Fue en el mes de julio, inmediatamente después de las investiduras de Sánchez y Torra, cuando ambos Presidentes se reunieron por primera vez.

En aquella reunión acordaron retomar el diálogo de manera continua como herramienta de trabajo, reabriendo así una comisión bilateral que lleva funcionando desde entonces.

Quedaron, ambos, en volverse a ver al comienzo del curso político. Y así fue cómo Torra se lo recordó esta semana con esta carta.

Carta de Torra a Sánchez

En el texto puede leerse claramente que el Presidente Torra conmina al Presidente Sánchez para tener una reunión en la que puedan concretar los “términos del diálogo para que realmente tenga una función resolutiva del conflicto político”. Habla también Torra de un diálogo en profundidad sobre el proyecto de Sánchez para Cataluña, el derecho de autodeterminación. Y en lo que a temporal se refiere, se propone realizar el encuentro “en las próximas semanas”.

No es, por lo tanto, una carta de ultimátum, ni una imposición o amenaza de independencia. Es, como puede leerse, una llamada al diálogo prometido, en los términos acordados y en base a la promesa de la celebración del encuentro.

La respuesta del ejecutivo español fue inmediata: no es momento de reunirse, aunque se mantienen abiertos a dialogar. Y Torra ha vuelto a contestar que desde el Govern siempre mantendrán las puertas abiertas a la negociación con España y la mediación internacional. Si bien, el independentismo dejará de dar apoyo al presidente Sánchez a partir de noviembre en las medidas que éste requiera para mantener estable su gobierno.

Fue ayer, inmediatamente después de enviar la carta de Torra a Sánchez cuando JxCAT y ERC registraron una propuesta de resolución conjunta que tiene el objetivo de que el Parlamento de Cataluña inste al Govern a explorar vías de diálogo y negociación con el gobierno central para acordar un “referéndum acordado, vinculante y reconocido internacionalmente que respete el derecho a decidir de los catalanes”.

También señalan la necesidad de que el “Estado respete sus compromisos con Cataluña, y haga efectivos los compromisos adquiridos en materia de financiación, traspasos e inversiones que han sido incumplidos repetidamente de manera unilateral”.

También piden que el Gobierno retire los recursos de inconstitucionalidad sobre las leyes aprobadas en el Parlament y “la rectificación de la estrategia de asfixia financiera que ha supuesto la suspensión y anulación sistemática de nuevos impuestos y tributos”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. ni a los nazis españoles ni a los catalanes, ambos neoliberales y que se dedican a echar leña para tapar corrupcion y recortes, les interesa perder el caladero d evotos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =