Felipe VI, al margen de ideologías o puntos de vista, dio ayer un mensaje institucional, y sin precedentes aún en la corta historia de su reinado, para dirigirse a una nación dividida. Para ello, la Casa Real optó por colocar, justo detrás del monarca, el cuadro de Carlos III. Desde Diario16 tratamos de analizar por qué esta apuesta por el rey ilustrado.

Debemos decir lo primero: Aquí no se trata de monarquía o republica. Pero parece el momento de señalar por que en la Cataluña de la época del movimiento ilustrado apaciguó las revueltas que vivió con su padre el primer Borbón Felipe V.

Carlos III arrincona la lengua catalana privilegiando el castellano como lengua única de la monarquía, lo que choca con  salvaguardia de la identidad lingüística, pero también hay que decir que recibe la fidelidad de muchos de los mejores escritores catalanes de la época.  Ésta es una de las principales críticas que está recibiendo Felipe VI por colocar el retrato del mejor alcalde de Madrid.

Pero no todo fue malo para Cataluña en la época ilustrada de Carlos III. La prosperidad y el ambiente de paz, hacen aflorar la cultura catalana.

Por ejemplo en el terreno económico la nación catalana tiene un crecimiento económico. La industria obtiene buenos resultados en el sector algodonero, locomotora de la revolución industrial de la época.

Se ha intensificado los regadíos, con un incremento de los cultivos, dejando de lado al barbecho, con la introducción de nuevos utillajes y ensayando nuevos sistemas de rotación de los cultivos.

Este crecimiento económico fue posible  a la expansión de agricultores, los miembros de los gremios, los marinos y los pescadores, los comerciantes y los fabricantes de papel, de zapatos o de tejidos` de algodón. Estos gremios han contribuido al crecimiento material del Principado de Cataluña.

¿Por qué la hostilidad se ha apaciguado en estos años ilustrados? ¿Por qué se creó una línea de colaboración entre los gobernantes del reino y los gobernados del Principado de Cataluña?

Sigue vigente el Decreto de Nueva Planta promulgado por Felipe V.

Los Decretos de Nueva Planta fueron promulgados entre 1707 y 1716, por el rey Felipe V, vencedor de la Guerra de Sucesión Española, por los cuales quedaron abolidas las leyes e instituciones propias del Reino de Valencia y del Reino de Aragón el 29 de junio de 1707, del Reino de Mallorca el 15 de noviembre de 1715 y del Principado de Cataluña el 16 de enero de 1716, todos ellos integrantes de la Corona de Aragón que se habían decantado por el archiduque Carlos.

Muchos hombres catalanes (aquí la historia no la escriben las mujeres) dirigen la administración borbónica de Carlos III: Capmany elabora el proyecto de las Nuevas Poblaciones, Sáñez Reguart se encarga del sector pesquero hispano, Portolá conquista California para el rey Borbón, Manuel Amat en el virreinato del Perú, Constansó se encarga de reordenar las fortificaciones y las obras públicas de México, Virgili se encarga de la medicina militar en España.

El sistema de quintas

En la ciudad de Barcelona se produce el llamado “motín de las quintas” (en catalán, Avalot de les quintes) que tuvo lugar en 1773. Se desencadeno al publicarse una nueva Real Ordenanza de Quintas aprobada en 1770 por Carlos III que obligaba a reclutar obligatoriamente y por sorteo, a un número determinado de hombres. La gente de mar en la Costa Brava se niega a inscribirse en la Matrícula.

La edad de oro de la medicina catalana

La edad de oro de la medicina catalana se produce en la época ilustrada. A pesar de los motines y las revueltas, la segunda mitad de siglo es un período donde se cultiva la historia, la literatura económica, los repertorios bibliográficos.

La cultura en Cataluña es el espaldarazo para el desarrollo económico: Es en esta época cuando se construyen muchos de los grandes edificios como las lonjas, las aduanas. Se crean la Junta de Comercio, las Sociedades Económicas de Amigos del País. Se redactan artículos para promover el progreso material del principado catalán, entre estos escritores podemos citar a Capmany o Caresmas. Se crean escuelas que ilustran en los estudios aplicables a la industria o al comercio.

En la época ilustrada los catalanes eran más de un millos de mujeres y hombres. Una época para abrirse a Europa y al mundo. ¿Por qué Felipe VI lo ha querido colocar como imagen de su discurso y por ende de su reinado?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. El periodista comete un error muy grave cuando dice: ” la Casa Real optó por colocar, justo detrás del monarca, el cuadro de Carlos III”. Debería saber que ese cuadro preside el despacho del Rey desde hace mucho tiempo. Si bien en La Casa Real podía haber sido más cautelosos, y creo que no lo fueron deliberadamente, no es justo decir que fue colocado allí expresamente para este discurso. Las cosas como son.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 19 =