ABC confirma lo adelantado por Diario 16 hace un mes: Manos Limpias intentó chantajear a Ana Botí

0

· Pineda: “Tuve que frenar a Bernard para que no presentase una acusación contra la hija de Botín por asesinato de su padre”

El periódico ABC confirmó, este jueves, lo adelantado por Diario 16 el pasado 26 de mayo. Que Miguel Bernard intentó chantajear a Ana Patricia Botín con una supuesta acusación contra ella por asesinato de su padre. Una idea que el “socio” de Bernard, Luis Pineda, se encargó de frenar.

ABC también confirma, en su edición digital, que el jefe de prensa del grupo Santander, Juan Manuel Cendoya, informó a la UDEF, que ya investigaba las actividades de Manos Limpias, de la petición de una entrevista de Miguel Bernard con Ana Patricia Botín para informarla de que “tenía en su poder una carta muy injusta sobre el buen nombre de su persona”. Posteriormente es más concreto y dice: “he tenido conocimiento de un hecho gravísimo que atenta contra la honorabilidad y el buen nombre de su persona”.

Durante el registro de la sede de Manos Limpias, la UDEF encontró, en el ordenador de Bernard, copia de esta carta y copia, también, de un “Borrador de denuncia presunto asesinato de Emilio Botín”. Un documento creado el 19 de mayo de 2015, días antes de pedir la cita con Ana Patricia Botín.

Aunque Bernard indica que los datos obtenidos en torno a este asunto “proceden de un ciudadano anónimo”, la UDEF sospecha que el dirigente de Manos Limpias “fabricó” la denuncia, tal y como se puede desprender del documento, para chantajear a Botín y obtener dinero, a pesar de haber manifestado en todo momento su “buena voluntad para resolver este tema”.

Tal y como adelantó Diario 16, fue Pineda, el “socio” de Bernard, quien “tuvo que frenar, en ocasiones, casos tan disparatados como el del Santander en el que Bernard pretendía presentar una acusación formal contra la hija de Emilio Botín por considerar que había asesinado a su padre”. En esa misma información se dan más detalles sobre el “ciudadano anónimo” que contó los hechos a Bernard, “en un escrito presentado por un loco en donde se vertían graves acusaciones contra Ana Botín. Un escrito firmado ante notario y sobre el cual se exigió su traslado por los graves hechos relatados en el mismo”, según las declaraciones de Pineda ante el juez”.

La presunta extorsión no se llevó a cabo ya que, según Pineda, “logré convencer a Bernard de lo absurdo de esta denuncia”. El Santander era uno de los bancos que se plegó a las exigencias de Pineda, y llegó a pagar un millón de euros a su organización en materia de convenios publicitarios.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + ocho =