La guerra en Siria está en el origen de muchos conflictos migratorios

La migración es un fenómeno natural en el que los pueblos, comunidades o tribus deciden abandonar sus tierras e ir a otro lugar o región ofreciéndoles más seguridad física y/o alimentaria. La migración se vuelve inevitable en casos de agresión de estado soberano, conflicto armado internacional o guerra civil. Para preservar sus vidas, familias enteras deciden salir de las zonas de combate y buscar lugares lejanos y seguros. En cualquier Caso, siempre personas con medios suficientes son las que pueden migrar a otras ciudades, regiones o países. En cuanto a la mayoría de la población que prefiere permanecer en su tierra natal, son en general militantes o soldados, sus familias y los simpatizantes. España y otro países aunque no han participado en la guerra contra Libia y Siria, se encuentran hoy en la crisis migratoria, más metidos que países al origen de dichos conflictos.

Problemática de la migración y sucesos importantes

España y otro países, aunque no han participado en la guerra contra Libia y Siria, se encuentran hoy en la crisis migratoria, más metidos que los estados de origen de dichos conflictos

Desde enero de 2011, una revuelta denominada “Primavera árabe” ha sido impuesta por países de la OTAN y sus aliados a Estados árabes salvo las monarquías del Golfo. Al mismo tiempo, se desencadenó una guerra mediática, seguida de agresiones militares aéreas, navales y terrestres sobre territorios libios y sirios durante meses. Las guerras contra Libia y Siria generan cientos de miles de muertos y heridos, un caos socio-económico y político sin precedente en el norte de África y el Levante, además del empobrecimiento de los países del Sahel africano y la proliferación de bandas de crimen organizado en esta área. Las oleadas de migrantes sirios, iraquíes y africanos que empezaron en 2011 a huir hacia Europa son consecuencias directas de injusticias y maldiciones que están cayendo sobre estas tierras hasta ahora. La crisis migratoria actual en el Mediterráneo es una tragedia humanitaria real.  Lo que no queda claro y todavía sin explicaciones es la opacidad y la falta de informaciones sobre la presencia anormal de oenegés en el Mediterráneo. Los responsables del nuevo gobierno italiano y los activistas de extrema derecha europea califican el trabajo actual de las ONG’s de actividades ilícitas de tráfico de seres humanos. También consideran que los migrantes no son más que falsos refugiados y por inverosímil que parezca su objetivo sería preparar la invasión de Europa… El Señor William Lacy Swing, director general de la OMI (Organización Mundial de la Inmigración) anunció en junio 2017 que la migración clandestina es el sector más lucrativo del crimen organizado con más de 35 mil millones de dólares. El equivalente de la cifra anual que hace la compañía aérea Lufthansa. En efecto, los datos de la OMI indican que desde enero 2018, unos 44.000 migrantes cruzaron el Mediterráneo, de los cuales 1.100 se ahogaron. El malentendido europeo empezó cuando los países occidentales implicados en la guerra contra Libia, Siria y Irak se mostraron reticentes a acoger migrantes de estos países.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × uno =