La construcción del almacén nuclear en Villar de Cañas (Cuenca) mantiene enfrentados al Gobierno del Partido Popular con la Junta de Castilla-La Mancha. Por un lado está el empeño del Gobierno central de levantar el cementerio nuclear. De hecho, está previsto que en un año el PP de luz verde para que continúe adelante un proyecto que, por otro lado, cuenta con el rechazo absoluto del ejecutivo socialista presidido por Emiliano García-Page: “Antes de los intereses nucleares de nadie, está el medioambiente y el futuro de Castilla-La Mancha”.

Así de rotundo y contundente se ha mostrado el Consejero de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, en relación a la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca). Además el socialista ha advertido a los populares: “entendemos que cualquier decisión que adopte el Gobierno central debe contar con la comunicación al Gobierno de Castilla La-Mancha que es quien tiene las competencias en materia de Medio Ambiente y Territorio”. “No se pueden tomar decisiones de forma unilateral y menos una cuestión de tanta importancia”, en alusión al anuncio realizado por el gobierno de Mariano Rajoy de que en un año se dará luz verde para que siga adelante la construcción del cementerio nuclear de Cuenca.

Pese a ello, Martínez Arroyo asegura que la Junta de CLM continúa su lucha por “defender los intereses de la región, de sus ciudadanos y del medioambiente”. Pues considera que los terrenos del futuro Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas suponen “un espacio suficientemente importante, desde el punto de vista ambiental, como para ser protegido”.

Arroyo ha recordado que el PSOE recurrió “la suspensión cautelar del Tribunal Supremo sobre la decisión del Consejo de Gobierno por la cual se ampliaba la protección de ese espacio natural”. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia “no se ha pronunciado todavía sobre el fondo de la cuestión”; es decir, “sobre si hay que priorizar la ampliación del espacio natural o los intereses nucleares”.

Asimismo, el Consejero de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha ha afirmado que el gobierno de la región se ha puesto en contacto con el Comisario de Medioambiente para comunicarle cuál es la postura de la Junta acerca del Almacén Temporal Centralizado (ATC), así como informarle del “trámite que habíamos iniciado para la protección de un espacio que tiene biodiversidad” y que por lo tanto, “la Comisión Europea también tiene que velar por el cumplimiento de la protección de los espacios ambientales”.

Martínez Arroyo ha reiterado que el Gobierno de Castilla La-Mancha se encuentra posición de proteger el medioambiente. Un compromiso que tiene la Junta y “lo tiene que tener también el resto de administraciones públicas que tienen algo que decir en materia de medioambiente”. En este sentido, el socialista ha señalado directamente al órgano ejecutivo de la Unión Europea: “Me refiero expresamente a la Comisión Europea”. Organismo al que el PSOE de CLM se aferra para frenar el proyecto de este cementerio nuclear, en el municipio conquense de Villar de Cañas, impulsado por el anterior gobierno de María Dolores De Cospedal. “A la vuelta del verano vamos a tener una reunión en la Comisión Europea para analizar esta situación”, ha concluido el Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 9 =