El juzgado de primera instancia nº 6 de L´Hospitalet del Llobregat ha anulado las preferentes de Caixa Catalunya colocadas a una familia con “escasa formación, prácticamente analfabeta, sin conocimientos financieros y oficios diversos sin cualificación”, según el fallo. La entidad les colocó desde el 30 de mayo del 2007 al 12 de febrero del 2010 un total de 130.000 euros en preferentes a través de 8 operaciones.

En la información facilitada se les decía que se trataba de un “producto conservador para clientes que quieren asumir pocos riesgos”. Sin embargo, en el mismo documento se les hace firmar a los contratantes que “hacen constar que conocen el significado y la trascendencia de la presente orden en todos sus términos”. Para el magistrado, ambas informaciones resultan “contradictorias”.

“Es un escándalo que Caixa Catalunya escribiera negro sobre blanco que sus preferentes eran un producto conservador para clientes que no quieren asumir riesgos cuando es tan obvio que es un producto de riesgo que les hacían firmar que conocían el riesgo con cláusulas alambicadas”, explica Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí, despacho que ha dirigido la defensa.

El fallo considera que las “deficiencias de información son relevantes” y censura que Caixa Catalunya no informara de las características y riesgos del producto “haciendo hincapié en los riesgos”. El propio empleado de la entidad reconoció en el juicio que no se informó de los riesgos. “Se hace hincapié en las ventajas de rendimiento y liquidez y se minimizan los inconvenientes”, concluye el fallo.

La sentencia añade que la documentación resulta “ininteligible sobre la real esencia y funcionamiento” del producto y critica que no se hicieran previsiones razonables y razonadas de la posible evolución. “El contrato era denso y difícilmente legible”, señala la sentencia. En resumen, Caixa Catalunya –concluye- hizo una “clara dejación de sus obligaciones”.

“En un contrato de adhesión como el de marras y con una clientela de nula formación financiera, el banco tiene una posición de superioridad, como señala el fallo, por lo que debería haber extremar las obligaciones de información”, señala Navas.

El fallo también critica que el test de conveniencia concluyera que el nivel de conocimiento financiero de los contratantes era “adecuado” y que tenían “experiencia financiera suficiente para contratar productos de riesgo incluidos los de riesgo de rentabilidad y capital”. La sentencia concluye que los test “en nada reflejan la realidad del cliente”. Más bien cree que se trata de un test precontestado dado a firmar al cliente. “¿Cómo van a tener experiencia en productos complejos si tienen nulos conocimientos financieros y el obvio que son clientes de producto sin riesgo?”, se pregunta Navas.

El socio-director de navascusi.com lamenta que Caixa Catalunya se escude en la solución del arbitraje y afirma que muchos fueron rechazados en la vía arbitral y “buscan en la justicia ordinaria el resarcimiento de la injusticia cometida”

La sentencia concluye anulando la colocación de las preferentes obligando a Caixa Catalunya a devolver los 130.000€ invertidos y a la familia a devolver los 18.463,94€ de intereses recibidos. “Las aguas vuelven a su cauce; la justicia a veces es lenta, pero siempre es inexorable”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + Ocho =