Movilizaciones por el fallo de La Manada. Foto Agustín Millán.

La puesta en libertad de La Manada es un maltrato claro a todo el pueblo español por parte de la Justicia y demuestra claramente que el tercer poder en España tiene aún una revolución pendiente para ajustarse a la realidad, no sólo de nuestro país, sino del mundo.

El pasado día 8 de marzo vimos cómo las calles se llenaban de mujeres reclamando igualdad. Cada día que pasa se demuestra más que el futuro es para la mujer junto a los hombres que aman la igualdad y luchan por ella.

Sin embargo, la decisión de liberar a La Manada es un atentado contra la libertad, la ética y la dignidad, además de un insulto a la víctima, de todo el pueblo español y sólo puede ser entendida como una provocación a una sociedad cada vez más igualitaria y respetuosa de los derechos humanos.

Además, es sangrante el hecho de que haya sido una mujer, la magistrada Raquel Fernandino, la que, junto con Ricardo González —del que no se esperaba otra decisión— haya votado a favor de que los miembros de La Manada salgan a la calle pagando una fianza de 6.000 euros. No es el primer ejemplo de una jueza que se pone en contra de las mujeres en la defensa de sus derechos y de su libertad. Existen juzgados de violencia de género dirigidos por mujeres que rechazan casi todas las órdenes de protección o de alejamiento que se le solicitan. La víctima de la violación múltiple sólo ha sido respetada por José Francisco Cobo, presidente del tribunal, quien ha abogado por la ampliación de la prisión provisional.

La decisión la ha tomado el mismo tribunal que afirmó en la sentencia que no hubo intimidación en el hecho de que cinco hombres metieran en un portal a una joven es el que ahora les ha concedido la libertad. Es indignante que no se haya considerado la existencia de riesgo de reiteración delictiva cuando las personas condenadas por violación no reconocen que lo que hicieron fue una violación, sobre todo cuando alguno de ellos era reincidente —agresión sexual a una chica en Pozoblanco—.

Se demuestra que la Justicia española no está formada en la perspectiva de género. Por ello se entiende que haya tal desconocimiento de la violencia sexual. El hecho de que ésta no se considere violencia machista implica que las víctimas están desprotegidas ante casos como el de La Manada.

La Justicia española necesita más recursos, eso es obvio, pero también necesita sensibilización sobre las políticas de género y de protección a la mujer. Esto es fundamental, como lo es que en casos en los que haya un atentado contra una mujer por el hecho de ser mujer no puede ser juzgado por jueces o juezas con historial de defensa de los preceptos del machismo sistémico.

