El crecimiento del sector agroalimentario en los últimos años en España ha generado que alcance volúmenes de facturación superiores a los 90.000 millones de euros, lo que supone más del 9% del PIB, según un informe de Randstad.

Actualmente se trata de uno de los sectores más dinamizadores del mercado laboral, con más de 2,4 millones de empleados en España, y unas buenas perspectivas de generación de empleo. Según las previsiones de Randstad, las regiones donde más empleo se creará son Galicia, Cantabria, Castilla y León, Euskadi, Navarra, Aragón, Catalunya, Comunitat Valenciana y Murcia.

En esta línea, entre los profesionales que tendrán más oportunidades a lo largo del año se encuentran los técnicos de calidad y técnicos de laboratorio, principalmente. Se buscan empleados con formación en Ingeniería Agrícola, Biología o Química. El incremento de las exportaciones durante los últimos ejercicios ha motivado que las empresas busquen profesionales orientados a ventas, con capacidad para desarrollar su actividad en varios idiomas. Las regiones donde más empleo se creará hasta final de año se sitúan en la zona norte y este de España.

Ligadas a este sector, la distribución y la logística también se encuentran en un momento de expansión de su negocio, con el consecuente aumento de sus plantillas. En estos casos, la tecnología está jugando un papel determinante, provocando un cambio de tendencia en la adquisición de productos por parte de los consumidores.

El aumento del comercio online ha generado un incremento de oportunidades de empleo en puestos como empaquetadores, mozos de almacén, carretilleros y transportistas, perfiles que ya tenían muy buena acogida en épocas determinadas como Navidad o Rebajas, pero que cada vez se demandan en mayor medida. Asimismo, este comercio electrónico genera nuevas necesidades en el seno de las compañías especializadas, entre las que destacan los teleoperadores y los perfiles de atención al cliente.

Otra de las industrias que supone un motor para el desarrollo económico nacional, y que más oportunidades de empleo ha generado en los últimos años, ha sido el de la automoción. Según Invest in Spain, el sector de la automoción en España genera uno de cada cinco euros de exportaciones y supone el 10% del PIB.

Aragón, Castilla y León, Catalunya y Comunitat Valenciana son las regiones donde este sector tiene mayor incidencia, bien por las compañías internacionales que fabrican diversos modelos de sus vehículos en estas comunidades, o por la fabricación de componentes y piezas, entre otras industrias relacionadas.

Los perfiles demandados, en este campo, abarcan un amplio grado de posibilidades formativas. Los ingenieros, tanto en procesos de calidad como de automoción, seguirán siendo cada vez más cotizados. El proceso de automatización de la industria en general y la aplicación de nuevas tecnologías requiere de profesionales especializados en electrónica, mecánica, mecatrónica y robótica. En estos casos, se buscan tanto perfiles de ingeniería industrial como otros más enfocados a la parte práctica, derivados de Ciclos Formativos especializados.

De igual manera, el análisis y la automatización dependen de otro tipo de ingenieros, como Informáticos o Telecomunicaciones. Por último, los responsables de producto, los auxiliares de automoción y mecánicos en general seguirán teniendo buena acogida en el mercado laboral de las regiones mencionadas.

El turismo ha sido uno de los pilares de la recuperación de las tasas de empleo en España, y la previsión es que siga aumentando su incidencia en el mercado laboral. De hecho, julio de 2016 ha sido el mes con más turistas de la historia de España (9,6 millones, según datos de Frontur), y se suma a los más de 32 millones de turistas del primer semestre del año, otra cifra de récord.

En este sentido, desde Randstad se detecta un crecimiento sostenido en la demanda de profesionales, si bien destacan determinados picos estacionales en puentes, Semana Santa, verano y Navidad. Se prevé un aumento de oportunidades laborales para perfiles relacionados con hostelería, restauración y comercio, principalmente. Hasta final de año, restaurantes y hoteles serán las principales organizaciones que impulsarán el empleo. Randstad detecta mayores oportunidades para camareros, cocineros, agentes telefónicos, promotores y vendedores en tiendas y almacenes.

A pesar de que las actividades derivadas del turismo generan nuevas oportunidades laborales en todas las comunidades autónomas, aquellas que cuentan con mejores previsiones son las regiones insulares (Baleares y Canarias), donde su incidencia seguirá aumentando. Dentro de la Península, destacan Andalucía, Extremadura, Madrid y Cantabria.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − dieciseis =