Ana Julia Quezada, tras reconocer que mató al pequeño Gabriel, ha avanzado también que actuó en solitario. La detenida confesó ayer que le dio un golpe en la cabeza con la parte roma de un hacha en la cabeza y luego le asfixió.

Asesorada por una abogada de oficio, la detenida entendió que le beneficiaba confesar

Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, ha reconocido los hechos y que lo hizo sola, según ha explicado a los periodistas su abogada, Beatriz Gámez.

El interrogatorio se ha producido durante más de una hora en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería. Sin embargo, los agentes dudan en estos momentos de la versión que ha dado la pareja de Ángel, padre del pequeño Gabriel, y por ello han trasladado a la detenida a la finca de Rodalquir para realizar una reconstrucción de los hechos, que se produjeron el pasado 27 de febrero. La Guardia Civil también ha encontrado la ropa que el niño llevaba el día del asesinato en un vertedero cercano a la finca de los abuelos paternos, de donde salió aquella tarde, tras la confesión de la acusada.

“Dice que lo ha hecho sola”, ha indicado en declaraciones a los periodistas tras la reconstrucción del crimen en la finca de Rodalquilar donde ocultó el cadáver del hijo de su pareja.

Por ahora, el magistrado instructor del caso contempla la posibilidad de realizar una segunda autopsia, por lo que ha prohibido la incineración del cuerpo del pequeño y sólo ha dado autorización para su entierro.

La Guardia Civil sospechó desde el primer momento de Ana Julia, y pidió a su pareja y padre de Gabriel, Ángel Cruz, que disimulara para continuar con las pesquisas sin levantar sospechas.Durante varios días, el progenitor ha mantenido el tipo, como si nada pasara, con la firme convicción de que tenía a su hijo retenido, pero no muerto.

El último informe de los forenses mantiene la certeza de que Gabriel fue asesinado la misma tarde de su rapto, el pasado 27 de febrero en Las Hortichuelas, cuando salió de casa de su abuela para visitar a unos primos.

Tras el funeral multitudinario de ayer en la catedral de Almería, la familia pidió poder despedir en el cementerio al pequeño en la intimidad.

Los padres del pequeño Gabriel siguen dando un ejemplo de solidaridad, entereza y amor al prójimo a pesar de los duros momentos que están viviendo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Por mi parte prefiero una condena a muerte para casos tan abominables y una ejecución por GARROTE instrumento muy español una estancia breve en prisión para que valla contando los días que le quedan y después una ejecución lenta que sufra es lo que mi corazón pide y si no póngase en la piel de esos padres que jamás podrán olvidar el 27 – 02 – 2018 mientras vivan que por lo menos sepan que el monstro que asesino a su hijo a pagado con su propia vida tal afrenta no hay perdón para las alimañas y pueden votarme mal pero me importa una mierda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 1 =