En algunas comunidades autónomas los números ya hablan con claridad. En Castilla y León la población envejecida (que supera los 65 años de edad) ya es del 23.68%. Un estudio reciente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) muestra que según todas la previsiones, en el año 2050 el 30% de la población total en España superará los 65 años.

El estudio achaca este envejecimiento de la población a varias causas: por un lado “la mejora en la calidad de vida” y “fundamentalmente los avances en la ciencia médica que se han producido en las últimas décadas”. Según el estudio, en España el envejecimiento de la población se ha visto acelerado de forma especialmente notable: “en menos de 30 años se ha duplicado el número de personas mayores de 65 años”. Un proceso que se ve acentuado por la baja tasa de natalidad que se viene registrando desde hace algunas décadas.

En particular, el estudio del CSIC especifica que esta reducción “se registra en España desde mediados de los años 70”. Y aclara: “En 1975, la cantidad promedio de hijos era de casi 3 por mujer en edad fértil, mientras que actualmente apenas es de 1,2”. Un envejecimiento que se ve especialmente acentuado en el norte de nuestro país, tal y como se puede observar en el mapa a continuación.

(El color más oscuro representa la edad media de los habitantes que supera los 65 años. Interactivo)

 

El caso particular de Castilla y León

La comisión parlamentaria de Igualdad y Familia en Castilla y León ha aprobado por unanimidad la proposición, no de ley, del grupo Podemos sobre envejecimiento activo. La intención de esta proposición es la de mantener la calidad de vida en una región en la que el 23,68% de la población supera los 65 años. 5.000 personas más que hace cinco años, dato que contrasta fuertemente con el polo opuesto de la población: los menores de 15 años han descendido en casi 3.000 personas.

Teniendo en cuenta además que la mayor parte de este segmento de la población vive en zonas rurales, Podemos ha detallado un plan de actuación. En un escrito detallan que pretenden “desarrollar en el medio rural sistemas de participación” para que la población que supera los 65 años pueda “elegir las actividades de envejecimiento activo que deseen para sus municipios”. Una de las principales proposiciones del grupo Podemos es la de “incrementar la oferta de ocio y cultura en los programas de envejecimiento activo”.

El grupo que dirige Pablo Iglesias ha recalcado que la población envejecida suele agruparse en municipios pequeños, rara vez de más de 1.000 habitantes, algo que complica la situación: “los servicios sanitarios, sociales y de ocio apenas llegan” aseguran en su escrito. Y denuncian: “los proyectos de envejecimiento activo llegan a unos 1300 municipios, con unas 6000 actividades anuales de las cuales más del 50% están destinados a promover hábitos saludables y preventivos” de los cuales “tan sólo un 20% al acceso cultural y de ocio”.

Una propuesta que esperan desde Podemos mejore la calidad de vida de las personas mayores de 65 años. Esperan concienciar con su mensaje: “Una idea integral e inclusiva de envejecimiento activo debe ir más allá de lo sanitario y asistencial y sobre todo, debe ser participado de manera amplia por las personas mayores”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + ocho =