Torre, Benalmádena, Canillas de Aceituno, Cártama, Colmenar, Fuengirola, Mijas, Mollina, Nerja, Rincón de la Victoria, Torremolinos y Vélez-Málaga.

Cobra peso la posibilidad de la creación de una nueva formación con buena parte de los críticos

Del total de 33 concejales logrados, ya son seis los que han decidido abandonar las directrices de Ciudadanos y han pasado a engrosar los grupos de no adscritos en sus correspondientes ayuntamientos.

Como adelanta diario Sur, algo se está moviendo en las tripas de la formación naranja a nivel provincial en Málaga, donde los críticos están cobrando fuerza y toman posiciones ante los rumores cada vez más insistentes de que se estaría conformando lo que sería el germen de una nueva formación de la mano de la plataforma cívica impulsada por el ex dirigente de UPyD Gorka Maneiro.

La clave de todo la tiene Gonzalo Sichar, portavoz de Ciudadanos en la Diputación Provincial de Málaga y alineado junto a los críticos. Tanto es así que recientemente apoyó los pasos de la citada plataforma cívica. A nadie se le pasa por alto que los tres votos de los concejales de Ciudadanos en la gobernabilidad del Ayuntamiento de Málaga son fundamentales para mantener al PP al frente de la corporación. Y por tanto, el malestar de la dirección de Ciudadanos con Sichar se intenta aplacar con el objetivo de que no desestabilice el equilibrio actual de fuerzas, ya que un posible paso de éste al grupo de no adscritos en la corporación provincial haría perder el peso fundamental que ahora tiene Ciudadanos en la Diputación.

La diputada autonómica María Carmen Prieto, ahora engrosando la bancada del Parlamento andaluz como no adscrita, dijo tras su marcha de la formación naranja que Ciudadanos “empezó hace tiempo a desviarse de sus orígenes. Un partido que se ha ido derechizando y mimetizándose con el desolador panorama político nacional”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Es cuestión de tiempo, que la gente normal y corriente que ha picado el anzuelo de C’s se desengañe y haga lo mismo que María Carmen Prieto. Lógico, cuando ves la máquina naranja por dentro te das cuenta que no es un partido político, sino simplemente un instrumento en manos de las élites carroñeras – léase ÍBEX, la Banca, las eléctricas y similares – que intentan a la desesperada de sostener los dos partidos tradicionales que les han permitido saquear las clases media y obrera del país para escapar con el dinero obtenido de esta forma tan mezquina a Panamá y demás paraísos fiscales .

    Tan claro es el funcionamiento del filial del Partido Podrido de Rajoy que hasta el más tonto se da cuenta que un partido serio, medianamente decente, jamás habría permitido que este partido siguiera gobernando en Murcia, o que lo haga en Madrid con toda la basura que se sabía terminaría por salir a flote, o en Andalucía, donde el PSOE hacía lo mismo …

    Lo mejor que le puede pasar a este país, o mejor dicho, a las clase obrera, parados, pensionistas, estudiantes y demás colectivos que honradamente buscan un futuro digno aquí dentro de nuestras fronteras, es que la burbuja naranja termine de una vez por todas de desinflarse. Es como decía al principio de mi comentario, cuestión de tiempo, a pesar de todas las manipulaciones informativas y de empresas encuestadoras que una y otra vez le dan aire a la filial naranja del Partido Podrido .

    !!!! JUNTOS PODEMOS !!!!

  2. Ciudadanos no es tan buen partido como Podemos que tiene a sus servidores a sueldo haciendo propaganda por todas las noticias. ¡Pero qué cansinos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 16 =