El sindicato CCOO considera que la interpretación que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) respecto a la ampliación de los permisos de paternidad a cuatro semanas es restrictiva ya que está considerando sólo a aquellos padres que lo solicitan si el nacimiento o la adopción se ha producido a partir del día 1 de enero del presente año.

La ampliación a cuatro semanas de la suspensión del contrato de trabajo por paternidad fue aprobada en la Ley 9/2009 aunque su entrada en vigor se ha ido retrasando hasta el pasado 1 de enero de 2017 en la disposición undécima de la Ley 48/2015.

El modo de interpretar por parte del INSS dicha disposición ha hecho que se generen dudas respecto a quién tiene derecho a dicha prestación al afirmarse que sólo tendrían derecho aquellos nacimientos, adopciones, guardas legales con fines de adopción y acogimiento que se produjeran a partir del señalado 1 de enero.

CCOO entiende que “tienen derecho a beneficiarse del disfrute de las cuatro semanas de permiso y prestación por paternidad las personas que hayan solicitado iniciar el descanso a partir del 1 de enero de 2017 aun cuando el nacimiento o la constitución de la adopción o la fecha de la resolución de la guarda se hayan producido con anterioridad a dicha fecha”.

Según el sindicato para los trabajadores por cuenta ajena el derecho se puede ejercitar dentro del periodo “comprendido entre la finalización del permiso por nacimiento de hijo, previsto legal o convencionalmente, o desde la resolución judicial por la que se constituye la adopción o a partir de la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento, hasta que finalice la suspensión del contrato por dichas causas o inmediatamente después de la finalización de dicha suspensión”. Por tanto, el permiso de paternidad puede disfrutarse pasadas las dieciséis semanas desde el nacimiento.

El sindicato reclama que el permiso de paternidad pueda disfrutarse pasadas las dieciséis semanas desde el nacimiento

El artículo 183 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (TRGLSS) establece que la situación protegida no es la fecha del nacimiento, la adopción o la guarda sino durante el periodo de suspensión del contrato o permiso. Por otro lado el mismo TRGLSS establece que el periodo de cotización exigible para acceder a la prestación por paternidad es el momento de inicio del descanso y no en la fecha del nacimiento. La propia Ley 9/2009 señala que el derecho de subsidio nace el mismo día que empieza el periodo de suspensión o permiso y que la base reguladora de la prestación se calcula en base a la fecha de inicio del descanso.

Por otro lado, CCOO entiende que “en la aplicación de esta norma debe prevalecer una interpretación favorable al derecho por tratarse de una institución en la que están presentes derechos y obligaciones de rango constitucional, singularmente la protección de la infancia y el derecho a la igualdad entre hombres y mujeres”.

Fomentar una mayor corresponsabilidad de los hombres en las obligaciones familiares se logra con la ampliación

Finalmente, el sindicato recuerda que el origen de esta prestación viene determinado por la Ley 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, que reconocía más derechos tanto a hombres como a mujeres en materia de conciliación de la vida personal y laboral. Por tanto, la ampliación de los permisos de paternidad es la corrección de la desigualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral y fomentar una mayor corresponsabilidad del género masculino en las obligaciones familiares.

Por su parte, el Instituto Nacional de la Seguridad nos indica que los permisos se están aplicando según lo que establece la ley y nos remite a la información detallada en su página web.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 13 =