La primera línea de investigación que maneja la policía en estos momentos para desvelar las causas que originaron las avalanchas masivas que, de forma intermitente y en distintos puntos del centro de Sevilla, se produjeron durante la Madrugá de Semana Santa se centra en la hipótesis de que un grupo indeterminado de alborotadores concertó previamente boicotear la noche más grande de la capital andaluza.

La policía tiene la certeza de que poco después de las cuatro de la madrugada se produjeron avalanchas múltiples y descontroladas hasta en ocho puntos diferentes de la ciudad andaluza, de ahí que la hipótesis de la premeditación sea la principal línea de investigación.

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, se reúne este lunes por la tarde con el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla y con los hermanos mayores de las seis hermandades que procesionan en la madrugada del Viernes Santo –el Silencio, Gran Poder, la Macarena, el Calvario, Esperanza de Triana y los Gitanos–, para analizar los incidentes de la Madrugá, que volvieron a reeditar los vividos la misma noche del año 2000, cuando se produjeron carreras y situaciones de pánico en distintos puntos del recorrido durante la noche.

El alcalde de Sevilla quiere agradecer a las hermandades su comportamiento “ejemplar” ante estos incidentes. Esta cita servirá también para empezar a planificar ya el plan de seguridad del próximo año, con el objetivo prioritario de que no se produzcan de nuevo estas situaciones de pánico que han emborronado la que venía a ser una Semana Santa brillante y completa, tanto a nivel religioso como turístico. El Ayuntamiento quiere que nada empañe de nuevo la Semana Santa de Sevilla y para ello tiene previsto ejecutar medidas drásticas que antepongan la seguridad a cualquier otra condición.

Un abogado, ex juez condenado por prevaricación y dirigente de VOX se ofrece a representar “gratis” a todos los afectados

Al margen de los ocho detenidos durante la madrugada del Jueves Santo, que aún no son considerados necesariamente actores principales de los actos vandálicos que derivaron en avalanchas múltiples –con un centenar de heridos de diversa consideración y dos graves que aún continúan hospitalizados tras sufrir un traumatismo craneoencefálico y una operación de cadera–, la policía da cada vez más peso a la probabilidad de que existiera un plan preconcebido para boicotear la famosa Madrugá sevillana, ya que los investigadores han contabilizado hasta ocho puntos concretos desde donde partieron las avalanchas incontroladas de la muchedumbre.

Por ello, los investigadores están recabando todo el material audiovisual disponible para concretar qué sucedió y dónde dieron comienzo exactamente las carreras.

Tres de los ocho detenidos, precisamente los que contaban con antecedentes penales por delitos comunes, ya están en prisión preventiva tras acogerse ante el juez a su derecho a no declarar. El resto fue puesto en libertad con cargos.

Estos tres individuos, todos ellos sevillanos, están acusados de desórdenes públicos agravados. A todos ellos se les requisaron unas barras metálicas, procedentes de las habituales sillitas plegables, con las que presuntamente provocaban ruido para supuestamente generar las carreras incontroladas de la multitud congregada en la capital andaluza, que registraba un lleno histórico de ocupación hotelera. Los tres fueron detenidos por agentes de la policía menos de una hora después de que se iniciaran las primeras avalanchas, en una zona habitual de botellón como es la calle Arjona.

Previamente, el primero de los ocho detenidos esa madrugada en Sevilla es un individuo de nacionalidad senegalesa, que aproximadamente a las 3.30 horas de la noche fue arrestado en evidente estado de embriaguez proclamando reiteradamente “Alá es grande” durante el paso de la hermandad de la Esperanza de Triana a la altura de la calle Reyes Católicos. Este altercado no causó ninguna avalancha, ya que éstas comenzaron a producirse media hora después.

Tras una comparecencia urgente en el juzgado de guardia, la fiscalía ha solicitado para él una multa de cuatro meses, a razón de seis euros al día, por un delito contra los sentimientos religiosos.

También hay que sumar el fallecimiento de un nazareno del Gran Poder, que se encontró indispuesto cuando daba comienzo la estación de penitencia, pero su muerte no está relacionada con los sucesos de esta Madrugá en Sevilla.

Mientras tanto, dos jóvenes de 18 y 17 años han denunciado haber sufrido amenazas tras ser señalados en las redes sociales como autores de los altercados, aunque la Policía no tiene ninguna eviencia de su participación en los hechos. La denuncia, adelantada por Efe, fue presentada en la Policía Nacional de la localidad sevillana de Dos Hermanas, donde se personaron los dos jóvenes, uno de ellos acompañado por su madre al ser menor de edad.

Por su parte, el abogado Francisco Serrano se ha ofrecido a representar de manera “gratuita” a todas aquellas personas que hayan resultado afectadas por los incidentes de la Madrugá. Serrano, candidato de VOX en las elecciones andaluzas de 2015 y exjuez condenado a dos años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un delito de prevaricación culposa por alterar el turno de custodia de un menor para que asistiese a una procesión de la Semana Santa de Sevilla, asegura que una veintena de afectados ya se han interesado por sus servicios en el caso que investiga el juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. No se denunciaron robos o sustracciones de objetos y dinero durante esas avalanchas? tengo una obra del siglo xix donde un grupo de ladrones provocaban altercados en reuniones multitudinarias aprovechando la confusión para desvalijar a los ciudadanos. . Como se publica que varios de losdetenidos tienen antecedentes penales….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =