Este lunes, el autobús de la empresa ALSA que debería haber llegado a Avilés a las 13:25 se estrellaba contra un pilar de cemento de un viaducto en obras en la carretera de circunvalación de Avilés, causando cinco muertos y 15 heridos. Tanto el Ayuntamiento de Avilés como el Gobierno del Principado han decretado una jornada de luto por el siniestro. Ambas administraciones han traslado sus condolencias a las familias. Tanto el presidente del Principado, Javier Fernández, como la alcaldesa, Mariví Monteserín acudieron al hospital y fueron informados de primera mano.

La investigación se centra ahora en averiguar los motivos por los que el conductor del autobús perdió el control del vehículo, una de las hipótesis habla de un posible desvanecimiento del chófer.

Cuatro personas perdieron la vida en el lugar del accidente y una quinta durante el traslado al hospital. El balance de heridos asciende a 15, de los que tres se encuentran en estado crítico y cuatro han sido dados de alta con traumatismo leve. Los fallecidos son M.B.M.H. de 55 años, vecina de Soto del Barco; A.P.T.S de 52 años, vecina de Gijón; S.A.G. de 77 años, vecino de Gijón; A.S.G. de 75 años, vecino de Castrillón; y J.E.M.D. de 58 años, vecino de Gijón. Entre los heridos no hay ningún menor y sus edades oscilan entre los 25 años y los 62 años.

El conductor, que llevaba trabajando siete años como chófer de la compañía, había pasado las pruebas para trabajar y el vehículo tenía todas las revisiones en regla.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 − tres =