España demostró que está cambiando el día 8 de marzo y el día 26 de abril cuando salió la vergonzosa sentencia de La Manada. El pueblo salió a la calle para reclamar justicia a la Justicia. Por esta razón, que un juez y una jueza hayan votado en favor de que La Manada recupere la libertad es un verdadero maltrato a las mujeres y al pueblo español.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Mostrar a la otra cara de la Ley de Violencia de Género,esa que todo el mundo silencia, que nadie nombra que nadie quiere ver, por intereses económicos,electorales,eso tan enormemente peligroso que llaman lo politicamente correcto,mantener contento al todopoderoso feminismo radical y obtener sus votos etc.,pero que como nadie decida abrir los ojos se convertirá en el mayor genocidio contra los derechos humanos en un país supuestamente democrático, como es España y en pleno siglo XXI.
    España han convertido la justicia en una inquisición de género.Es de poca vergüenza pedir más “perspectiva de género” a los jueces después de haber creado leyes terribles contra personas por su género,piden ahora paridad para crear más leyes contra el hombre tras la sentencia de la manada,después de haber creado las leyes de género,leyes hechas íntegramente por mujeres y contra el hombre. Vergüenza infinita de aquellos qué exterminarían a todos los perros del mundo por si alguna vez salieran a la calle y alguno pudiera morderle.Así es la filosofía de la ideología de género y el feminismo radical.Solo existen ell@s,lo demás y los demás no importan,no existen.El culpable de un delito quien lo comete pero jamás toda su raza,su género o todos los que tengan su mismo color de piel.Las víctimas importan muchísimo y merecen todo nuestro respeto y apoyo.Pero también importan las otras víctimas,las miles de víctimas,millones de víctimas de la injusticia de la Ley de Género y el pacto de Estado contra el hombre.Ya será considerada “de género” cualquier falta sobre una mujer sin relación,las denuncias crecerán por millones y los condenados inocentes también.El hombre es tratado como la peste, ni siquiera es tenido en cuenta como persona.El Partido Nazi Fomentó el odio contra un pueblo, aplicando el terrible y genocida derecho penal de autor que hacía culpables a toda su raza un género un colectivo,con tribunales de excepción para condenarles.La ideología de género fomenta el odio contra el varón,le “juzga” en tribunales “especializados”,sin presunción de inocencia si no declarado culpable por ley.Ante la sola palabra de la mujer es detenido, encarcelado, expulsado de su casa separado de sus hijos de sus bienes,antes incluso de ningún juicio.Los hombres darán positivo en centros de salud,la mujer tendrá derecho a la consideración del invento de género sin tan siquiera presentar denuncia lo cual implica que un hombre sin ser juzgado será considerado automáticamente y a la vez maltratador.La mujer no tendrá ni que declarar según los “expertos” para evitar “revictimización”.Se fomenta e hiperpremia la denuncia contra el hombre por el motivo más mínimo considerando que tras todas esas denuncias solo existe escoria,pero nunca personas que aunque sean de sexo varón también deberían tener la consideración de personas, que a la vez puedan ser inocentes o incluso ellos víctimas de maltrato el terrible maltrato psicológico.Se genera odio y psicosis a todas horas en todos los medios,el mayor insulto para aquellos a quienes se han vulnerado sus derechos humanos fundamentales que son los hombres y sus familias,simplemente por haber nacido de sexo varón.La Ley de Violencia de Género y el pacto de Estado contra el hombre es una ley tan injusta terrible y disparatada que incluso discrimina a los únicos inocentes que son los niños y que tendrán derecho no a la consideración de género dependiendo si el maltratador es un hombre o es una mujer.Realmente repugnante la hipocresía y el enorme interés de nuestros políticos, periodistas y todos los medios adoctrinados por una ideología de genero feminista radical, terrible y contraria a la vida y a los derechos humanos, que sustenta un inmenso negocio de género y miles y miles de recursos, y es por ello que mantienen una ley terrible y totalmente fracasada que incluso la propia ley genera el problema por su terrible injusticia.Pero hay tantísimo dinero e intereses detrás, que la injusticia sigue y se hace mayor, y nos insultan continuamente pidiendo más y más dinero, para la mayor injusticia contra la humanidad, el pacto de Estado contra el hombre, intentando hacernos creer que las feministas están desamparadas por todo y por todos.Mayor ejemplo de hipocresía maldad y sin razón es imposible. sin duda estas leyes de género y la locura de su ideología serán estudiadas como una de las mayores vergüenzas de la humanidad sobre la población perseguida simplemente por el género al que pertenecen, vulnerando todos y cada uno de sus derechos fundamentales, incluida la presunción de inocencia del hombre imprescindible para evitar injusticias persecuciones holocaustos sobre inocentes.Basta de hipocresía y negocio por encima de los derechos humanos.Reflexionar sobre una ley injusta es vital.Quienes prefieren mantener los ojos cerrados a la realidad,e insultan a los que serán millones de víctimas de sus leyes con la palabra igualdad,son cómplices del mayor atentado contra la igualdad, los derechos humanos y la vida a través de sus leyes, generando psicosis contra el hombre. Cuando se persiguió,criminalizó y legisló contra los negros por ser negros se llamó racismo.Cuándo se persiguió criminalizó y legisló contra judíos se llamó nazismo. Cuándo se persigue legisla y se genera psicosis contra el hombre,contra el género masculino pretenden llamarlo igualdad. Sin duda estas leyes serán estudiadas como una de las mayores vergüenzas de la humanidad, en pleno sigloXXI y en un supuesto estado de derecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 12 =