Foto Agustín Millán

CCOO ha organizado este domingo un emotivo homenaje en el centenario del nacimiento de uno de los sindicalistas españoles más importantes de todos los tiempos: Marcelino Camacho. Toda una referencia en un acto que no han querido perderse otro histórico sindicalista como Nicolás Redondo, la alcaldesa Manuela Carmena, el periodista Luis María Ansón, o entre otros, Angel Gabilondo, Nicolás Sartorius, Unai Sordo y Fernández Toxo.

“Conmemorar 100 años de Marcelino Camacho es conmemorar 100 años de lucha de la clase obrera”

Jaime Cedrun secretario general de CCOO de Madrid ha afirmado que, “conmemorar 100 años de Marcelino Camacho es conmemorar 100 años de lucha de la clase obrera”.

Foto Agustín Millán

Manuela Carmena ha querido reafirmar el deseo de que muy pronto Camacho tenga una calle: “Madrid tendrá una calle para Marcelino Camacho y me gustaría que también una estatua,” ha prometido.

Foto Agustín Millán

Enrique Santiago, coordinador general del PCE ha querido recordar, que “Marcelino nos dejó un mundo mejor del que encontró, sirviendo orgullosamente a la clase trabajadora con sangre, sudor y lágrimas”.

Para Enrique Santiago, “la vida de Camacho fue lucha, república, guerra, campo de concentración, fuga, exilio, dictadura, fábrica y partido”, ha dicho emocionado.

¡Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar!

«No es sólo fundador de nuestra cultura de lucha, debe ser fuente de inspiración hoy», ha recordado el coordinador del PCE. “Camarada Marcelino, fuiste líder porque fuiste ejemplo. Porque nunca te domaron, ni te doblaron, ni te pudieron domesticar”, ha dicho.

Enrique Santiago da las gracias a la familia en una emotiva intervención y dice que quien como Marcelino tanto ha luchado, su recuerdo y ejemplo crece en las movilizaciones en las calles contra la injusticia y por la igualdad”.

Foto Agustín Millán

Sira Rego por parte de Izquierda Unida,ha querido recordar a los, “hombres como Marcelino, mujeres como Josefina y miles de trabajadores/as se jugaron la vida en la dictadura por los derechos que hoy nos están arrebatando”

Para las y los militantes de IU, ha afirmando Sira, “es un honor seguir tejiendo ese hilo rojo de la historia que pasa por Marcelino Camacho”

Paquita Martin, la mediática militante de CCOO, ha recordando la trayectoria de Marcelino y su paso por la cárcel, nos dice que “mientras que estemos aquí y tengamos la cabeza en su sitio, por que si nosotros avanzamos la clase trabajadora avanza”

 “Nos debatimos entre lo posible y lo necesario”

Yenia Camacho Samper , hija de Marcelino ha querido dar las gracias, Si mi padre siguiera aquí seguiría estando donde estuvo. Gracias IU, gracias PCE, gracias a todos/as por continuar su trabajo”

“Hoy quiero situar en primer lugar a mi madre con dos palabras de combate y solidaridad: ¡Salud, Josefina!” , recordando a su madre enferma.

“Las últimas palabras que mi padre dijo en público fueron: ‘Compañeros/as, hay que seguir luchando por la paz y la libertad, ¡pero no os olvidéis de la igualdad!’, ha afirmado Yénia.

“Muchas personas que lucharon por la libertad no han recibido el reconocimiento o están en el silencio de las cunetas. Quienes estamos aquí tenemos el deber de contarlo” Yénia Camacho.

Foto Agustín Millán

“Mi padre nunca se creyó el poseedor de la verdad, siempre tuvo el oído atento para escuchar a los demás” Yénia Camacho.

Unai Sordo secretario general de CCOO ha conmemorado el centenario de Marcelino Camacho recordando como esta sala llena y, ”todo lo que hemos visto y escuchado es una muestra de la dimensión histórica que tiene la figura de Marcelino Camacho”.

