El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, en su primera entrevista como miembro del Gobierno de España,en el Objetivo de La Sexta, reconoce que  “Me gustaría poder volver a discutir con el señor Junqueras en el debate político”.

A Borrell le  gustaría que Junqueras, aunque es una decisión que corresponde a los tribunales, y otros estuvieran en condiciones de participar en el debate político”. Para el ministro, del líder de ERC, “tengo el reconocimiento de alguien que ha asumido su responsabilidad”.

A su juicio, en Cataluña “estamos al borde de un enfrentamiento civil” y, por ello, considera Borrell que es el momento de rebajar la tensión.

Propaganda soberanista

El titular de Exteriores asegura en la entrevista con Ana Pastor que  “He visto cómo el prestigio de España ha caído por la propaganda soberanista” . Desde el punto del ministro, “No puede ser que Arrimadas no pueda dar una conferencia en Vic. No puede ser.”

El nuevo miembro del Gobierno, afirma que “No sé por qué Puigdemont me llama ultra. Cataluña es plural” y destaca que “Leyendo el libro del señor Torra,  es preocupante, porque desde su punto de vista Cataluña es una colonia ocupada militarmente desde el siglo XVIII. Y aspira a lo de Kósovo y que ayude a la comunidad internacional a intervenir. No creo que sepa lo que pasó en kósovo.”, destaca.

A pesar de su punto de vista sobre la crisis soberanista, Borrell insiste en que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se tiene que ver con Quim Torra, “naturalmente hay que rebajar la tensión” y, desde su punto de vista, “levantar el control financiero es una muestra de voluntad”. Lo    que sí tiene claro es que: “Las heridas hay que curarlas antes de cerrarlas. No quiero ser el pim, Pam, pum de esta crisis soberanista”

La primera obligación del Gobierno, a su juicio, es mantener la integridad territorial del Estado.

Borrell insiste en seguir los cauces al diálogo dentro del respeto a la Constitución y a la legalidad. Eso sí, también considera que para ello hay que “ encontrar alguien con quien dialogar”.

Borrell necesitó varias horas para dar el sí a Pedro Sánchez

En esta primera entrevista como titular de Exteriores, Borrell insiste en que “No soy ministro de asuntos catalanes, pero una de las causas por las que he decidido aceptar el ofrecimiento del presidente Sánchez responde a que “he visto como el prestigio de España había caído, acusándonos de  que somos el franquismo revivido, donde los jueces los nombra el Gobierno, y eso me dio pena y pensé que hay que dar una respuesta a eso”.

El ministro insiste en que “España hoy  no es Felipe II revivido, no lo es”.

Más mujeres

El que fuera presidente del Parlamento Europeo reconoce que en su ministerio “Voy a nombrar mujeres, pero porque son competentes y capaces para el puesto que tienen que desempeñar”. Aún, sin embargo, no ha dado nombres, “porque aún no está cerrada la quiniela”.

No estaba en sus planes 22 años después  entrar en el Gobierno de España. Cuando recibió la llamada del presidente, según reconoce,  “estaba andando por un maravilloso rincón de la Toscana”.

Borrell necesitó varias horas para dar el sí a Pedro Sánchez, según él mismo confirma en esta entrevista en La Sexta.

En las próximas semanas, ya como máximo responsable de la política exterior en España, acampañará los Reyes a la reunión con Donald Trump en EEUU.

Pendiente también de que, como manda la tradición, “el primer viaje del presidente del Gobierno será Marruecos, aunque a las puertas del Ramadán  la vida allí es complicada y tendremos que esperar a ver la agenda del Rey de Marruecos”.

Con respecto a Venezuela, Borrell, considera que el Gobierno con su política “no me situaría en el hemsferio González o Zapatero. Pero los problemas políticos hay que resolverlos dialogando”.

El Gobierno tendrá su propia posición con Venezuela, aunque Borrell reconoce en honor a Rodríguez Zapatero que  “Cuando uno se pone a mediar siempre le critican”.

Las ONG´s están muy expectantes con el nuevo Gobierno tras un recorte del presupuesto del  73% con el anterior Gobierno. ASí Borrell reconoce que “Será uno de los temas más importantes de este ministerio: la cooperación”.

Desde el punto de vista del ministro, “España puede jugar un papel fundamental en la ayuda al desarrollo”. “Somos el país más desarrollado institucionalmente hablando”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Juzgado prohíbe la difusión del video con imágenes “robadas” de Junqueras en la cárcel
Artículo siguienteLos dioses se olvidan de Fernando Alonso… y de los espectadores
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. Este sr. dice “en Catalunya estamos al borde de un enfrentamiento civil” cuando no tiene ni idea de lo que pasa en Catalunya o, mejor dicho, no quiere tener ni idea pq, si hay algun tipo de violencia, es generado por los grupos con los que él se manifiesta, siempre que ha habido violencia ha sido después de una manifestación de SCC, el grupo de extrema derecha, en donde este sr. ha participado y donde ha declarado que Catalunya se tiene que desinfectar. Supongo que por eso el siempre debe de haber vivido en Madrid. Ah, y en su pueblo no es que sea una persona muy grata que digamos o sea que a dar lecciones a su casa pq aquí no tiene predicamento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − doce =