Algunas voces han pedido la renuncia  de Almagro como secretario General de la OEA por sus declaraciones y actitudes injerencistas, especialmente con Venezuela.

El propio Ernesto Guevara escribirá sobre la OEA: “La Corte de los Milagros, es un nombre de leyenda y es también el símbolo de algo donde todas las cosas se transforman, es decir, donde se confunden los conceptos. Y el extraordinario engendro llamado OEA, es precisamente una Corte de los Milagros. Esta Corte de los Milagros, hace valgan igual Chapitas o Tachito, que los gobernantes de los países democráticos; esa Corte de los Milagros hace que los traidores a sus pueblos valgan mucho más que los defensores de la libertad de los suyos. La Corte de los Milagros tiene tales características que nunca deja sin transformar en buena gente a la mala, y en mala a la buena; para ella vale igual también el voto de una minúscula isla o el de un representante de un país de 60 millones de habitantes. No se confundan, no es democracia; para ella vale igual, porque todo está dominado por ese padre generoso y espiritual que es señor de la América: los Estados Unidos. Papá Estados Unidos mueve sus dedos ágiles y, abajo, las marionetas Frondizi, las marionetas Beltrán, se mueven graciosamente con unos movimientos muy bonitos, muy armónicos, que hacen creer que caminaron y hablaron solas. Por eso también a la OEA se le llama “el gran teatro”.”

Fidel Castro en relación al encuentro de la  OEA  en Punta del Este donde participó el Che señalará: “La OEA quedó desenmascarada como lo que es; un ministerio de colonias yankis, una alianza militar, un aparato de represión contra el movimiento de liberación de los pueblos latinoamericanos.”

Otros líderes latinoamericanos como el ex presidente dominicano Juan Bosch dirán en este sentido: “Pienso que la Organización de Estados Americanos hace tiempo que sobra en América. Que es necesario vincular a los países que tenemos una misma unidad histórica, unidad desde varios puntos de vista, como el idiomático. Lo que no podemos es mantener una organización internacional que es, en realidad, tal como dijo Fidel Castro, el ministerio de colonias de los Estados Unidos.”

Debemos recordar que la intervención militar de los Estados Unidos a este país en 1964, con el apoyo directo de la OEA, significó el asesinato de casi 10.000 personas.

“Nosotros los dominicanos sabemos eso, lo padecimos en nuestra propia carne, porque los Estados Unidos invadieron este país en 1965 con la autorización de la OEA, es decir violando su Carta. ¿Por qué lo hicieron? Por qué la OEA no tiene ninguna capacidad para enfrentar en ningún terreno el enorme poderío político norteamericano.

Por lo tanto, mientras  la OEA exista como un instrumento al servicio de los Estados Unidos, tiene que ser repudiada por los pueblos latinoamericanos, no por los gobiernos quienes obedecen otros intereses, sino por los pueblos entre los que no tiene el arraigo que tendría un organismo internacional que coordinara diversas actividades de los pueblos latinoamericanos.” Sentencio Bosch.

Ya no se trata de pedir la renuncia de un Secretario General de la OEA. La OEA en si es un instrumento al servicio del imperialismo norteamericano.  Desde la Internacional Guevarista hacemos un llamamiento a los gobiernos progresistas del continente, como Bolivia, Uruguay, Nicaragua, el Salvador  y próximamente México para que abandonen este organismo intervencionista y asesino.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =