Bayer y Monsanto han anunciado hoy la firma de un acuerdo definitivo de fusión en virtud del cual Bayer adquirirá Monsanto a cambio de 128 dólares por acción en efectivo. El acuerdo fue aprobado por unanimidad por el consejo de administración de Monsanto y los consejos de dirección y supervisión de Bayer. La oferta representa una prima del 44 por ciento con respecto a la cotización de cierre de las acciones de Monsanto del 9 de mayo de 2016, día anterior a la primera propuesta presentada por escrito a Monsanto.

«Nos complace anunciar la fusión de nuestras dos grandes empresas, lo que supondrá un enorme paso adelante para nuestra área de agricultura y reforzará la posición de liderazgo de Bayer como empresa centrada en ciencias de la vida impulsada por la innovación con posiciones de liderazgo en sus segmentos clave, y aportará un valor sustancial a accionistas, clientes, empleados y la sociedad en su conjunto», manifestó Werner Baumann, presidente del Consejo de Dirección de Bayer AG.

Se materializa la visión compartida de una oferta integral para la agricultura que suministre mejores soluciones a los agricultores y cree un motor de innovación líder para la agricultura de nueva generación .

Bayer ofrece 128 dólares por acción en efectivo, lo que supone una prima del 44 por ciento para los accionistas de Monsanto y un valor añadido de 66.000 millones de dólares.

Además, se insiste desde la química alemana, reación significativa de valor con unas sinergias anuales esperadas de aproximadamente 1500 millones de dólares tras los tres primeros años y sinergias adicionales provenientes de las soluciones integradas en años futuros Igualmente esperan que esperan que la fusión aporte a los accionistas de Bayer un aumento porcentual del beneficio depurado por acción (BPA) depurado en el primer ejercicio tras el cierre de la operación y de dos dígitos en el tercer ejercicio.

Y también se ha expresado la intención de conservar una fuerte presencia en EE.UU. con la sede del área de Semillas y Rasgos (Traits) y la sede comercial para Norteamérica del negocio conjunto en San Luis (Misuri, EE.UU.)

“La oferta más atractiva”

«El anuncio de hoy da testimonio de todo lo que hemos conseguido y del valor que hemos creado en Monsanto para nuestros accionistas. Estamos convencidos de que la fusión con Bayer constituye la oferta más atractiva para nuestros accionistas, y la modalidad de pago en efectivo aporta el mayor grado de certidumbre», manifestó Hugh Grant, presidente y director general de Monsanto.

Mejores soluciones para los agricultores

Con la transacción se fusionan dos negocios diferentes pero altamente complementarios. El negocio conjunto sacará partido del liderazgo de Monsanto en el ámbito de semillas y rasgos (traits) y de su plataforma Climate Corporation por una parte, y del amplio abanico de productos de protección de cultivos de Bayer para un extenso número de indicaciones y cultivos en todas las zonas geográficas clave por la otra. Como resultado, los agricultores se beneficiarán de una amplia gama de soluciones para satisfacer sus necesidades presentes y futuras, entre las que se contarán mejores soluciones en semillas y rasgos (traits), agricultura digital y protección de cultivos.

La fusión también aunará la capacidad de innovación y las plataformas tecnológicas líderes de I+D de ambas empresas, con un presupuesto anual pro forma de 2500 millones de euros aproximadamente. A medio-largo plazo el negocio conjunto suministrará a los clientes soluciones innovadoras y una gama de productos optimizada sobre la base de hallazgos analíticos agronómicos y sustentada por aplicaciones de agricultura digital. Se espera que todo esto redunde en significativos beneficios de manera sostenida para los agricultores, que abarcarán desde un mejor abastecimiento y comodidad hasta un mayor rendimiento, una mayor sostenibilidad y protección medioambiental.

«El sector agrícola se enfrenta a uno de los mayores retos de nuestra era: cómo alimentar a 3000 millones de personas más en 2050 de una forma sostenible para el medio ambiente. Ambas empresas están convencidas de que este desafío requiere un nuevo enfoque que integre de forma más sistemática los conocimientos expertos en semillas, rasgos (traits) y protección de cultivos —productos biológicos inclusive— con un fuerte compromiso con la innovación y las prácticas agrícolas sostenibles», manifestó Liam Condon, miembro del Consejo de Dirección de Bayer AG y jefe de la división Crop Science.

