Ante la posibilidad de que algunas personas pudieran haber obtenido información privilegiada antes de la venta del Banco Popular por un simbólico euro al Banco de Santander, la diputada Ana Oramas (CC), le pregunta al Ministro de Economía, Luis de Guindos: “¿Esa valoración independiente en qué momento se conoció, cuando se actuó con estos datos? Porque cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) nos suspende para no perjudicar a los accionistas, -como se suspende al Liberbank, que se contagia del pánico del Banco Popular-, aunque éstos inversores al final lo han perdido todo, da la impresión de que hubo gente con información privilegiada”.

Un mes anterior a la venta del Banco popular, De Guindos aseguró que la solvencia de esta entidad bancaria estaba garantizada, así como las autoridades europeas, pero Oramas interpeló al Ministro: “¿Por qué no se suspendieron las operaciones a corto, y por qué no se intervino antes el Banco Popular?”, subrayando la desprotección de los accionistas, que cuestionan seriamente estas actuaciones.

“No voy a hacer opinión sobre este tema, pero sí tengo dudas como la gente normal de este país, que se pregunta qué ha sucedido con el Banco Popular. Este país esta impresionado con lo que ha ocurrido, con lo que se vivió con el Banco de España, con la CNMV, pero, ¿Cuántos fondos retiró la Administración Pública y empresas públicas en tanto por ciento que pudo afectar a esa falta de liquidez en los días anteriores y en las semanas anteriores al Banco Popular?. Esto también tiene que aclararse”, apuntó Oramas hacia De Guindos en el Congreso de los Diputados.

Según la diputada nacionalista en su exposición, aludió a la información de expertos cualificados que declaran que “el problema no estiba en los mecanismos de resolución mencionados, sino en sí han funcionado todos los mecanismos de supervision”. Lo importante es la supervisión estiman desde la teoría, dijo Oramas, argumentando que no ha sido un problema de solvencia, sino de liquidez. “Cambiamos la legislaciones para ejercer controles, se hacen auditorias, y el mismo Banco de España, el Ministro y las autoridades europeas dijeron que el Banco Popular era solvente”, señaló la diputada que recordó lo que sucedió con Bankia, y la Comisión de Investigación de las Cajas de Ahorros que preside en este monento en el Congreso.

“¿Están protegidos los pequeños accionistas en este pais, por las garantias que suponen esa supervision por las autoridades europeas y españolas?”, le espetó Oramas al Ministro de Economía. La diputada ahondó en las consecuencias de la venta del Banco Popular, al señalar que “esto va a costar dinero a este país y a los contibuyentes. El último dato es que van a ir 3.000 trabajadores a la calle, los trabajadores que hicieron ampliación de capital, los pensionistas se quedan sin sus pensiones”, y destacó que “ todo esto tiene un coste, igual que Bankia tuvo un coste para los españoles”.

Al final de su intervención, Ana Oramas (CC), apeló a una reflexión de todas las fuerzas políticas, sobre las fortalezas y debilidades del sistema. Por otra parte, el Gobierno de Canarias retiró 636 millones de euros de cuentas del Banco Popular en los día sprevios a la intervención. Según explicó Javier Armas González, director del Tesoro y de Política Financiera de Canarias, “retiramos una cantidad impotante por prudencia y responsabilidad como custodios de los fondos de la Comunidad de Canarias”, El 2 de junio, Canarias retiró 400 millones de euros, y otros 236 milllones el 5 de junio. En ese día se retiraron 3.000 millones de euros del Banco Popular. En los días previos a la resolución de este banco se retiraron 18.000 millones de euros de las cuentas de clientes públicos y privados del Popular. Esta huida de capitales provocó su posterior intervención de esta entidad bancaria.

Muchos inversores particulares del Banco Popular se han quedado a cero. Esta entidad bancaria fue considerada el banco más solvente del mundo durante muchos años, pero algunos expertos en análisis sistémicos dicen que “los gráficos no mienten”, y la retirada del volumen de capitales días previos a su intervención “hacía sospechar que había gente que tenía información privilegiada”. De todas formas se actuaba sobre un valor que ya valía cero, de un banco que fue comprado por un euro, aclaran otros analistas, que exponen que “al Banco de Santander le supone una buena operación la compra del Banco Popular, para lo que hará una ampliación de capitales de 7.000 millones de euros que tendrá que ser aprobada por la CNMV en el mes próximo de julio”. Esta operación podría convertir al Banco de Santander en la entidad bancaria más importante de España.

Las demandas judiciales por parte de accionistas particulares del Banco Popular se están estudiando a nivel privado, y a nivel colectivo. Algunos, casi 400.000 accionistas y bonistas de este banco, se han sentido traicionados por la gestión de esta entidad, de la que algunas instituciones públicas tuvieron la opción de retirar sus fondos antes del colapso económico, mientras muchas familias hoy lamentan haber perdido su liquidez injustamente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + 1 =