El programa de Carlos Herrera en la Cadena COPE es un claro ejemplo de ese machismo rancio, de ese lenguaje de barra de bar, tan propio de un sector bastante importante de la derecha española. El locutor sevillano, además de ser un personaje y de creerse precisamente el papel que ese personaje representa en la estrategia conservadora de ganarse el favor de los suyos a través del insulto fácil, del «caca-culo-pedo-pis», de los eufemismos cargados de machismo más propio del siglo X que del XXI, es un hombre bastante desagradable porque, como todos los necios, piensa que está en posesión de la verdad absoluta.

La última «gesta» de Herrera la tuvimos el pasado martes con la respuesta dada a un tuit de nuestra compañera Beatriz Talegón. Todo comenzó cuando Herrera se refirió al incidente del pasado fin de semana en que dos mujeres que apoyaban la colocación de pantallas gigantes para ver los partidos de la Selección Española fueron agredidas. La reacción de Herrera fue la de atacar a los independentistas y, en concreto, a las independentistas porque «las independentistas catalanas siguen calladas como putas». Ante este comentario, Beatriz Talegón tuiteó lo siguiente: «Distinguido Señor @carlosherreracr nos puede explicar la expresión “calladas como putas”? Muchas gracias». Como pueden ver, se trata de un tuit respetuoso, educado y sin ningún ataque directo al locutor.

Como Herrera piensa que está en posesión de la verdad absoluta y que eso le da patente de corso para lo que a él le dé la gana, inició un discurso de suficiencia y superioridad moral que ha terminado con insultos. Luis del Val la ha llamado «mema» en su copla y Salvador Sostres, otro necio que quiere imponer a todo el mundo de entender la vida y que se califica él solo cada vez que abre la boca, incluso llegó a insinuar que esa interpelación de Beatriz Talegón es un ejemplo del nuevo fascismo (¡acojonante, Sostres hablando de fascismo!) e incidiendo en la memez de nuestra compañera.

El programa de Herrera es de lo más casposo y esto es un ejemplo de ello. No caeremos en el mismo barro al que el sevillano quiere llevar el debate y no diremos lo que realmente pensamos de Carlos Herrera. Lo que queda claro es que ellos mismos se retratan cada mañana con unos contenidos que están al servicio de las élites económicas, empresariales y, evidentemente, religiosas de este país, donde los destrozos a la ciudadanía son tratados como verdaderos logros porque, tal y como dijo Sostres, a los pobres hay que echarlos como quería hacer Esperanza Aguirre del centro de Madrid. Si alguien está de acuerdo y aplaude que se hayan hecho recortes en nuestras libertades y derechos, que se esté destrozando el Estado del Bienestar, que las medidas del Partido Popular han generado una desigualdad más propia de la posguerra que del momento actual, que haya millones de familias por debajo del umbral de la pobreza o que hay que aguantarse con el empleo precario que se crea, es que se está rozando la psicopatía. Por eso, señor Herrera, quien debería estar «callado como una puta» debería ser usted porque se puede hacer radio, se puede estar de acuerdo o no con lo que se defiende, pero lo que no se puede permitir es la zafiedad, el lenguaje soez y, sobre todo, el insulto a quien no piensa como usted o a quien «se atreve» a llevarle la contraria.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

8 Comentarios

  1. Al final, se tenga o no cultura es muy fácil ser Belén Esteban. El título de graciosillo ilustrado, siempre está bien aplicado a los Herrera, Losantos, Ussia, Burgos, etc. fascistas que no saben nada más que ofender y hacer proselitismo dañino.

  2. Todavía existe Diario 16?. Madre mía si levantara la cabeza D. Jose Luis Gutierrez!!!!y viera que escribe que escribe el autor de este articulillo, a quién no conoce ni su padre. Ya estoy escribiendo demasiado.

    • este gilipollas anonimo,al que ni su padre connoce,ni el a su padre,porque su madre tampoco,si callase la boca y se metiese su comentario por el culo,seria mejor,porque ya siendo anonimo,denota la cultura que tiene,un verdadero paleto gilipollas.

  3. Cuando he leído “el locutor sevillano” me he dicho “si será cretino el que escribe el artículo, que no se ha molestado en buscar en Google donde nació Herrera”. Normal… el nivel del progre medio es tan ínfimo que con tal de que el artículo tenga dos insultos a la derecha, el resto es irrelevante; se lo tragan sin rechistar. He dado el beneficio de la duda (creo que Herrera vive en Sevilla), pero no he llegado mucho más. Cuando he leído que Herrera había aprovechado para atacar a los independentistas (desde el domingo uno de los agresores fue identificado, y es un radical de extrema izquierda, con vinculos con la CUP, y de los que esta última semana ha estado dando murga en el barrio de gracia), he decidido no perder un segundo más de mi tiempo. Cuando el supuesto periodista aprenda a hacer su trabajo… cuando sepa de lo que habla… que alguien me avise, que estaré encantado de prestarle atención, aunque no coincida con mi opinión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 18 =