La economía de Castilla-La Mancha crecerá por encima de la media nacional tanto este año como el próximo, según ha quedado reflejado en el «Observatorio Regional» publicado por BBVA Research. En este informe se prevé un crecimiento de la economía castellano-manchega para este año del 3,1%, cuando el conjunto de España crecerá un 3% y para 2018 Castilla-La Mancha incrementará su PIB un 2,9 por ciento, situándose en el grupo de Comunidades Autónomas que presentarán un mayor crecimiento en 2018 mientras que España crecerá un 2,7 por ciento.

El Gobierno de Emiliano García-Page cumplió el objetivo de déficit en 2016, situado en el 0,7 por ciento del PIB para las Comunidades Autónomas

Estas estimaciones de BBVA Research coinciden en esencia con las publicadas por el Centro de Predicción Económica (CEPREDE) para este año. Según el informe Castilla-La Mancha crecerá un 2,9% mientras que la media nacional la sitúa en un 2,6%.

Estas previsiones vendrían a continuar el crecimiento registrado por Castilla-La Mancha durante el año pasado, cuando, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la región creció un 3,1 por ciento, una tasa de crecimiento que no se registraba desde hace varios años.

Según fuentes consultadas, uno de los objetivos del Gobierno de Castilla-La Mancha es el mantenimiento de unas finanzas públicas saneadas haciéndolas compatibles con la recuperación económica y social de la región.

El periodo medio de pago a proveedores se situó en 16 días, diez días menos que la media de las CCAA

De acuerdo con este objetivo, el Ejecutivo de Emiliano García-Page redujo un 56% la necesidad de financiación de la región en un único ejercicio, pasando de 628 millones de euros de déficit en términos absolutos en diciembre de 2015 a 275 millones al finalizar 2016, lo que supone una reducción de 353 millones de euros, lo que permitió al Gobierno de García-Page cumplir con el objetivo de déficit el año pasado, establecido en el 0,7% del PIB regional para las Comunidades Autónomas.

Unas buenas cifras que se registran también en el periodo medio de pago a proveedores, que en el mes de febrero fue de 16,47 días en Castilla-La Mancha, diez días menos que la media de las Comunidades Autónomas y más de tres semanas antes que en el mismo mes de 2015.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − Once =