Esta semana el Atlético de Madrid ha podido cerrar, por fin, el fichaje del hispanobrasileño Diego Costa, que regresa al club rojiblanco desde el que se marchó a Inglaterra hace ya más de tres temporadas para enrolarse en las filas del Chelsea. De esta manera, los colchoneros se hacen con uno de los mejores delanteros del mundo a un coste de 55M€ más otros 10 en variables que tendrán que cumplirse a lo largo de los tres años y medio de contrato que ha firmado el jugador, hasta el verano de 2021. Una cantidad exigente que ha obligado al club del Metropolitano a tomarse un tiempo hasta cerrar las negociaciones por el de Lagarto. Y una vez cerradas, toda acometer una siguiente operación, la del mediocentro.

Y en ese mediocentro reaparece la figura del brasileño Fabinho, jugador en las filas del Mónaco por el que el Atlético se mostró especialmente interesado este pasado verano. PSG y Manchester United pugnaron en su momento con el conjunto madrileño para hacerse con los derechos de un futbolista que terminó manteniéndose en su club, al menos durante este primer tramo de temporada. Así lo anunciaba Vadim Vasilyev, vicepresidente del equipo monegasco, a finales de julio, que tras la salida de Mbappé al conjunto de Emery trató de evitar la marcha de Lemar y Fabinho al tiempo que firmaba al belga Youri Tielemans. Y con la imposibilidad de inscribir jugadores, el Atlético tuvo que congelar las negociaciones por el brasileño, acordando que se puedan retomar posturas en la próxima apertura de mercado.

El caso es que la situación de Fabinho es muy similar a la que vivieron el canario Vitolo y el argentino Gaitán antes de recalar en el Atlético de Madrid. El canario estuvo a punto de firmar en 2016, pero el traspaso no se pudo realizar por distintas circunstancias, renovación con el Sevilla incluida. A pesar de ello, el club colchonero realizó un esfuerzo que terminó con la promesa del canario para jugar de rojiblanco a partir de 2017, aunque con la sanción de la FIFA, su llegada se pospone hasta el mes de enero. Y en el caso del argentino, quedó apalabrado en 2015, pero el Benfica le necesitó un año más para jugar la Champions, por lo que su llegada a orillas del Manzanares no se produjo hasta el verano de 2016.

Si bien el PSG de Unay Emery y el Manchester United de José Mourinho apostaron fuerte por Fabinho el pasado verano, el Atlético logró salirse con la suya posponiendo su posible fichaje hasta el mercado invernal, pero otra vez ha salido un fuerte competidor, concretamente la Juventus de Massimiliano Allegri, que también tiene al brasileño en el punto de mira. Todo ello ha supuesto elevar los 25M€ que tenía pactado el Atlético con el Mónaco a principios de verano hasta los 45M€ que se piden hoy día por sus derechos. Y si el jugador se mantuviera en su club, que juega en Champions actualmente y por tanto impide su participación con otro equipo esta campaña, tanto Fabinho como el Atlético están emplazados a acercar posturas nuevamente en el verano de 2018. Simeone pidió al jugador y el club sigue esforzándose para fichar futbolistas del agrado de su técnico, temporada a temporada.

Fabio Henrique Tavares, “Fabinho”, es un mediocentro brasileño en las filas del Mónaco, aunque comenzó su carrera desempeñándose como lateral derecho. Formado en la cantera del Fluminense, dio el salto a Europa fichando por el Río Ave portugués con un contrato de 6 temporadas. Ese primer año fue cedido al Real Madrid Castilla, donde cuajó buenas actuaciones, lo que le llevó a debutar en Primera División el 8 de mayo de 2013, jugando un Real Madrid-Málaga que terminaría con un resultado de 6-2 para los blancos, con un gol del argentino Di María a pase del brasileño. Sin embargo, ante la imposibilidad de progresar en el club merengue, y con sus derechos en manos del Río Ave, el brasileño decidió marcharse al Mónaco, donde juega desde agosto de 2013. Nacido en Campinas, Brasil, cumplirá 24 años el próximo 23 de octubre, y puede que le veamos de rojiblanco en 2018.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − cinco =