Ya en el mes de abril, con ocasión de las antepenúltimas elecciones – no hay que descartar que se celebren unas terceras – escribimos un artículo que titulamos ¿ELECCIONES? SI … PERO AHORA NO. Ya entonces denunciábamos la inadmisible inasunción de responsabilidades por el candidato del PP que, ya siendo entonces el Partido más votado, rechazó en dos ocasiones la responsabilidad de tratar de formar gobierno, pero parece que de la irresponsabilidad … nace la virtud.

Igualmente criticábamos la postura que adoptaba el actorcito Iglesias con aquella salida de pata de ganso autoproclamándose Vicepresidente y otras lindezas, y ya entonces recordábamos la frase de Maquiavelo “Todos ven lo que aparentas, pocos advierten lo que eres” … afortunadamente, con este personaje se empieza a cumplir el dicho de que no se puede engañar a todos, en todo y durante todo el tiempo, y ya el personal se va percatando progresivamente de la catadura moral de este y de sus adláteres.

No merece la pena analizar si la cobardía de unos, el cinismo de otros y la conveniencia de los demás, nos condujo a unas segundas elecciones, en la que se premió la falta de responsabilidad y, por qué no, la incompetencia de algunos del partido gobernante, confirmando la frase de Quevedo, que citábamos en nuestro articulo de “ROBAN … pero hacen“, de “Todos los que parecen estúpidos lo son y, también lo son la mitad de los que no lo parecen“.

Pues transcurridos 8 meses de aquellas elecciones, la vida sigue igual: no hay Gobierno, nuevamente el PP ha obtenido mayoría de votos, insuficientes para formar Gobierno, el matiz diferenciador es que en las primeras elecciones rechazaron aceptar Gobierno, y ahora lo aceptan … con reticencias, pero siempre y cuando POR EL BIEN DE ESPAÑA aceptes un contrato de adhesión de su Programa Político, porque al día de la fecha no han dirigido a los Partidos Políticos, de los que necesita indefectiblemente su apoyo para formar Gobierno, una oferta en la que estén dispuestos a reformar las leyes que impusieron manu militari en la anterior legislatura, ni a modificar el Programa Político que nos ha conducido al desastre social y económico en el que nos encontramos, y del cual hasta reniega la propia gobernanza europea.

Pero ante todo está el interés de España y de los españoles, y resulta que este se ve gravemente afectado porque el PSOE no firma un contrato de adhesión con este Partido Político de corruptos. Y así nos estamos encontrando con una inverosímil campaña abanderada por El País, y periódicos afines al Régimen, al que se han unido algunas voces que más que sorpresa nos causan estupor. Figura que fué tan egregia para el PSOE como Felipe Gonzalez, tras soltarnos eso de que lo único que preside su ánimo es su interés por España – como si el resto careciéramos de ese desinteresado amor -, ha pasado de ser el cura Astete, aquel de Doctores tiene la Iglesia, a ser el abuelo Cebolleta, ignoro si padeciendo el síndrome de hybris que le atribuía Alfonso Guerra o el mal barrio de Salamanca, demostrando lo difícil que puede ser no pensar cómo se vive, para aconsejar al PSOE que debe facilitar la gobernabilidad del País … a cambio de nada, o mejor dicho, por el amor a España perpetuamos esta golfería. Y no contento con tamaña sandez, la amplió ejemplarizando el travestismo político del Sr. Rivera ¡qué pena! … lo que hacen los años … y es que uno empieza a decir tontadas con los escraches y no se sabe cómo se acaba. Como era de esperar, siempre ocurre que cuando se carece de criterio propio se acude al ajeno, a esta algarabía se ha sumado ZP, pero las opiniones de este hace tiempo que son irrelevantes, y algún otro barón y ex baroncito de esos que cada vez que hablan sube el pan.

Es una obviedad que nada es gratis. En política, aquel que quiere gobernar tiene dos opciones: o consigue mayoría absoluta, o si necesita el apoyo de otros grupos parlamentarios tendrá que pactar y ceder con estos, y es evidente que el PP, con su habitual y natural desvergüenza y cinismo, no ha cedido ni ha pactado absolutamente nada. Eso sí, igual que todo facha enarbola como propia la bandera del estado español, estos enarbolan su Gobierno con la bandera y el interés de ESPAÑA, y a la vista de algunas opiniones parece que el asunto cuaja.

Por eso, parece no ya importante sino necesario que el PSOE dirija a estos desvergonzados una oferta programática de cuáles son las exigencias y contrapartidas que debe aceptar el PP para que se abstenga el PSOE. Y las exigencias deben ser concretas y numeradas: concreción de los aspectos de la Reforma Laboral del 2012 que deben ser derogados y rectificados, así como de la Ley de Sanidad, así como de la Ley de Educación, etc. De forma tal que la ciudadanía, exceptuados los imbéciles porque estos no tienen arreglo, tengan plena consciencia y conocimiento de que no se obstruye la gobernanza del país sino que no se ofrece un cheque en blanco para dicha gobernanza, y todo pacto exige concesiones y cesiones … naturalmente estas contrapartidas lo serian para un pacto de investidura, no de gobernabilidad. Una vez investido y formado Gobierno … ya discutiremos en Cortes y Senado cuál es la política que estaríamos dispuestos a soportar de esta tropa, si es que efectivamente llegan a gobernar, porque tienen tal catarata de juicios pendientes por corrupción que dudamos seriamente les quede tiempo material de ejercitar labor de Gobierno alguna.

Y si no se cede a las contrapartidas que se soliciten … no pasa nada, muchos ya nos estamos percatando que el país reacciona mejor sin Gobierno que con Gobierno del PP, así que iremos a unas terceras, o a unas cuartas … hasta que prevalezca el interés de España que tanto proclaman, se bajen de su persistente cinismo y PACTEN.

Por último, aunque ello será objeto de un capitulo independiente, no estaría de más recordarle a alguno de esos baroncitos charlatanes e inoportunos, unas consideraciones de Alfonso Guerra ¡quien me diría a mí que lo fuera a citar! cuando afirmaba “El debilitamiento de las distintas direcciones federales del PSOE se acompaña de un proceso destinado a elevar el papel de las organizaciones territoriales integradas dentro de él y, en particular, el de los más característicos lideres de estas. Como consecuencia de ello, se pierde la capacidad de defender el mismo Proyecto en toda España“. Cuando uno oye al baroncito valenciano o al extremeño, no puede por menos de recordar esta frase que amenaza resultar premoritoria.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + Trece =