Unai Sordo, “es imposible entender la Historia del movimiento obrero y de las CCOO sin la figura política, sindical y humana de Marcelino Camacho. Uno de los nuestros, uno de los imprescindibles…”

Foto Agustín Millán

 

Marcelino Camacho, nació el 21 de enero de 1918 en Osma La Rasa (Soria). Fue Hijo de un ferroviario afiliado a UGT, llevaba inscrito su carácter sindicalista. Marcelino contaba al final de su vida como el cura de su pueblo casi le convence, pero “El cura me quiso llevar al seminario, pero yo quería ser ferroviario como mi padre”, y se fue con los trenes.

En 1935, comenzó a organizar un sindicato y se afilió en el Partido Comunista de España. Durante la Guerra Civil, ayudó junto a su padre y otros ferroviarios a descarrilar en su pueblo la locomotora 531 para bloquear la comunicación de las tropas franquistas.

Cuando acabó a guerra, las tropas franquistas le detuvieron en Madrid, que le llevó a ser condenado a trabajos forzados en Tánger, pero en 1944 se escapó y se fugó a Orán (Argelia). En 1957 fue indultado y regresó a España. 

Volvió en 1957, ya casado con Josefina, su compañera. Ese mismo año comenzó a trabajar de oficial fresador en Perkins Hispania y retomó su trabajo sindicalista en la clandestinidad.

Se comenta que el embrión de las Comisiones Obreras, es en la mina La Camocha o en la siderurgia vizcaína. Camacho está en esta lucha sindicalista que le volvió a llevar a la cárcel, en 1966. Salió pronto, aunque le duró poco la libertad al ser detenido al año siguiente. En 1966 los compañeros de la Perkins, le respaldaron de forma unánime.

Volvió a ser detenido en 1972, víctima del famoso proceso 1.001.

Foto Agustín Millán

Fue uno de los fundadores de las Comisiones Obreras, sindicato de inspiración comunista. Contó su hijo Marcel, que en l967, “los grises”, la policía franquista le aviso de su inmediata detención para que se exiliara, pero Camacho prefirió ser detenido y pasar nueve años en la cárcel de Carabanchel. Tras el Proceso 1001, que le llevó a la cárcel junto al resto de la cúpula de CCOO (Nicolás Sartorius, Miguel Ángel Zamora, Pedro Santiesteban, Eduardo Saborido, Francisco García Salve, Luis Fernández, Francisco Acosta, Juan Muñiz Zapico y Fernando Soto) a finales de 1973. Recobró la libertad en 1976.

Unas historias entrañables cuentan como su mujer Josefina, para hacer menos frías y duras esas estancias en la cárcel, le tejía sus jerseys de cuello vuelto, llamados “los marcelinos”, durante la transición.

 La transición a la democracia le devolvió la libertad y las CCOO fueron legalizadas, de eso se cumplieron 40 años el pasado abril. Fue elegido secretario general en 1977. Durante esos años históricos del sindicalismo, coincidió con otro de los lideres históricos, Nicolas Redondo, entonces secretario general de UGT.

Durante un debate en la única televisión pública de la época, Marcelino Camacho escuchó la frase célebre del otro líder histórico del sindicalismo y antiguo secretario general de UGT, Nicolás Redondo: “Mientes Marcelino y tú lo sabes”.

Fue diputado comunista por Madrid entre 1977 y 1981, vivió casi toda su vida en el barrio de Puerta Bonita, en Carabanchel (Madrid). Falleció el 29 de octubre de 2010.

Dejó el liderazgo del sindicato en manos de Antonio Gutiérrez y se convirtió en su presidente de honor.

 Se alineó con el sector crítico de CCOO, cercano al Partido Comunista. Lo que le llevó a perder su cargo honorífico. En la pugna entre Ignacio Fernández Toxo y José María Fidalgo por la secretaria general, se posicionó por Toxo, que fue elegido Secretario general.

Foto Agustín Millán

El último acto público de Josefina, en un delicado estado de salud, fue en el último Congreso Confederal de las Comisiones Obreras celebrado el pasado verano, donde apareció entre el secretario general saliente, Toxo y el entrante, Unai Sordo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + diecinueve =