El beneficio neto de Popular en 2015 fue de 350 millones €, un 6,1% más que en el ejercicio anterior, cifra que ha batido las previsiones de los analistas. En el último trimestre del año, para cubrir un posible riesgo legal derivado de la potencial eliminación de las cláusulas suelo con efectos retroactivos hasta mayo de 2013, el banco ha considerado prudente dotar, de manera extraordinaria, provisiones por importe de 350 millones €, por lo que el beneficio asciende a 105 millones €.

Los resultados de Popular, basados en el mejor margen de clientes de la banca española, se apoyan una vez más en los ingresos recurrentes propios de la actividad minorista, por los que Popular ha aumentado la contratación de crédito total en 23.411 millones €, un 7,2% más que en el año anterior. Todo ello ha hecho posible que mediante una generación orgánica de capital, Popular haya mejorado su solvencia 161 p.b. hasta alcanzar una ratio CET1 del 13,11% y mantenga un colchón de casi 2.200 millones € respecto a los requerimientos SREP, así como una ratio de cobertura que aumenta hasta el 42,5%.

De la misma forma, el crédito a pymes y autónomos se ha incrementado un 13% y el de particulares un 0,4%. Fruto de esta actividad comercial, el banco continúa ganando cuota de mercado en crédito – pasa del 7,43% al 7,64% – y en depósitos, pasa del 5,71% al 6%.

En relación con la cuenta de resultados, el margen de intereses se sitúa en 2.251 millones €, un 3,4% menos que en 2014, con una aportación del carry trade que en el conjunto del año desciende en 86 millones €, y con un aumento de 102 millones € de los ingresos derivados de la actividad comercial. En comparación con el resto de bancos españoles y a pesar de la elevada competencia y de la complejidad del entorno, el margen de intereses de Popular, es una vez más, el que tiene un mayor peso de los ingresos procedentes de banca minorista.

Las comisiones ascienden a 595 millones €, un 9,1% menos que en el año anterior. Cabe destacar que el banco está haciendo una gestión muy activa de la comercialización de fondos de inversión, que aumentan su saldo en un 21%, lo cual favorece un mayor nivel de ingresos por las comisiones en este capítulo.

Por su parte, el ROF, con 517 millones €, desciende un 37% respecto a 2014. Debido fundamentalmente a ese descenso, el margen bruto se sitúa en 3.431 millones €, un 11,5% menos que en el año pasado. Esta menor contribución del ROF a la cuenta de resultados se ha compensado de dos formas; por una parte, con los ingresos procedentes de la actividad puramente bancaria. En este sentido, es de resaltar que el 83% del margen bruto lo constituyen el margen de intereses y las comisiones y que hace un año, esta cifra era del 77%. Por otro lado, la gestión eficiente de los costes, uno de los ejes sobre los que gira la estrategia del banco: Esta gestión sigue dando buenos resultados, por lo que los gastos de administración se sitúan en 1.604 millones, un 7,1% menos que en el mismo periodo del año anterior, lo cual supone una mejora respecto al objetivo para 2015 de recortar un 5%.

De esta forma, el margen de explotación se ha situado en 1.689 millones €, un 15,7% menos que en 2014. Este último margen de la cuenta de resultados ha aumentado un 8,4% si no se tienen en cuenta los resultados por operaciones financieras y los extraordinarios.

Por último, se confirma la tendencia de los últimos trimestres por la que las dotaciones corrientes se reducen notablemente, hasta alcanzar los 1.265 millones €, un 39,1% menos que en 2014. Tras constituir estas provisiones, el beneficio neto asciende a 350 millones €, un 6,1% más que en el mismo periodo del año anterior, cifra que ha batido el consenso de los analistas. En el último trimestre del año, para cubrir un posible riesgo legal derivado de la potencial eliminación de las cláusulas suelo con efectos retroactivos hasta mayo de 2013, el banco ha considerado prudente dotar, de manera extraordinaria, provisiones por importe de 350 millones €, por lo que el beneficio asciende a 105 millones €.

La nueva contratación de crédito crece un 7,2% y aumenta la cuota de mercado en crédito y depósitos

En relación a la evolución comercial, el crédito nuevo asciende a 23.411 millones €, lo que representa un incremento del 7,2% respecto al ejercicio anterior. En este sentido, cabe destacar el crédito a pymes y autónomos que aumenta un 13% y el de particulares un 0,4%. El banco mejora 21 p.b. su cuota de mercado en créditos, hasta alcanzar el 7,64% y 29 p.b. en depósitos, hasta el 6%.

 

En 2015, el banco ha aumentado un 59% las cuentas de crédito, un 9% el descuento comercial, un 32% el factoring y un 17% el confirming. Asimismo, el leasing ha aumentado un 39% y cabe destacar también que desde la entrada en vigor el pasado mes de octubre de “Tenemos un Plan”, Popular ha aumentado sus clientes vinculados en más de 142.000.

En relación a los recursos de clientes, en el último trimestre de 2015, el banco ha aumentado un 3% el total de recursos respecto al mismo periodo del año anterior y alcanza los 85.421 millones €.

Fuerte ritmo de venta de inmuebles y descenso de la ratio de mora por octavo trimestre consecutivo

En el transcurso del año, el banco ha vendido un total de 2.109 millones € en inmuebles, cifra que supone un 40,3% más que en 2014. Las ventas de suelo en 2015 también han sido muy positivas y han duplicado las del año pasado, alcanzando los 430 millones €. De la misma forma, las ventas mayoristas han evolucionado de forma muy favorable y se han multiplicado por 2,3 respecto al ejercicio anterior. Cabe destacar que el precio de venta está cerca del valor en libros, lo que demuestra que las coberturas existentes son adecuadas.

La ratio de mora desciende por octavo trimestre consecutivo y se sitúa en el 12,86%, 92 p.b. menos que en el año anterior. Las entradas brutas en mora presentan una tendencia decreciente a lo largo del año y se reducen un 33,38% respecto al mismo periodo del año anterior.

 

Solvencia y liquidez

 

A cierre de 2015, la ratio CET1 de Popular se sitúa en el 13,11%, 161 p.b. más

que en 2014. La ratio CET1 fully loaded proforma alcanza el 10,86%, lo que supone 48 p.b. más que el año anterior. Por su parte, la ratio de apalancamiento fully loaded proforma alcanza el 6,07%. Cabe destacar que la ratio CET1 del banco se sitúa muy por encima, en concreto 286 p.b., de los requerimientos regulatorios SREP del 10,25%.

Popular ha alcanzado esta ratio de capital por sus propios medios, con un modelo de negocio vinculado principalmente a las empresas, sin recibir ayudas públicas y sin traspasar activos inmobiliarios a la Sareb.

La ratio LTD ha disminuido 64,7 puntos porcentuales desde 2008 y se sitúa muy cerca del objetivo del 100%, concretamente en el 109%.

En 2015, Popular ha emitido un importe total de 4.225 millones € a un coste medio del 0,98%. En relación a este importe total, las emisiones más importantes han sido: 650 millones € en deuda senior entre un 74% de inversores internacionales y 3.575 millones € en cédulas con tipos históricamente bajos para el banco.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =