Adrián Mateos es un joven madrileño que con tan solo 24 años de edad tiene una fortuna de aproximadamente 15 millones de euros. Su fortuna la hizo sobresaliendo en su profesión, el Póker. A los 18 años Adrián decidió dejar la carrera de Economía, para irse a vivir a Londres y dedicarse a las cartas. En el año 2017 se posicionó como el mejor jugador del Póker del mundo, de acuerdo con Global Póker Índex. Este año sigue siendo parte del Top 10 de profesionales.

Una carrera exitosa en poco tiempo

Empezó su carrera a los 16 años, según Adrián, el Póker no es como lo pintan en las películas y la televisión, por el contrario el ranking de profesionales tiende a estar conformado por personas jóvenes con estudios y alto nivel de inteligencia. De acuerdo con Adrián, la accesibilidad que ofrecen los sitios online para jugar han tenido una gran influencia en el tipo de jugadores que hoy se ven en los torneos, ya que son mucho más jóvenes y quizá más preparados. Esto es fácil de comprobar, cuando observamos plataformas como Betfair es, que ofrecen torneos de Póker en línea, video y Texas Holdem, y es que es en este tipo de páginas donde los profesionales empiezan su preparación según Adrián.

A sus 18 años, empezó a participar oficialmente. Tras ser ganar el CNP Madrid y el Póker estrellas, decidió lanzarse por los torneos internacionales y fue allí donde su carrera se disparó. Con tan solo 19 años, fue el ganador de la Serie Mundial de Póker Europea en el año 2013, donde gano su primer millón de euros. El evento transmitido en directo, mostraba a un jugador novato seguro, que logró derrotar al francés Fabrice Soulier. Y Con tan solos 22 años se convirtió en el jugador más joven en ganar tres veces la serie mundial de Póker. Torneos que gano en 2013 en el evento principal No Limit Hold’em, 2016 en el solsticio de verano No Limit Hold’emy 2017 durante el campeonato de Heads Up.

Durante el año 2015, se hizo con el premio del European Póker Tour. El evento que se llevó a cabo en Montecarlo y con el cual se ganó una suma algo superior al millón de euros. Y fue con este triunfo que se convirtió además en el primer español en ganar dicho título. Aun con tantos triunfos y su corta edad, Adrián se mantiene fresco y concentrado. Es el reflejo del trabajo y la dedicación, porque para dedicarse a esta profesión no hace solamente falta suerte, sino que Adrián se dedica a estudiar estrategias, comportamiento e incluso matemáticas. Él afirma que e un juego complejo, donde no basta saber cómo piensa tu rival respecto a su propio juego, sino que tienes que pensar que es lo que el piensa de ti y tu juego, para que así puedas cambiar tu juego a tu favor.

Mientras sigue acumulando triunfos alrededor del mundo, también dedica sus ganancias a invertir. Lo han catalogado como una persona sencilla y el mismo asevera que evita derrochar el dinero. Por el contrario es propietario de una compañía que renta autos de lujo, que ha adquirido con su dinero. Y aunque por ahora su domicilio principal es Londres, se mantiene en la convicción de volver a España algún día junto a su familia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − doce =