La localidad siria de Jan Seijun ha sido víctima de un bombardeo aéreo con elementos químicos que ha acabado con la vida de 80 civiles, 20 de ellos niños, y ha dejado más de 400 heridos.

El ataque se ha producido a las 06:00 horas de la mañana y, según ha revelado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, las personas afectadas -en su mayoría mujeres y niños- por el gas sarín sufrieron problemas respiratorios, vómitos y expulsaban espuma por la boca.

Mientras se investiga que tipo de gas -sarín, cloro, mostaza u otro más mortífero- ha sido el utilizado y quién ha ejecutado esta ofensiva aérea; tanto el Mando General del Ejército sirio como el Ministerio de Defensa ruso han emitido sendos comunicados negado ser los autores de la barbarie. Aunque el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos culpabiliza a Rusia y al Ejército Sirio de lo sucedido.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto celebrar mañana una reunión de carácter urgente para valorar el ataque más grave tras el provocado en Gouta en agosto de 2013 y que a punto estuvo de contar con la intervención militar de Estados Unidos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + ocho =