Una temporada de ensueño y cargada de mucho esfuerzo se ha convertido en una de las más históricas para el CD Leganés, sino la que más, ya que arrancaba su segunda temporada en Segunda División con el objetivo de la permanencia y finalizaba que con el sueño de convertirse en el equipo número 61 de Primera División.

El 4 de junio de 2016 es ya una fecha que pasará a la historia del CD Leganés como la más importante desde su creación. Tras una temporada de infarto, la clave y la puntilla final estaban en el partido contra el Mirandés del pasado sábado, en Anduva. El Leganés solo dependía de sí mismo: si ganaba, era de primera. Pero si perdía, el resultado del partido entre el Alavés y el Nastic de Tarragona decidía.

Pero los pepineros contaban con otra ventaja a su favor, mucho más fuerte y poderosa que cualquier otra: su afición. Las 868 entradas a disposición del Lega se vendieron en cuestión de horas, pero eso no fue excusa para que cerca de 1.600 aficionados del Leganés se desplazaron hasta Miranda de Ebro en autobuses y coches particulares. Las calles de la ciudad de Burgos eran una marea blanquiazul y el estadio más bien se parecía al de Butarque. El CD Leganés parecía que jugaba en casa.

Durante todo el partido solo se escuchaba a la afición del Leganés cantar, saltar y animar a su equipo. Con el gol de Insúa se desató la emoción en el campo y ya sólo hubo tiempo para esperar, sufrir y llorar de emoción con el pitido final. Una invasión incontrolable en el campo y la unión de la plantilla con su afición fue el principio de una fiesta que se recordará con el paso de los años.

“Hemos hecho historia”, dijo Asier Garitano, un héroe inesperado cuando aterrizó en Butarque en 2013, con el club aún en Segunda B. Lo subió a Segunda División y se ha convertido el técnico que ha hecho ilusionarse a toda una ciudad, y que el año que viene verá a su equipo jugar contra el Real Madrid o contra el FC Barcelona. Y lo harán con la humildad que ha caracterizado al equipo con menor presupuesto de la División de Plata, pero con más ilusión que ninguno. El CD Leganés es de primera, y lo es gracias al enorme esfuerzo del equipo y también al apoyo de una gran afición.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cuatro =