La crónica de Diario16 de hace 40 años, en la celebración en Democracia del primer Día del Trabajador, dejaba constancia de que todavía quedaba mucho por progresar. De hecho, ese 1 de mayo del 77, el periodista Carlos Pérez, según recoge el propio diario, http://diario16.com/fuerte-represion-primero-mayo-1977/, fue apaleado y detenido en Comisaría. Y no fue el único.

Hoy Carlos Pérez responde, ya jubilado y después de haber conseguido profesionalmente casi todo lo que se propuso, a las preguntas de Diario16 y lo hace con franqueza, amabilidad y con añoranza de un pasado duro, pero también solidario y reivindicativo. A pesar de su militancia en UGT y en el PSOE siempre se sintió libre. Quizá por eso abandonó ambas organizaciones en la madurez. Conocía demasiado la evolución de ambas instituciones. Según explica, “me sentí libre como periodista, sindicalista y político porque me negué a ser liberado, en cargo político, con sueldo”.

Este periodista, comprometido con la sociedad que le tocó vivir, recuerda cómo en aquellos años en la política y en el sindicalismo “se lloraba, se discrepaba y había ilusión y vida”.

El periodista de Diario16, donde ejerció su profesión durante casi dos décadas y llegó a ser , Redactor jefe de la edición de noche, Director de Arte, reconocer que “en el 77, hacía año y medio que Franco había muerto, pero parte del franquismo estaba en la sociedad”. Según sus propias palabras, “ese fue el primer Primero de Mayo que se celebraba y los sindicatos lo celebraron con cierta dificultad. La sociedad estaba tibia, después llegaron años mejores, con más fuerza y unión, pero ahí todavía estábamos empezando”.

Pérez Díaz, como secretario general de prensa de UGT y diputado socialista en la primera Asamblea de Madrid, recuerda con añoranza los años en los que se “lloraba en los procesos democráticos internos de los partidos y a diferencia de ahora, se ganaba con el 60%, no con el 90% o 100% del poder ejecutivo. La discrepancia de los cargos liberados, casi han desparecido”.

Los años 80 fueron para este periodista “interesantísimos socialmente”. Recuerda el congreso de UGT en Barcelona en el 78, donde él mismo intervino, junto a Nicolás Redondo, y le piden que forme parte de la Ejecutiva Nacional, pero Pérez decide no aceptar “porque no quería perder mi libertad”.

Para Carlos Pérez es importante no haber sido nunca liberado a consta del sindicato o de la política. Nunca cobró por ello, decidió seguir trabajando, como periodistas, y eso le hizo sentirse libre.

Carlos Pérez, sin embargo, tiene claro que aunque todo es mejorable y hay que hacer crítica interna, no tiene sentido dar carnaza a la derecha y seguir desuniendo a la izquierda. Podría contar muchas cosas de las que vivió en el sindicalismo y en la política, pero creo que es el momento de seguir avanzando para una sociedad que necesita de la solidaridad, la ternura y el compromiso de los mejores.

El periodista de Diario16, que fue casi todo en el periodismo, fue también miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Periodistas en los 80, miembro del Comité Federal de UGT Prensa, en donde anteriormente desempeño el cargo de secretario general, fue elegido diputado en la Asamblea de Madrid en 1983 en la primera y segunda legislatura. En los primeros cuatro años fue además el portavoz y secretario general, del grupo Parlamentario del PSOE en Madrid y sin salario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Mis respetos a Carlos Pérez Díaz, un periodistas de raza y compromiso que nunca perdió la dignidad. Un maestro la que tengo como ejemplo

  2. ¿Cuántos políticos y sindicalistas estarían dispuestos a ejercer su cargo sin cobrar y compaginarlo con su puesto de trabajo? La política y el sindicalismo deben ser vacacionales. Quien esté por dinero debería marcharse. Un ejemplo, el de Carlos Pérez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − quince =