La diputada de Podemos Libertad Benítez, durante su intervención parlamentaria.

Los madres y padres de alumnos de colegios públicos de Andalucía que comenzaron el pasado abril a movilizarse para reclamar a las autoridades autonómicas la implantación de un inexistente sistema de climatización sostenible en los colegios de la comunidad nunca podían llegar a pensar que el Parlamento de Andalucía daría sólo meses después su visto bueno a una proposición de ley de bioclimatización sostenible de los 6.000 edificios públicos existentes en Andalucía, iniciativa impulsada y presentada por el grupo Podemos. Por 62 votos a favor y 47 en contra (los de la bancada socialista), el Parlamento andaluz ha dado su visto bueno a la toma en consideración de la Proposición de Ley para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces mediante técnicas bioclimáticas y uso de energías renovables.

La unión de toda la oposición a la iniciativa impulsada por Podemos desacredita el plan de ventiladores de la Junta

Los edificios dedicados a la enseñanza son los únicos públicos que no cuentan con sistemas de refrigeración, pese a las elevadas temperaturas que se alcanzan durante muchos meses del curso escolar.

El Ejecutivo socialista de Susana Díaz ha pasado de negar la mayor a aceptar una dura realidad que, con protestas multitudinarias en las calles de Andalucía en los últimos meses protagonizadas por alumnos, profesores y madres y padres, ha puesto sobre la mesa de los políticos en los últimos meses un problema evidente de la comunidad educativa, cansada de pasar frío en invierno y calor en verano en unas aulas no acondicionadas para las clases en pleno siglo veintiuno.

Los parcheos parciales de la Administración autonómica, que este verano realizó obras de urgencia, y de manera incompleta, sólo en el 1% del total de los colegios andaluces, y la promesa inconcreta de seguir abordando el problema este 2018 con un presupuesto aprobado de diez millones de euros, una cantidad que apenas dará cobertura al 3% de los centros escolares de Andalucía, no han servido para callar el descontento de las Ampas, agrupadas en Sevilla y provincia en la campaña ‘Escuelas de calor. Aulas sí, saunas no’, cuyos representantes han estado presentes este miércoles en el Parlamento andaluz durante el debate de la proposición de ley de Podemos.

Representantes de las Ampas agrupadas en el movimiento Escuelas de calor, impulsora de la iniciativa de Podemos.

Las Ampas han mostrado su apoyo a la iniciativa parlamentaria de Podemos y han recordado que sólo buscan con sus reivindicaciones el bienestar de los alumnos andaluces, sin ningún interés partidista de por medio. “Desde que Escuelas de Calor inició su andadura allá por la primavera de 2017, no ha cesado de poner de manifiesto las deficientes condiciones en que se encuentran los colegios e institutos andaluces, neveras en invierno y saunas en verano”, subraya el colectivo en una nota, y recuerda que sólo gracias a estas movilizaciones “todos los partidos políticos han metido este asunto en su agenda política, aunque no todos al mismo nivel”.

La diputada de Podemos Libertad Benítez ha agradecido al movimiento Escuelas de calor el esfuerzo realizado y haber puesto sobre la mesa de los políticos esta necesidad estructural de la educación pública andaluza. “Han sido el faro en medio de esta oscuridad partidista”, ha apuntado Benítez, que ha acusado al PSOE de ser “unas cadenas para Andalucía” y de no poder soportar la idea de haber “perdido” la iniciativa parlamentaria de la bioclimatización impulsada decisivamente por el grupo Podemos gracias a la “audacia política” de su portavoz, Teresa Rodríguez, que “rápidamente” vio la necesidad de abanderar estas reclamaciones ciudadanas.

Mientras tanto, la diputada del PSOE Adela Segura ha acusado sin éxito de “oportunismo” la iniciativa parlamentaria de Podemos, que ha recibido finalmente el respaldo del resto de la Cámara autonómica: PP, Ciudadanos e Izquierda Unida.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Con esta ley y con la ultima de las hipotecas se ve de que pata cojean los “socialistos”…….menos mal que està PODEMOS.

  2. Me alegro por los infantes andaluces.
    Y que rio de los socialistos esos (quizas son los mismos del timo de los 870 millones)
    Enhorabuena desde Catalunya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 4 =