Beber para crear, leer para creer

0

Cabecera_resenas_Viaje_Spring

La escritora y crítica literaria Olivia Laing creció entre familiares alcohólicos. Un buen día se plantó y decidió indagar en las raíces profundas de esta feroz enfermedad que destruye hogares, vidas y sentimientos. Para ello se echó la mochila al hombro y emprendió un viaje por los Estados Unidos que recorrieron en un momento u otro de sus vidas seis famosos escritores compatriotas que compartían la afición extrema por el alcohol mientras componían algunas de las obras más importantes de la literatura universal del pasado siglo XX.

Francis Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Tennessee Williams, John Berryman, John Cheever y Raymond Carver escribían empapados en alcohol. Quizá por ello escribieron verdaderas maravillas, o quizá por culpa de ello no pudieron escribir obras aún más grandes. Quién sabe.

Laing ha escrito El viaje a Echo Spring (Ático de los Libros) para intentar resolver las dudas sobre por qué beben los escritores. Y no deja de ser cierto que ha hallado lugares comunes a todos ellos. Sin ir más lejos, la también crítica literaria está convencida de que esa fuerza misteriosa que empuja a muchos escritores al alcoholismo es la vinculación entre líquido y purificación. Pese a que siempre son devastadores los efectos que conlleva este maridaje, todos ellos recurrieron a la bebida como complemento a sus aventuras, suicidios, muertes, divorcios y otras tragedias personales. Cómo si no, se podrían haber escritos maravillas como El Gran Gatsby, Por quién doblan las campanas, Un tranvía llamado deseo, El nadador, París era una fiesta y un largo etcétera.

Y algo de lo más cautivador de este libro es el mapa topográfico que Laing configura en torno a estos seis escritores y sus idas y venidas por un país inmenso y también inundado históricamente en alcohol de alta graduación.

autor_resumen_libros_Olivia_Laing

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − cinco =