«Estamos entrando en una nueva era en el sector agrícola, marcada por desafíos significativos y que requiere nuevas soluciones y tecnologías sostenibles que permitan a los agricultores producir más con menos. La fusión con Bayer aportará justamente eso: un motor de innovación que aunará la cartera de productos para la protección de cultivos de Bayer con nuestras innovadoreas semillas y rasgos (traits) y nuestras plataformas de agricultura digital para ayudar a los agricultores a superar los obstáculos del mañana. Juntas, Monsanto y Bayer aprovecharán una tradición que es motivo de orgullo y los respectivos historiales de innovación en el sector agrícola para suministrar un amplio y más diversificado abanico de soluciones a los agricultores», declaró Grant.

Generación de valor

La facturación pro forma del negocio conjunto ascendió a 23.000 millones de euros en el ejercicio 2015. La empresa conjunta estará bien situada para operar en el sector agrícola, que tiene un potencial significativo de crecimiento a largo plazo. Además del atractivo potencial de generación de valor a largo plazo, Bayer espera que la transacción aporte a sus accionistas un incremento del beneficio depurado por acción (BPA) en el primer ejercicio completo tras el cierre de la operación y de un incremento porcentual de dos dígitos en el tercer ejercicio. Bayer ha confirmado sus proyecciones con respecto a la facturación y las sinergias de costos en due diligence y espera una contribución anual al EBITDA de las sinergias totales de aproximadamente 1500 millones de dólares después del tercer año más sinergias adicionales provenientes de las soluciones integradas en años futuros.

Financiación y condiciones para el cierre de la operación

Bayer pretende financiar la transacción con una combinación de deuda y capital propio. Se espera obtener la parte de capital propio, que ascenderá a aproximadamente 19.000 millones de dólares, a través de la emisión de bonos obligatoriamente convertibles y de derechos con derechos de suscripción. BofA Merrill Lynch, Credit Suisse, Goldman Sachs, HSBC y JP Morgan, por su parte, se han comprometido a aportar una financiación puente por valor de 57.000 millones de dólares.

Bayer cuenta con un sólido historial de reducción disciplinada de la deuda tras grandes adquisiciones y cree que el fuerte flujo de efectivo del negocio conjunto contribuirá a mejorar su perfil financiero. Bayer espera obtener una calificación crediticia de «apto para inversión» tras el cierre de la operación y aspira a la categoría «A» a largo plazo.

La adquisición está sujeta a las condiciones habituales para el cierre de este tipo de operaciones, entre ellas, la aprobación por parte de los accionistas de Monsanto del acuerdo de fusión y la obtención de los correspondientes permisos de las autoridades competentes. El cierre de la operación se espera para finales de 2017. Las empresas colaborarán con diligencia con las autoridades para garantizar el éxito del cierre de la operación. Además, Bayer se ha comprometido a abonar una penalización de 2000 millones de dólares en caso de renunciar a la compra por no haber obtenido la autorización de las autoridades antimonopolio, medida que subraya su confianza en obtener las autorizaciones necesarias.

Sede central y empleados

La sede central del área de Protección de Cultivos y la sede general de Crop Science estarán en Monheim (Alemania), mientras la sede del área de Semillas y Rasgos y la sede comercial para Norteamérica lo estarán en San Luis (Misuri, EE.UU.), con una fuerte presencia en Durham (Carolina del Norte, EE.UU.), así como en muchos otros lugares en EE.UU. y alrededor del mundo. El área de Agricultura Digital de la empresa conjunta tendrá su sede en San Francisco (California, EE.UU.).

«La fusión conlleva una enorme oportunidad para los empleados, que estarán a la vanguardia de la innovación en el sector. La operación asimismo apuntala el fuerte compromiso de Bayer con los EE.UU., sobre la base de 150 años de historia operando en 25 estados y dando empleo a más de 12.000 personas en el país. Estoy convencido de que Monsanto florecerá como parte de una de las empresas más respetadas y que inspira mayor confianza del mundo», manifestó Baumann.

Bayer cuenta con una vasta experiencia en integrar adquisiciones con éxito desde una perspectiva empresarial, geográfica y cultural, y sigue comprometida con su fuerte cultura de innovación, sostenibilidad y responsabilidad social.

Asesores de la operación

BofA Merrill Lynch y Credit Suisse actúan como asesores financieros principales y bancos estructuradores de Bayer, además de haberse comprometido a financiar la transacción, mientras Rothschild proporcionó asesoría financiera adicional a Bayer. Los asesores jurídicos de Bayer son Sullivan & Cromwell LLP (fusiones y adquisiciones) y Allen & Overy LLP (financiación).

Por su parte, Morgan Stanley & Co. y Ducera Partners actúan como asesores financieros y Wachtell, Lipton, Rosen & Katz como asesor jurídico de Monsanto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + 5 =