París ha vuelto a respirar hondo. Afortunadamente todo ha quedado en un ataque frustrado en el que sólo ha muerto el terrorista.

Esta misma tarde, un hombre de 31 años a bordo de un Renault Megane de color blanco ha embestido de manera deliberada un furgón de la gendarmería en los Campos Elíseos de París sin provocar heridos.

El ataque se ha producido a las 15.45 horas a la altura de la plaza Marigny, en las proximidades del Grand Palais, donde ha sido desplegado un importante operativo policial y los artificieros trabajan sobre el terreno. A consecuencia del choque, el vehículo del atacante, que ha resultado muerto, se ha incendiado.

En el interior del coche se han hallado armas y explosivos. En concreto, una bombona de gas, un kalachnikov y varios cartuchos, según señalan medios franceses, que indican igualmente que el conductor tenía antecedentes policiales y figuraba en los ficheros ‘S’ de los condenados por delitos relacionados con el terrorismo.

La policía ha establecido un amplio perímetro de seguridad y ha pedido a parisinos y turistas evitar la zona. La circulación se ha desviado y la estación de metro Champs-Elysées-Clemenceau cerrada.

La portavoz de la prefectura de policía, Johanna Primevert, ha informado de que los artificieros están procediendo a una operación de desminado y ha confirmado que no ha habido heridos ni entre las fuerzas del orden ni entre la población que se encontraba en ese momento en los Campos Elíseos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cuatro =