La junta local de Seguridad de Barcelona ha decidido aumentar el numero de Policías en las calles, peatonalizar un numero superior de estas y colocar bolados o obstáculos fijos para evitar atentados con atropellos masivos como el del jueves.
Así lo han anunciado en rueda de prensa, tras la reunión mantenida en el Ayuntamiento, presidida por la alcaldesa, Ada Colau, y a la que han asistido el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y el conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn.
En cifras, eso significa el aumento del 10% de las dotaciones de los Mossos d’Esquadra en materia de seguridad ciudadana y un 20%, las de orden público, según ha detallado el conseller Forn. Al despliegue de los Mossos, también hay que sumarle un incremento de dotaciones de la Guardia Urbana.
Ada Colau, ha acordado mantener el nivel 4 sobre 5 de alerta terrorista, según dictaminó Interior anteayer pero aumentar las dotaciones policiales, especialmente en los puntos de más alta concurrencia de la ciudad, lo que implica atracciones turísticas, estaciones y grandes acontecimientos festivos o deportivos, así como el aeropuerto de El Prat.
En la reunión también se ha decidido que se trabajará para mejorar la calidad y la definición de las cámaras de videovigilancia, crear un grupo específico para analizar riesgos, impulsar una nueva sala conjunta de prevención y gestión de emergencias y reforzar la formación en detección de radicalismos y gestión de emergencias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + dos =