Si más de 1.200.000 personas sufren Alzheimer en España, la enfermedad, sin embargo, arrastra y marca la vida de más de cinco millones. Así se explicaba ayer en la presentación, que tuvo lugar en el Imserso, del estudio “Consecuencias de la enfermedad del Alzheimer en el cuidado familiar”: conciliación de la labor del cuidador y su condición como persona: http://bit.ly/2ri8XKQ .

En la presentación han participado Enrique Ordieres, Presidente de Cinfa, Cheles Cantabrana, Presidenta de CEAFA y Carmen Balfagón, Directora General del Imserso,. Durante su intervención todos han destacado la labor de los cuidadores de personas con Alzheimer.

El estudio refleja la necesidad de poner en valor como personas a los cuidadores de los enfermos de Alzheimer y otras demencias.

El conocer la situación personal, social, económica y laboral del cuidador de una persona con Alzheimer para articular las propuestas que le permitan conciliar su dimensión como cuidador y su vida personal, es el objetivo que persigue el estudio Consecuencias de la enfermedad de Alzheimer en el cuidador familiar”. Documento que se ha presentado hoy en la sede del Imserso en Madrid y que ha sido realizado por la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) con la colaboración de Cinfa y que se ha entregado a la Directora General del Imserso, como contribución de CEAFA al Grupo Estatal de Demencias, encargado de la elaboración de la futura Política de Estado/Plan Nacional de Alzheimer.

Este estudio refleja la necesidad de poner en valor como personas a los cuidadores de los enfermos de Alzheimer y otras demencias.

Cuando se habla de Alzheimer las miradas se centran fundamentalmente en el paciente, en la persona diagnosticada, en los aspectos socio-sanitarios vinculados y en la investigación biomédica. Pero el Alzheimer no sólo incide sobre el paciente; lo hace también sobre el cuidador familiar que está también afectado y presenta síntomas o déficits asociados directamente a la propia tarea del hecho de cuidar.

Tras la elaboración del estudio, CEAFA ha presentado 78 propuestas que se encuadran en tres epígrafes: el primero, centrado en la dimensión del cuidador como persona, articulando propuestas tendentes a visibilizar a la persona por encima del cuidador. En el segundo apartado se desarrollan las propuestas que tienen que ver con el rol de las administraciones públicas y la protección del sistema. Por último, se realizan las propuestas respecto a la magnitud social con el objetivo de comprometer a la sociedad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 10 =